Politica

El turno de FCN-Nación: horas oscuras del partido oficial

 

El partido oficial FCN-Nación no las tiene consigo.  Su secretario general, Edgar Ovalle –cercano al presidente Jimmy Morales– deberá enfrentar juicio por violaciones a los derechos humanos, la bancada en el Congreso se ha nutrido con diputados tránsfugas señalados por corrupción, mientras que lo peor de todo aún está por venir, porque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Ministerio Público (MP), investigan el financiamiento de la campaña electoral, ante la resistencia de sus dirigentes a dar la información pertinente.

Ayer la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió levantar la inmunidad a Ovalle, quien pocas horas después quedó arraigado por los tribunales, y deberá enfrentar causa pública en juicio por el caso Creompaz, por los delitos de desaparición forzada y deberes contra la humanidad, por el que están implicados varios ex militares, entre ellos el general Benedicto Lucas García, hermano del ex presidente Romeo Lucas García.  Por el momento se ignora el paradero del diputado, quien se ha ausentado desde enero de sus labores parlamentarias.

Como todos los partidos oficiales, el FCN-Nación ha intentado hacer crecer el número de sus afiliados, pero apenas ha alcanzado la cifra de 23.404 ciudadanos, suficiente para ubicarse apenas como un partido mediano dentro de los 25 existentes a la fecha.  Con la segura caída de Ovalle, la lucha por copar la dirigencia ya principió.  Por el momento se perfila el jefe de bancada, Javier Hernández, –también cercano al presidente Morales– como sucesor en la secretaría, pero ello no borra la mala imagen que la organización muestra, principalmente en el Congreso.  Once diputados más del partido enfrentan procesos de antejuicio por distintos delitos.

No hay que olvidar que todos los partidos que han llegado al poder han tenido una misma trayectoria: auge y caída.  Sin embargo, en el caso de FCN-Nación la situación parece más delicada, pues su descenso principia durante la gestión de su administración, mientras que en los casos anteriores, el deterioro se muestra hasta la llegada al siguiente proceso electoral.

De los partidos que han hecho gobierno, la DC, el MAS, FRG y PP han desaparecido, mientras que Gana y PAN han cambiado dirigencia y prácticamente son partidos diferentes, con principios distintos y ambos casi no tiene representación nacional y su papel legislativo es también insignificante.  La UNE es el único partido que sigue con fuerza después de hacer gobierno y es el partido con más afiliados –cerca de 100.000–, pero también muestra desgaste significativo.

La atención ahora se centra no solo en el proceso contra su principal dirigente, sino también lo que sucederá con el financiamiento de la campaña, porque si se comprueba que hubo financiamiento ilícito, no solo podría haber cárcel para algunos dirigentes –y hasta funcionarios–, sino la agrupación política podría correr la misma suerte del PP y Líder, que fueron cancelados por el TSE.  Ese proceso aun no se abre.

El efecto de todo lo que suceda con FCN-Nación marcará a la administración del presidente Morales quien, no solo podría perder fuerza en el Congreso, sino sufrirá un desgaste mayor en su ya golpeada popularidad.

Mas en Politica

Mulet confía en éxito de misión que investigará ataque químico en Siria

Debilitado proyecto de reformas a justicia vuelven a debate en el Congreso

CRISPINO PICÓN ROJAS: … sin respuesta

TSE inicia proceso para cancelar tres partidos: FCN-Nación, UNE y CNN

Por si había dudas: de nuevo reformas constitucionales ni se discuten

Reformas a debate en medio de críticas al Congreso y persecusión a diputados

Estados Unidos retira visa a diputado Fernando Linares Beltranena

Resumen semanal: Congreso al desnudo en medio de batalla contra impunidad y corrupción

Interpelación detenida en medio de torbellino que agita al Congreso

Interpelación será jueves; miércoles reformas constitucionales

Persiste ambiente de incertidumbre política; semana complicada con agenda importante

CRISPINO PICÓN ROJAS: Preguntas en el ambiente