Internacional

Congreso salvadoreño retoma control de presidios con leyes

El Congreso salvadoreño aprobó una serie de medidas que buscan recuperar el control de las prisiones y de esta forma cortar la comunicación entre pandilleros, informó hoy una fuente oficial del país centroamericano.

Los diputados aprobaron por unanimidad un total de 14 medidas que permitirán el traslado forzoso de pandilleros, la suspensión de audiencias, restricción de movimiento dentro de las cárceles y la prohibición de toda clase de visitas por el  período de un año.

Además, autorizaron al Gobierno imponer sanciones económicas y administrativas a las empresas telefónicas que no colaboren en cortar la comunicación de pandilleros, quienes giran órdenes desde las cárceles para cometer homicidios, cobrar extorsiones y traficar droga.

Las medidas fueron presentadas por el presidente Salvador Sánchez Cerén y serán aplicadas en siete de las 21 cárceles del país, que resguardan a unos 13 mil pandilleros considerados de alta peligrosidad por cometer distintos tipos de delitos.

En el primer trimestre del año, El Salvador registró una histórica ola de homicidios que superan en 100 por ciento a los crímenes cometidos en el mismo período del 2015. Con información de Yahoo News y Agencias Internacionales. 

Mas en Internacional

Jefe de inteligencia (EEUU) guarda silencio sobre presión de Trump

Mánchester desafía a la tragedia y se vuelca en ayudar

Sospechoso del ataque suicida de Manchester tenía orígenes libios

Trump: lucha contra terrorismo “no es batalla entre religiones”

“#Resistencia”: Más de 200.000 personas protestan contra Maduro

Oposición venezolana marcha para mostrar “fuerza” en las calles

Trump ya está en Arabia Saudita, su primera parada en gira internacional

Suecia archiva causa por violación contra Assange (WikiLeaks)

Trump sale de gira en medio de tormenta política en Washington

400 migrantes indocumentados arrestan cada día en EEUU

Trump reafirma a Santos apoyo antidrogas pero vacila con proceso de paz

Maduro recibe duro golpe de EEUU en alta tensión por protestas