Nacionales

Única herramienta para mejorar condiciones económicas

Alfredo Tumax, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Congreso.

 

Para los trabajadores organizados, los pactos colectivos de condiciones de trabajo son buenos y estos no son más que el reflejo de la falta de planes para mejorar las condiciones sociales y económicas de los empleados, asegura el representante del sindicato más grande del Legislativo y que ocupa el cargo de supervisor de conserjes y ujieres.

 

Rodrigo Pérez

rperez@cronica.com.gt

 

¿Cómo ve el que se haya hecho pública la información sobre salarios en el Congreso?

En su momento defendimos que no se hiciera pública y, reiteramos, no por temor a que conocieran nuestros datos, sino por la forma en que pueda ser utilizado por la delincuencia.

 

¿Los pactos colectivos como el del Congreso son buenos y sanos para el país y el Estado? En cuanto a salarios posiblemente no. Los pactos colectivos son el reflejo de la falta de planes para mejorar las condiciones sociales y económicas en todo sentido.

 

Pero hay quienes creen que se negocian muchos privilegios y que eso es malo para las finanzas del Estado. Con anterioridad nuestro país siempre vivió en bonanza; o sea, la situación se prestaba para mejorar las condiciones laborales. En la actualidad, la situación económica se ha venido resquebrajando, pero las consecuencias no son ni de los sindicatos y pactos colectivos, sino son de las malas administraciones que nos han gobernado.

 

¿A veces se negocian pactos colectivos y no se dimensiona el impacto que van a tener en el presupuesto de las instituciones? Cuando el pacto colectivo del Congreso se aprobó en 1999 éramos aproximadamente un poco más de 400 trabajadores, en la actualidad el número ya es conocido –mil 887–. Pero los trabajadores no somos los que contratamos al personal de nuevo ingreso, son las autoridades que dirigen los organismos del Estado.

 

¿Se deben renegociar los pactos colectivos?

Es un tema que tendríamos que ver desde el punto de vista legal.

 

¿Por qué?

Los pactos son la única herramienta para mejorar las condiciones –económicas–, aunque en algún momento se vea malo, desde el punto de vista de nosotros como trabajadores organizados es bueno.

 

Entonces, ¿se pueden renegociar los pactos?

Existe, como reitero, la forma legal, la denuncia de un pacto en el Ministerio de Trabajo, y posteriormente evaluar, entre patrono y trabajadores, los puntos de interés, de conformidad con lo que establece el Código de Trabajo y convenios ratificados por el país.

 

¿Qué estarían ustedes dispuestos a renegociar?

El punto más álgido en este momento es el –aumento anual del– 10 por ciento.

 

¿Hasta qué punto están dispuestos a bajarle a ese 10 por ciento o a eliminarlo?

Eliminarlo no se puede.

 

¿Por qué?

Porque el artículo 106 de la Constitución dice que son derechos mínimos e irrenunciables. En todo caso, lo que podemos hacer es tener un acuerdo entre los trabajadores y el patrono para tratar de buscar una forma escalonada, como lo tienen los maestros, un escalafón por tiempo de servicio, pero en este caso sería desde el punto de vista de incremento salarial.

 

Mas en Nacionales

Jimmy Morales, entre la espada y la pared por reformas

Sin Guatemala, Fiscalías de 11 países investigarán coordinadas escándalo Odebrecht

Congreso de EU transmite ‘apoyo público’ y respaldo a CICIG y MP

EL HOMBRE DEL MURO de Donald Trump, viene a Guatemala

Piden nuevamente que se reactive la pena de muerte

La CICIG y sistema de justicia con frentes complicados y fuertes desafíos

Hijo y hermano del presidente Jimmy Morales con arresto domiciliario

Reformas constitucionales entrampadas en el Congreso

Sectores guatemaltecos respaldan a jefe de Comisión de ONU contra impunidad

Reformas: Empresarios y organizaciones indígenas enfrentados

Jueza intenta ‘montaje judicial’ contra periodista Jose Rubén Zamora

Barcelona KO ayer, el Real Madrid recibe al Nápoles hoy