Influencia del coronavirus en enfermedades autoinmunes


Este miércoles 21 de octubre se celebró la XIII edición del Encuentro de la Grupo de enfermedades autoinmunes sistémicas (GEAS), una nueva edición que se adapta a la nueva realidad de la salud, tanto desde el punto de vista educativo, con un perfil completamente online, como en cuanto a su contenido, salpicado de noticias de salud y cómo el coronavirus ha influido en los pacientes con EAS. Un contexto diferente que, según el Coordinador del Grupo de Trabajo GEAS, Patrae a Fanlo, aporta con diferentes valores y deja sobre la mesa dos “realidades indiscutibles”: la necesidad de no descuidar a estos pacientes en una segunda oleada y la El papel “principal” que jugaron los internistas en la epidemia.

La XIII edición del Encuentro del Grupo de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) llega en un formato digital totalmente nuevo. ¿Qué beneficios aporta este nuevo formato a la reunión?

Hace años en el GEAS ya se había planteado la posibilidad de realizar un congreso virtual, pero ahora coronavirus lo hizo posible, incluso si es forzado. Estamos muy contentos con este nuevo formato y esperamos que haya aún más suscriptores que en otras ocasiones. Este formato permite que las personas no tengan que solicitar descansos o congresos para participar, por lo que esperamos que facilite la participación. Probablemente las próximas ediciones serán en formato híbrido.

¿Qué encontrarán los suscriptores en esta edición?


“La telemedicina, en determinadas patologías, facilitará la atención”


El programa incluye las últimas innovaciones terapéuticas y de consenso en enfermedades autoinmunes sistémicas. En el campo del lupus eritematoso sistémico, este año tendremos avances en el tratamiento de la nefropatía. Se han realizado estudios muy prometedores sobre el uso de Belimumab en la nefropatía lúpica, una novedad terapéutica que revolucionará el manejo de estos pacientes. Por otro lado, en el GEAS siempre ha sido muy importante el consenso multidisciplinar, como es el caso de la hipertensión pulmonar. La SEMI y el GEAS han colaborado con otras sociedades científicas como la SEC (Sociedad Española de Cardiología) y la Separ (Sociedad Española de Neumología) para desarrollar un consenso sobre la hipertensión pulmonar, enfermedad que requiere un manejo multidisciplinar para su correcto manejo. En la tabla de Hipertensión Pulmonar, veremos el reflejo de esta colaboración en equipo.

Las colaboraciones internacionales de ponentes que son un referente internacional también son muy importantes para nosotros, este año contamos con Sesa Ozen, especialista en enfermedades autoinflamatorias y Luis Felipe Florez-Suares especialista en vasculitis. Además, el formato virtual facilita el acceso a estos ponentes en otras zonas del mundo, como en este caso Turquía o México. Finalmente, en el contexto de la pandemia del coronavirus Covid-19, era más que necesario que hubiera un espacio dedicado a Covid. Avanzará los resultados de varios estudios llevados a cabo por GEAS como una encuesta para pacientes autoinmunes sobre el impacto de la infección por SARS-COV2.

Los especialistas del futuro, los MIR, juegan un papel muy importante en el GEAS, ¿llegan más preparados para las nuevas tecnologías que están entrando de lleno en la salud?

Para nosotros los residentes son el futuro de la Medicina Interna y las enfermedades autoinmunes, y para nuestras unidades debemos apoyar y fomentar su formación en este ámbito. Nuestros residentes están cada vez más relacionados con las nuevas tecnologías, como las aplicaciones informáticas. En GEAS contamos con una dilatada experiencia en nuevas tecnologías y nuevas aplicaciones, como las que se llevan a cabo para criterios diagnósticos y terapéuticos en enfermedades autoinmunes sistémicas, como la que lleva a cabo la unidad de enfermedades autoinmunes sistémicas el Hospital de Cruces y el Hospital de Son Spases.

Aplicados a los criterios de esclerodermia y capliraoscopia también se realizaron en esta línea, realizados por el Grupo GREC dentro del GEAS. Pero el proyecto más ambicioso y pionero dentro de GEAS es Capigeas. Un proyecto de inteligencia artificial que permite leer capilares y detectar cambios en el fenómeno de Raynaud, Este proyecto fue realizado por Eduardo Ramos, ingeniero informático que creó esta aplicación informática en conjunto con el grupo GREC (Grupo Español de Capilaroscopia), que se incluye como subgrupo dentro del GEAS.

Es precisamente la digitalización de consultas lo que uno de los apartados a los que VirtuGEAS quiere dar más relevancia. ¿Se vio obligada a Medicine a realizar este cambio? ¿O es algo derivado momentáneamente de la situación de salud?

La dignidad de las consultas iba a ser el futuro, pero la pandemia de Covid lo precipitó todo. Algunos de los cambios que se han implementado en el campo de la telemedicina y el teleservicio están aquí para quedarse. Creo que la telemedicina en determinadas patologías, especialmente las más comunes, y en determinados pacientes, especialmente aquellos que se encuentran en situación estable, facilitará la atención de nuestros pacientes con patología autoinmune sistémica.

Una vez más, el GEAS otorga especial importancia al trabajo multidisciplinar entre especialidades en el tratamiento de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (TAS). ¿Es el tratamiento integral el futuro para todo tipo de enfermedades?

Desde ya. Esta ha sido siempre nuestra apuesta y siempre lo será. La coordinación y cooperación con otros servicios es la esencia de nuestras buenas prácticas y más aún en las enfermedades autoinmunes sistémicas. Trabajar en el desarrollo de consensos, participar en comités y promover consultas multidisciplinarias, como las de embarazo de alto riesgo con ginecología y uveítis en oftalmología es nuestra identidad.

Este número, como podría ser diferente, dedica casi un día completo al coronavirus Covid-19. ¿Cómo ha afectado esta nueva enfermedad a los EAG? ¿Se han estudiado suficientemente los efectos a largo plazo de la infección por SARS CoV-2?


“El 80 por ciento de los pacientes de la primera y la segunda ola están siendo tratados por internistas”


Desde GEAS, estuvimos y seguimos en la primera línea de acción en Covid-19. El ochenta por ciento de los pacientes de la primera y la segunda ola están siendo tratados por internistas. Infectólogos e internistas especializados en autoinmunidad trabajan codo con codo con puntos de vista holísticos y complementarios en las fábricas de Covid.

Los internistas del GEAS participaron y siguen participando en el desarrollo de los protocolos Covid de nuestros hospitales y también cuando el La OMS insultó el uso de corticosteroides, los internistas autoinmunes comenzaron a usarlos porque sentimos que la neumonía Covid-19 era una neumonía inflamatoria, secundaria al proceso inflamatorio sistémico relacionado con el síndrome de liberación crítica. Los internistas del GEAS empezaron a utilizar corticoides sin ser aprobados porque su experiencia en enfermedades autoinmunes y fisiopatología era similar a la producida en enfermedades autoinflamatorias. El papel principal de los internistas en esta pandemia es innegable, y el de los internistas especialistas en enfermedades autoinmunes sistémicas es indiscutible.

¿Se ha descuidado el EAS por el desvío de recursos para combatir el coronavirus? ¿Qué efectos tuvo esto para los pacientes?

Es cierto que durante los meses de encierro, los hospitales españoles se transformaron por completo, se suspendió la actividad quirúrgica y hubo que suspender las consultas presenciales. Este impacto en las consultas de gestión y seguimiento de nuestros pacientes. Muchos no fueron evaluados personalmente al programar citas. Algunos, muy pocos, no acudieron a los hospitales de día para vestirse terapias biológicas o antiinflamatorias habían planeado. Recientemente, realizamos un estudio sobre el impacto de la pandemia en pacientes con uveítis asociada a enfermedades sistémicas.

En este estudio, que fue enviado para su publicación en los archivos de la Sociedad Española de Oftalmología, que nos mostró que, si bien en el momento del parto los pacientes habían padecido síntomas sospechosos de Covid, no se realizaron las pruebas diagnósticas relevantes y muchos de ellos no sabían si habían superado o no. Esto nos hace reflexionar que, a pesar de esta segunda ola, debe haber un doble circuito en nuestros hospitales para pacientes codiciosos y no codiciosos y que la actividad ‘no codiciosa’ debe continuar.

Otra lección es que estos pacientes, que son pacientes vulnerables, bajo tratamiento inmunosupresor en la mayoría de los casos, no se han sometido a suficientes pruebas diagnósticas para el cribado de Covid y no se les ha realizado un seguimiento adecuado. Actualmente, nuestros agentes acompañan sus consultas previstas en el unidades de enfermedad autoinmune sistémica tanto en persona como en línea, y los hospitales siguen viniendo durante días para programar tratamientos. No debemos suspender la actividad y, sobre todo, en los pacientes más vulnerables, como los pacientes con enfermedades autoinmunes sistémicas.


Si bien puede contener declaraciones, datos o notas de instituciones o profesionales de la salud, la información contenida en Redacción Médica es editada y elaborada por periodistas. Recomendamos que se consulte al lector sobre cualquier tema relacionado con la salud con un profesional de la salud.

READ  Salud mental y bienestar emocional: cómo puede mejorarlos
Written By
More from Piedad Ocanas

La vida en Venus se tambalea | Ciencias

Representación de la atmósfera de Venus por el Observatorio Europeo Austral (ESO).ESO...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *