Politica

LaRed: ¡A palitos!


Por Crispino Picón Rojas.

(Tener mucho miedo o estar temeroso por algo… que todo lo que está a su alrededor le da miedo… que algo malo hizo y ahora está ‘arralado’):

¡A palitos!

 

Varios magistrados están ¡a palitos!.

El pobre presi Jimmy Morales está arralado –hasta ha dejado de parecer simpático– y no se queda atrás su vice Jafeth Cabrera.

El caso Odebrecht tiene a un montón de dipucacos, algunos empresarios, y varios ex funcionarios ¡a palitos!.

Total, que los informes que me llegan de mis colegas meseros, dan cuenta que más asustados que los migrantes en Estados Unidos, están aquí los de la llamada clase política, y sus comparsas que les han apoyado desde afuera para hacer micos y pericos con el dinero del Estado.

Mientras algunos –como Luisito Rabbé, Alejandro Sinibaldi o Alba Elvira Lorenzana– siguen risa y risa prófugos en algún país, en Chapinlandia se ha quedado una gran mara arralada, pero aferrados a sus huesos.

En la Corte Suprema

La que salió brinconcita a pesar de estar ¡a palitos! es la presidenta del OJ, Silvia Patricia Valdés Quezada, quien se ha tomado a pecho aquello de que antes de que me digan… digo, y salió disparando fuerte en contra de su colega magistrada, María Eugenio Morales, simplemente porque se enteró que está en la mira de un par de fiscales, nada menos que del MP y la CICIG.

Más que escucharla en algún bar o restaurante, un colega se enteró lo que habla en el salón de belleza que visita tres o cuatro veces por semana. Resulta que furiosa un día le dijo a su peinadora –la que sabe todos sus secretos… o casi todos–, que si la Sheny esa me quiere fregar, me la traigo a pique primero. Así es que hay una guerra declarada.

¿Por qué?. Pues por la famosa Acta de la impunidad, la cual fue manipulada para defender precisamente al brillante de Rabbé y su jauría de dipucacos, que aparentemente birlaron en el Congreso más de 2 melones de quetzalitos, producto de sus plazas fantasmas.

Y entonces, no es para menos que mientras Rabbé viaja a donde le dice su cuñado Ángel González que vaya para esconderse, Arístides Crespo, Marcelino Chutá, Carlos López César Fajardo y Christian Boussinott, se la pasen ¡a palitos!, temiendo que les levanten la inmunidad y un día los lleguen a jalar del mocho para meterlos en la cárcel.                                                        

 

Por cierto, me cuentan que Crespo, en el bar de un sofisticado restaurante, comentó que esto que estamos viendo no sucedería si mi general Ríos Montt estuviera al pié del cañón, porque él hasta a Reagan puso en orden.   Jajaja. Ya se le olvidó que el veterano militar llegó a limosnearle a EEUU hasta fusiles de desecho de la Segunda Guerra Mundial, para armar a las patrullas de autodefensa civil.

Pero ya me pasé de la Corte Suprema al Congreso –aunque están mezclados en muchos claveles–.  Volviendo a la Corte, en una de las reuniones de magistrados se comentó que no podemos seguir deteniendo y retardando los antejuicios, porque si no, nos cae la viga.

La magistrada Blanca Stalling, a un paso de perder su inmunidad y manto de impunidad, ha tratado de advertirles a todos sus colegas que si permiten que ella se hunda, todos la van a pagar. ¿Qué cola les tendrá machucada?

Del Congreso ya les dije algo, pero lo que más ¡a palitos! tiene al tanate de dipucacos, es la investigación que el MP ha principiado a hacer en torno al caso Odebrecht. A los principales implicados, Otto Pérez Molina y Alejandro Sinibaldi, esto les resbala. Uno porque ya no puede estar peor y sumar más años de cárcel, y el otro porque cree que nunca lo atraparán con sus constantes viajes por el mundo.

En todo caso, el MP está viendo como se ha movido el dinero. Se cree que los diputados recibieron entre Q250 mil y Q350 mil por votar a favor del préstamo respectivo. Nada mal la untadita por levantar la mano. Ahora están aguadados, porque si les miran sus cuentas, el conejo feo saltará.

En el Gobierno

El pobre Jimmy ya no ríe ni con los malos chistes de La Tropa Loca –es increíble, pero los fines de semana mira uno de esos malos programas para distraerse–. El sentido del humor se le ha ido desde que su hijo Manuel y su hermano Sammy están bajo eficaz resguardo en la cárcel militar. El problema, es que los abogados no encuentran la estrategia para acelerar el proceso. Pareciera que nadie les ha dicho que tomen la vía abreviada y terminen de reconocer lo que ya dijeron que si hicieron.

Otro aguadado, es Jafeth. Él, porque el TSE pasó a manos del MP la investigación sobre el financiamiento ilícito de la campaña del FCN-Nación, y todo indica que veremos sapos y culebras. En una cena en su ahora pomposa casa de la cañada, el vice comentó que lo que lo tiene ¡a palitos!, es que investiguen a su hijo, porque al parecer era el encargado de recibir chequelines… o fajos de efectivo. Y claro, no se uso todo en la campaña, porque si no, no se hubiera podido estrenar casita.

Mientras aquí todos estos están ¡a palitos! por la CICIG y el MP, Donald Trump muestra su potencial: el arrala a medio mundo… literalmente.

Mas en Politica

¡CRISIS EN EL GOBIERNO! Renuncian 3 ministros y 3 viceministros

Antejuicio contra Jimmy Morales volverá a agenda del Congreso

Diputados, los “malqueridos” del momento: ¡fuera, fuera!

Bajo presión, Congreso cita a jefes de bloque para discutir marcha atrás

La ‘clase política’ y el Gobierno de Morales camino al aislamiento

Congreso protege a corruptos en un MIÉRCOLES DE IMPUNIDAD

Ni modo… Jimmy Morales agradece a Congreso por no quitarle la inmunidad

Congreso aprueba decretos que favorecen la corrupción

Jimmy Morales y Álvaro Arzú cierran filas en defensa del mandatario

Pesquisidora recomienda levantar inmunidad a Jimmy Morales

Pesquisidora termina hoy su trabajo; Presidente insiste en rechazar cargos

Congreso podría integrar hoy mismo comisión pesquisidora en caso de Jimmy Morales

Jimmy Morales en manos de un Congreso “amigo” y muy cuestionado

Jimmy Morales antejuicio: ofrece respetar la independencia de poderes