Primer ministro islandés niega dimisión aunque miles de ciudadanos se lo pidan

El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, descartó hoy dimitir por los denominados el escándalo de "Panamá Papers", los cuales revelaron que junto a su esposa tuvo una empresa en un paraíso fiscal, mientras los principales partidos de la oposición abogaron por un adelanto electoral.

Según recogen los medios locales, Gunnlaugsson aseguró a la televisión islandesa que no ha considerado dejar el cargo y apostó por agotar la legislatura para que los electores muestren su apoyo hacia él en los próximos comicios, previstos para la primavera de 2017.

Los “papeles de Panamá”, difundidos por diversos medios y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), muestran que Gunnlaugsson y su esposa, Sigurlaug Pálsdóttir, eran dueños de una sociedad de Islas Vírgenes Británicas llamada Wintris, que tenía casi 4 millones de dólares en bonos en los tres principales bancos islandeses, que se hundieron en la crisis de 2008.

Miles de manifestantes se congregaron hoy en las cercanías del parlamento islandés en Reikiavik para pedir la dimisión de Gunnlaugsson, informa la página web del diario Iceland Monitor, que también indica que más de 10,000 personas podrían haber asistido a la protesta. Con información y fotografía de: El Nuevo Día

Comentarios

comentarios

Mas en Internacional

Trump ingresa a la Casa Blanca; Obama le recibe

Donald Trump asume hoy como el 45° presidente de Estados Unidos

Localizan 8 personas con vida en hotel sepultado por alud en Italia 

En la víspera de su investidura, Trump promete unificar a EEUU

México extraditó a EEUU a narcotraficante “Chapo” Guzmán

Donald Trump se instala en Washington

Tiroteo en colegio de México deja cuatro heridos, el agresor se suicidó

La Tierra alcanza récord de calentamiento global en 2016

Trump asumirá como el más impopular presidente en 40 años

Theresa May: Reino Unido saldrá del mercado único europeo

Más de 80 delfines mueren en las costas de Florida

Europa cierra filas ante criticas de Trump