Cronica

Mundo completo de noticias

Guatemala: Nuevos ataques contra la democracia
Economy

Guatemala: Nuevos ataques contra la democracia

(Washington, DC) – El Fiscal General, el Congreso y la Corte Suprema de Guatemala han tomado nuevas medidas para socavar el estado de derecho y los derechos de los guatemaltecos, la Oficina en Washington para América Latina (WOLA) y Human Rights Watch. Los gobiernos extranjeros, incluidos los de Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina, deben permanecer vigilantes y condenar estos intentos de anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2023 y perseguir a líderes de la oposición y defensores de los derechos humanos.

El 16 de noviembre de 2023, la Fiscalía General de la Nación solicitó 27 órdenes de arresto contra activistas, estudiantes, académicos, defensores de derechos humanos y un miembro del Movimiento Semilla, el partido político del presidente electo Bernardo Arévalo. La oficina también solicitó a la Corte Suprema levantar la inmunidad de Arévalo y de la vicepresidenta electa Karin Herrera para que pudieran ser investigados por presuntamente promover una protesta estudiantil. Mientras tanto, los miembros del Congreso cuyos mandatos finalizan en enero de 2024 rápidamente llamado una nueva Corte Suprema tras un proceso marcado por irregularidades.

“La presión de los grupos indígenas, otros manifestantes callejeros y diplomáticos ha sido fundamental para garantizar que los actores políticos y las instituciones gubernamentales no anulen los resultados de las elecciones”, dijo Juan Pappier, director adjunto para las Américas de Human Rights Watch. «Las últimas maquinaciones del gobierno demuestran la urgente necesidad de un escrutinio internacional continuo y mayor».

Estas decisiones surgen tras una serie de maniobras legales por parte de la Fiscalía General y otros actores para socavar el derecho al voto y perseguir a Arévalo y otros miembros del Movimiento Semilla. Arévalo, candidato anticorrupción, ganó las elecciones presidenciales contra Sandra Torres de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en agosto para un mandato presidencial de cuatro años que comenzaría el 14 de enero de 2024.

READ  Hoy en la historia - KTAR.com

Hasta el 16 de noviembre, cinco de las 27 personas habían sido detenidas, entre ellas la excandidata al Congreso del Movimiento Semilla, Marcela Blanco, así como los académicos Rodolfo Chang Shuma, Eduardo Antonio Velásquez Carrera, Javier De León y Alfredo Enrique Beber. La Fiscalía General acusó a los 27 de «asociación ilegal» y «sedición», entre otros delitos, por participar en protestas mayoritariamente pacíficas contra la elección de 2022 de un rector de la Universidad de San Carlos, la principal universidad pública de Guatemala. Los manifestantes alegaron que las elecciones estuvieron marcadas por irregularidades. Según la ley guatemalteca, los decanos desempeñan papeles importantes en el nombramiento de magistrados y del Fiscal General.

Un levantamiento de la inmunidad de Arévalo y Herrera y otros miembros del Congreso del Movimiento Semilla permitiría a la Fiscalía General de la República investigarlos penalmente por su presunta “promoción” de las manifestaciones en la Universidad de San Carlos a través de las redes sociales y por el presunto uso de la universidad como “plataforma” política. Según la ley guatemalteca, los candidatos y funcionarios electos tienen inmunidad procesal penal.

Por otra parte, el 15 de noviembre, miembros del Congreso llamado nuevos magistrados de la Corte Suprema a partir de una lista corta de candidatos que, según investigaciones por fiscales guatemaltecos independientes, parece haberse formado como resultado de tráfico de influencias y soborno.

Os novos magistrados do Supremo Tribunal substituirão aqueles que foram nomeados em 2014 e cujos mandatos expiraram em 2019. Até agora, o Congresso não tinha conseguido nomear novos juízes devido a alegações de irregularidades, mas nomeou rapidamente os novos juízes dois meses antes de um novo Congresso tomar posesión. .

READ  Brasil alcanza un pésimo hito de 5 lakh de muertes por COVID-19

Entre los 13 magistrados designados se incluyen tres –Oscar Ruperto Cruz, Carlos Humberto Rivera y José Luis de Jesús Samayoa– que fueron investigados por su papel en tráfico de influencias durante el proceso de nominación. También incluyen a Manuel Duarte Barrera, a quien Estados Unidos sancionada por socavar “procesos o instituciones democráticas al abusar de su autoridad para influir y manipular inapropiadamente el nombramiento de jueces para cargos en tribunales superiores”. Según un 2020 informe por la Fiscalía General, varios otros enfrentaron investigaciones penales.

El 15 de noviembre, la actual Corte Suprema dio luz verde a un proceso para levantar la inmunidad penal de un alto miembro del Tribunal Supremo Electoral. Está siendo investigado por negarse a cumplir, en julio, una orden judicial dudosa y aparentemente por motivos políticos de suspender el registro legal del Movimiento Semilla. Días después, el Tribunal Constitucional suspendió la orden judicial, dictaminando que el juez no podía suspender las elecciones del 20 de agosto. El Tribunal Superior Electoral suspendió el registro legal del partido el 2 de noviembre.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobado el 15 de noviembre, una resolución que insta a los poderes judicial, legislativo y ejecutivo de Guatemala a tomar medidas para poner fin a “cualquier acto de intimidación contra las autoridades electorales, el partido Movimiento Semilla [and] los que fueron elegidos”. La OEA ha condenado reiteradamente el “judicialización excesiva”del proceso electoral en Guatemala y llamado a las autoridades que dejen de interferir en las elecciones y respeten la voluntad del pueblo.

Los gobiernos extranjeros, incluidos los de Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina, deberían pedir pública y privadamente al presidente Alejandro Giammattei que condene las acciones del Fiscal General que socavan los derechos políticos de los guatemaltecos, Human Rights Watch y WOLLA.

READ  Post-COVID, artesano de Los Ángeles repara marimbas guatemaltecas

También deberían instar a los actores clave del sector empresarial de Guatemala, incluidos los líderes del Comité Coordinador de Cámaras Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), a hablar a favor de la democracia y el Estado. . de la ley, dijeron las organizaciones.

El 16 de noviembre, el Departamento de Estado de los Estados Unidos Anunciado imponía restricciones de visa a 11 personas procedentes de Guatemala tras “los planes de la Fiscalía General de presentar cargos contra el presidente electo Arévalo y el vicepresidente electo Herrera, así como contra miembros del partido Semilla y otros miembros de la oposición”. .

Los gobiernos extranjeros deberían considerar ampliar las sanciones contra las personas que participan activamente en los esfuerzos por socavar el estado de derecho en Guatemala, incluso examinando la responsabilidad de los empresarios.

“Hay muchos motivos para temer que se intensifiquen los intentos de impedir que Bernardo Arévalo y Karin Herrera asuman sus cargos en enero de 2024”, dijo Ana María Méndez Dardón, directora de WOLA para Centroamérica. “Los gobiernos de América Latina, Europa y Estados Unidos deben seguir tomando medidas concretas para proteger las instituciones democráticas y la voluntad de los guatemaltecos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".