diciembre 2, 2022

Cronica

Mundo completo de noticias

La antigua élite maya podría haber sufrido envenenamiento crónico por mercurio

4 min read

Los estudios han encontrado evidencia del uso del metal en sitios en México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador.

por Khaila Gentil

CIUDAD DE BELICE, vie. 7 de octubre de 2022

Un artículo de revisión publicado en la revista Frontiers in Environmental Science reveló que se encontraron altas concentraciones de mercurio en varios sitios que alguna vez estuvieron ocupados por las antiguas civilizaciones mayas, lo que lleva a los expertos a creer que muchos miembros de la élite maya pueden haber sufrido envenenamiento crónico por mercurio.

Los arqueólogos han estado investigando y tratando de comprender la larga historia del uso del mercurio por parte de los antiguos mayas durante bastante tiempo. El cinabrio, un compuesto de mercurio, se usaba a menudo para ceremonias y para decorar artefactos. Según el coautor del estudio, Nicholas Dunning, geólogo de la Universidad de Cincinnati, los antiguos mayas creían que el cinabrio contenía ch’ulel o «fuerza del alma».

“El pigmento rojo brillante del cinabrio era una sustancia invaluable y sagrada…

El artículo de revisión presentó un estudio de toda la literatura relacionada con la investigación realizada en un total de diez sitios en Mesoamérica (México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador). Las muestras de suelo y sedimentos de siete de estos diez sitios mostraron concentraciones de mercurio por encima de lo que se conoce como umbral de efecto tóxico (TET) de 1 parte por millón (ppm). Tikal, por ejemplo, tenía concentraciones de mercurio de hasta 17 ppm. Otros sitios, como Marco Gonzales, ubicado en Ambergris Caye, y Chan b’i, ubicado en el sur de Belice, proporcionaron muestras con niveles casi indetectables.

READ  Cómo encontrar vida en Venus | Ciencias

El efecto en la salud humana

Según el artículo, titulado “Environmental Legacy of Pre-Colombian Mayan Mercury”, la gran cantidad de investigaciones existentes sobre el uso maya del mercurio muestra que la exposición al metal tóxico a través de pinturas cerámicas a base de cinabrio, el uso de cinabrio y mercurio elemental en las actividades rituales y ceremoniales (incluidos los entierros), y la probable filtración de mercurio en los alimentos y el agua, probablemente tuvieron una serie de impactos negativos en la salud.

En el caso de Tikal, la evidencia sugiere que muchos miembros de la élite antigua sufrieron envenenamiento por mercurio debido a una exposición prolongada. Un informe de 2020 encontró que los depósitos de agua de Tikal se habían contaminado con mercurio procedente de la escorrentía de los cementerios ceremoniales. (Se ha descrito que las tumbas de muchos gobernantes estaban cubiertas de polvo de cinabrio). Este puede haber sido uno de los muchos contribuyentes al colapso de la ciudad en el siglo IX.

Se sabe que la exposición crónica al mercurio provoca daños en el sistema nervioso central, los riñones y el hígado, así como síndrome metabólico grave. En particular, se creía que uno de los últimos gobernantes de Tikal durante el período Clásico Terminal, Dark Sun, era «patológicamente obeso» como resultado de dicho síndrome.

Duncan Cook fue el autor principal del artículo de revisión. Después de su publicación, emitió un comunicado en el que señaló que la contaminación por mercurio en el medio ambiente se encuentra generalmente en áreas urbanas contemporáneas y paisajes industriales.

«Descubrir mercurio enterrado en suelos y sedimentos en las antiguas ciudades mayas es difícil de explicar hasta que comencemos a considerar la arqueología de la región que nos dice que los mayas usaron mercurio hace siglos», dijo Cook.

READ  "El metotrexato sigue siendo esencial en las enfermedades inflamatorias"

El descubrimiento más reciente de mercurio en un sitio maya fue en Lamanai, Belice. Debajo de una cancha de pelota, los arqueólogos encontraron un pequeño recipiente que contenía mercurio líquido junto con una pequeña cantidad de polvo de cinabrio. Además, en Caracol, los arqueólogos encontraron un depósito debajo de la estructura A6 que contenía “al menos 664,7 gramos de mercurio elemental junto con otros artefactos”.

Si bien hay décadas de investigación dedicadas a comprender la larga historia del uso del mercurio por parte de los antiguos mayas, todavía hay algunos vacíos en esa investigación. El estudio señala, por ejemplo, que se necesita más información sobre la persistencia ambiental del mercurio, incluidas las consecuencias ambientales, si las hubiere, y el efecto que esto puede tener en los arqueólogos actuales.

También se sabe muy poco sobre cómo, por qué o cuándo los mayas comenzaron a obtener y utilizar el material a base de mercurio, aunque se cree que lo transportaban a lo largo de las rutas comerciales, tal como lo hacían con el jade y la obsidiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.