Opinión

RENZO ROSAL: Caso Stalling: la expresión de un sistema anacrónico.

Renzo Lautaro Rosal

La captura de B. Stalling expresa el acabose de un modelo de justicia dependiente, perverso, cooptado y agotado. Una magistrada del más alto organismo comete ilícitos, es investigada, se resiste a renunciar, después miente y huye. Finalmente es capturada, donde para terminar de ajustar se escondía y vivía disfrazada. Para colmo de males, andaba armada e intentó atacar a los efectivos policiales que iban por ella. Cuando se le conduce a los tribunales, despotrica virulentamente; acusa como muchos de su calaña que su caso es persecución política, cuestiona a la CICIG y desconfía de la justicia nacional.

Este caso no debe leerse como la disfuncionalidad de una operadora de crema y nata, que ha caído desde lo alto. Sus rasgos de conducta, expresiones y prepotencias son las mismas manifestaciones de quienes han considerado la justicia como instrumento al servicio de variados intereses. Una justicia adormecida cuando de intereses colectivos se trata, pero eficiente cuando de obstaculizar resoluciones y casos claves o adecuarse al mejor postor corresponda. Seguramente varios jueces, magistrados y otros abogados en ejercicio se sienten interpretados por esta aún impartidora de justicia. No por gusto fue importante articuladora y manejadora de varios espacios de poder. Aunque en estos días su figura sea desgastada y defenestrada, lo cual debe verse como un paso positivo, no olvidemos que el problema es sistémico.

Las capacidades de reproducción de la institucionalidad cooptada son amplias. El listado de clones tipo Stalling ha de ser grande; incluso jóvenes profesionales del derecho querrán emular ese perfil que a pesar de los riesgos, genera importantes incentivos especialmente económicos. Una pieza pero el tablero en general está contaminado y lleno de otras polillas. Aún resta que este “personaje” pase por el laberinto que ella conoce a la perfección y donde habrá seguidores que por tener igualmente la cola machucada intentarán beneficiarla a cualquier costo. Ese capítulo será aún largo y abrupto. No cantemos victoria.

El mensaje para la Corte Suprema es poderoso desde distintos ángulos. Su actual composición es ampliamente cuestionada, tres de sus integrantes iniciales han salido por la puerta de atrás. Si al final de las cansadas habrá elección de nuevo presidente del OJ, éste llegará en condiciones sumamente frágiles, con la pita corta y con un sinfín de luces de control encima. Otros más podrán seguir el mismo camino que los eliminados del juego. Mientras tanto, el juego de las oscuridades ha recibido en días recientes un anuncio “alentador”: la planilla que gane los cuerpos directivos del Colegio de Abogados, indistintamente cuál sea, será afín al juego de la contención y podrá sumarse a las huestes de la resistencia.

El castillo, otrora fuerte y resistente, hoy es de naipes. Las primeras cartas están cayendo. Las reformas constitucionales representan el punto central. Si pasan, el desarme de las estructuras porosas continuará y la visión de cambios será viable. En caso contrario, se requerirá poner en práctica otras estrategias; el camino será un tanto más complicado, pero el resto del castillo sucio deberá ir cediendo aunque ello implique la ampliación de riesgos.

 

 

Twitter: RosalRenzo

Mas en Opinión

ENFOQUE: Entre bellas Panorámicas… y el dolor del corazón

MARIO ALBERTO CARRERA: ¿Cómo será Guatemala dentro de algunos años?

RENZO ROSAL: Insumos para salir del atolladero

ENFOQUE: Apagón de luz y… ¿apagón de Justicia?

MARIO ALBERTO CARRERA: Todo ficción, todo plástico en Guatemala

José Alfredo Calderón: Una ficción llamada “Guate”…

ENFOQUE: Campañas negras ‘Made in Miami’ o de la TV

ENFOQUE: Mis recuerdos con Rubén Amorín Matos

ENFOQUE: Prensa, impunidad y lucha contra la corrupción

JOSE ALFREDO CALDERÓN: De historia y resignación endémica en Xibalbá

DANILO ARBILLA: Coctel brasileño

ENFOQUE: Jimmy Morales transmite debilidad