Politica

Mujeres en cargos públicos: Asignatura pendiente

A pesar de que en Guatemala ya hay mujeres que desempeñan puestos públicos, el avance aún es incipiente y deja mucho que desear en cuanto a paridad de género se refiere. Históricamente, la participación femenina en la administración del Estado ha sido marginal.

Marcela Marroquín Cabrera

mmarroquin@cronica.com.gt

Para las mujeres participar en política, ejercer cargos de elección popular u ocupar puestos de dirección en el Estado no solo es difícil y una práctica poco común en nuestra sociedad, sino, además, es un camino empedrado y lleno de espinas.

Participar en política conlleva para las féminas costos económicos, descalificación y crítica al incursionar en espacios públicos no tradicionales y falta de respaldo por parte de sus familias, lo que deriva en conflictos por el tiempo que invierten en estas actividades, se indica en el informe de ONU Mujeres titulado Entre la realidad y el desafío: participación política de las mujeres en Guatemala, dado a conocer en noviembre de 2013.

A ello se debe sumar, según la investigación, los impactos en la salud derivados de las largas jornadas de trabajo y presiones vividas durante la campaña, la soledad en esta ante la falta de apoyo organizativo, el abandono de sus organizaciones políticas y/o sociales, y en algunos casos la falta de acompañamiento de sus parejas.

Pero también se refleja cuando gobiernan, por las dobles y triples jornadas a las que se enfrentan.Y en tiempos de campaña, ellas también sufren una violencia política por su condición de féminas.

Para ONU Mujeres garantizar un acceso igualitario y sin discriminación para las mujeres en la participación política es una prioridad. En Guatemala su trabajo se enfoca en acciones dirigidas a construir alianzas con instituciones estatales y sociedad civil, para garantizar el pleno derecho de las mujeres a participar en igualdad de condiciones, afirma Sofía Vásquez, coordinadora del área de Participación Política y Ciudadana de ONU Mujeres.

 

En Gabinete de Gobierno

Guatemala actualmente tiene 14 ministerios pero solo tres estan al frente de ellos, Eunice Mendizábal, ministra de Gobernación, Ana María Rodas, de Cultura y Norma Quixtán, en el Mides. En los tres períodos anteriores, la participación de las féminas al frente de carteras ministeriales fue del 2.4 por ciento, muy similar a como está actualmente.

En las Secretarías, igual que en otras instancias del Ejecutivo, las mujeres tienen una menor representación. Durante el período de 2012 a 2014, el número de damas al frente de esas entidades estatales ascendió a tres.

En el caso de las Gobernaciones, la representación de mujeres nombradas de 1986 a 2011 ha sido escasa, y para el período de 2012 a 2016, tres féminas fueron nombradas, pero solo dos de ellas permanecen en su cargo. Y los departamentos donde no ha habido ninguna representación han sido cinco: Chimaltenango, Escuintla, Jutiapa, Petén y Totonicapán, según ONU Mujer.

 

Sistema de justicia y TSE

En el Ministerio Público, desde su creación en 1994, únicamente el 30 por ciento de mujeres han sido nombradas como fiscal general, una de ellas es Thelma Aldana, y otra más que desempeñó el cargo en suplencia.

De 1986 a 2011, la representación de mujeres en el Organismo Judicial también evidenció una menor representación de féminas en la conformación de la Corte Suprema de Justicia en comparación con la de los hombres, con apenas 17.6 por ciento, frente al 82.4 por ciento de magistrados.

Estos datos evidencian que el período en el que se encuentra un mayor balance entre la representación de mujeres y hombres magistrados es el actual; es decir, 2014-2019, período en el que fueron electas cinco magistradas, en contraposición de ocho hombres.

Asimismo, de 2003 a 2013 solo siete féminas habían sido electas como magistradas titulares en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). En 2008, por primera vez fue nombrada una mujer para ocupar la presidencia del TSE, María Eugenia Villagrán, y este fue el período en el que fueron electas tres mujeres titulares. Para el período 2014-2019, solamente fue nombrada una mujer titular y una suplente.

 

 

Cargos de elección popular

El porcentaje de candidaturas por cargos de elección popular durante el proceso electoral de 2011 reflejó un incremento de mujeres en binomios presidenciables. Ese año fueron postuladas seis mujeres, dos quichés, tres como candidatas presidenciables y tres como vicepresidenciales.

Además, para los comicios de 2015 únicamente dos mujeres fueron postuladas a la Presidencia de la República, frente a 12 hombres, y ninguna a cargos vicepresidenciales.

El número de candidaturas para el cargo de diputaciones por Lista Nacional durante el proceso electoral 2015 registró 254; de ellas, únicamente el 24 por ciento fue de sexo femenino; es decir, solo 61 frente a 193 hombres, mientras que para las elecciones generales de 2011 el porcentaje fue de 24.2 por ciento de postulaciones femeninas.

Las candidaturas por Lista Distrital durante el proceso electoral 2015 registró mil 347; de ellas, el 25 por ciento correspondió a mujeres; es decir, únicamente 348 frente a 999 postulaciones masculinas.

En 2011 hubo 12.6 por ciento de representación de mujeres en el Congreso de la República, dato que se reduce en gran medida en el caso de indígenas electas, el cual solo alcanzó 1.9 por ciento. Para 2015, el porcentaje de féminas electas incrementó a 14.5 por ciento, mientras que el porcentaje de mujeres indígenas disminuyó a 0.6 por ciento.

Nineth Montenegro, diputada de Encuentro por Guatemala y representante de ese escaso porcentaje de mujeres que integrará la nueva legislatura, asegura que ello conlleva responsabilidad, porque sé que somos más duramente juzgadas y cuestionadas. Tengo que esforzarme más y trabajar más, asegura.

En el ámbito municipal, el total de candidaturas registrado por el TSE durante las elecciones generales de 2015 fue de 23 mil 956 para los cargos de alcalde, síndicos, concejales titulares y suplentes.

De ellos, tan solo 16.9 por ciento correspondió a mujeres; es decir, 4 mil 52 candidaturas frente a 19 mil 904 mascunlinas. Para el cargo de jefe edil para 2011 se registró un 5.9 por ciento de candidaturas femeninas, mientras que para 2015 el porcentaje disminuyó a 5.8 por ciento; es decir, únicamente fueron postuladas 136 alcaldesas frente a 2 mil 187 candidatos a alcaldes.

En cuanto al dato de autoridades electas como alcaldes, las elecciones de 2015 registraron hasta el momento ocho alcaldesas en los 338 municipios; es decir, el porcentaje es apenas un 2.3 por ciento de representación de mujeres.

En síntesis, la ciudadanía plena de las mujeres implica que los Estados garanticen el ejercicio de sus derechos cívico-políticos, económicos, sociales, culturales, sexuales y reproductivos. Implica que las mujeres puedan generar propuestas de intervención, incidencia en los espacios públicos para que se garanticen sus derechos y su participación, afirma Vásquez.

La participación de la mujer en el Ejecutivo es limitada. Eunice Mendizábal, titular de Gobernación, es una de las tres ministras de la actual administración.

Montenegro dice que las mujeres en cargos públicos son duramente juzgadas.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales