Internacional

La infanta Cristina absuelta; el cuñado del Rey de España, condenado a prisión

Cristina de Borbón, hermana del rey de España Felipe VI, fue absuelta este viernes de fraude fiscal pero su marido Iñaki Urdangarín fue condenado a 6 años y tres meses de prisión por sus malversaciones, informó el tribunal.

(En la foto superior, la pareja llega para asistir a una 

de las audiencias del tribunal)

La infanta Cristina, de 51 años, fue juzgada como cómplice en delitos de fraude fiscal vinculados a la malversación de 6 millones de euros públicos atribuida a su marido cuando presidía la fundación Instituto Nóos.

El tribunal de Palma de Mallorca, en las islas Baleares, exculpó finalmente a la infanta: “debemos absolver y absolvemos a doña Cristina Federica de Borbón y Grecia de los delitos contra la hacienda pública”, señala el fallo emitido ocho meses después de que el juicio fuera visto para sentencia.

Aun así, deberá pagar una multa de 265.000 euros –monto ya restituido durante el procedimiento– por su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido.

Desde la Casa Real, que apartó a la infanta de los actos oficiales tras estallar el escándalo, un portavoz se limitó a expresar “el máximo respeto a la independencia del poder judicial”.

Urdangarín corrió menos suerte: el tribunal lo condenó a seis años y tres meses de prisión y a pagar una multa de más de 512.000 euros.

Se lo acusaba de haber malversado junto a un antiguo socio millones de euros entre 2004 y 2006 a través de contratos públicos firmados entre el Instituto Nóos y los gobiernos regionales de Baleares y Valencia, dirigidos entonces por el Partido Popular del jefe de gobierno Mariano Rajoy.

Los magistrados lo consideraron culpable de malversación, prevaricación, fraude a la administración, tráfico de influencias y fraude fiscal.

Los jueces fueron menos severos que la fiscalía que reclamaba 19 años y seis meses de prisión para Urdangarín, casado desde 1997 con Cristina de Borbón y pdare de sus cuatro hijos.

La sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, pone fin a un largo culebrón iniciado a finales de 2011 que ha hecho tambalear a la monarquía española y acabó propiciando la abdicación de Juan Carlos, en junio de 2014.

En este tiempo, el matrimonio, antes considerado ejemplar y moderno, fue apartado de los actos oficiales de la Casa Real e incluso vio como el rey Felipe VI les retiró el título de duques de Palma en 2015.

lbx/dbh/mck.zm

Mas en Internacional

El cáncer que le diagnosticaron al senador McCain es uno de los más letales

Oposición va a paro general para obligar a Maduro a retirar su Constituyente

Emisoras públicas malasias dejan de reproducir “Despacito” por “anti islámico¨

Las muertes relacionadas con el sida se reducen a la mitad desde 2005

Anuncian “gran golpe” contra la Mara Salvatrucha en Nueva York

Tras seis meses caóticos, ¿puede Trump salvar su presidencia?

Al menos 547 niños, víctimas de abusos en un coro católico en Alemania

Exgobernador Duarte –símbolo de corrupción– recluido en cárcel mexicana

Winnie the Pooh, víctima de la censura en China

7,2 millones de venezolanos votaron contra Maduro y su Constituyente

Popularidad de Trump sigue a la baja (encuesta)

Oposición venezolana vota en plebiscito para redoblar presión contra Maduro