Cronica

Mundo completo de noticias

Las elecciones en Guatemala traen una agradable sorpresa
Economy

Las elecciones en Guatemala traen una agradable sorpresa

YVEN POR Según los estándares de las democracias debilitadas de América Central, el período previo a las elecciones del 25 de junio en Guatemala era amenazante. Por razones poco convincentes, el tribunal electoral prohibió la candidatura de tres candidatos populares. Un tribunal arrestó a José Rubén Zamora, un destacado periodista de investigación. Así que fue una agradable sorpresa para muchos guatemaltecos cuando un extranjero desafió las encuestas para quedar en segundo lugar, cerca de un candidato respaldado por la élite gobernante del país. Bernardo Arévalo de Semilla (Semente), un joven partido progresista, ganó un escaño en la segunda vuelta en agosto al obtener el 12% de los votos. Tiene una oportunidad real de convertirse en el próximo líder del país.

El voto de Arévalo, de 64 años, es una señal de la sed de cambio en un país donde la corrupción está muy extendida y los estándares de la democracia se están hundiendo. (Más votantes dejaron sus boletas en blanco o las estropearon que votaron por un solo candidato, una señal de su descontento). Arévalo estaba detrás de Sandra Torres, una ex primera dama, por solo cuatro puntos porcentuales. También derrotó a otros candidatos favorecidos por las élites políticas, militares y empresariales, lo que los guatemaltecos llaman el “pacto de los corruptos”. Semilla aumentó su número de legisladores en el Congreso de siete a 23, convirtiéndose en el tercer partido más grande.

El sorprendente resultado ofrece un rayo de esperanza en una región sin esperanza. Muchos de los vecinos de Guatemala son dictaduras o están en camino de convertirse en una. Daniel Ortega aplastó a la oposición en Nicaragua. En El Salvador, Nayib Bukele tomó el control de los tres poderes del Estado y convenció a los salvadoreños para que lo alabaran por ello. El 26 de junio, su partido dijo que se postularía para la reelección, aunque la constitución parece prohibirlo. Muchos de los principales políticos de Honduras son considerados corruptos y algunos se han aliado con narcotraficantes y otros delincuentes. Juan Orlando Hernández, presidente del país hasta el año pasado, ha sido extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico. (Él se declaró inocente).

READ  Diputado Torres exige acción de los secretarios Austin y Blinken luego de continuas transferencias de equipo militar a Guatemala

Guatemala está en declive, especialmente desde 2019 cuando Jimmy Morales, entonces presidente, cerró CICIGEl Naciones Unidasorganismo anticorrupción apoyado por Brasil. Bajo Alejandro Giammattei, el actual presidente, los tribunales se han politizado y las amenazas anónimas han obligado a decenas de jueces y periodistas independientes a abandonar el país.

Arévalo, por el contrario, tiene fuertes credenciales democráticas. Hijo del primer presidente elegido democráticamente del país, que sirvió de 1945 a 1951, prometió una mayor apertura, luchando contra la corrupción y gastando más dinero en educación y salud para reducir la pobreza. El Banco Mundial estima que más de la mitad de los guatemaltecos viven por debajo del umbral nacional de pobreza. Señora. Torres promete lo mismo, pero no parece un cambio para la mayoría de los guatemaltecos. Su índice de desaprobación es mucho más alto que el de Arévalo.

El descontento generalizado en Guatemala sugiere que un candidato antisistema como Arévalo debería ser el favorito para ganar en la segunda vuelta. Pero tus enemigos te lo pondrán difícil. El apoyo a Semilla, cuyo candidato de 2019, un exfiscal general, no pudo postularse, comenzó entre los jóvenes. Ellos, a su vez, persuadieron a sus padres y abuelos para que votaran por el partido.

Pero las élites gobernantes son “un enemigo formidable” que hará “hasta lo impensable” para asegurarse de que Arévalo pierda, dice Ricardo Sáenz de la Universidad de San Carlos en Ciudad de Guatemala. Ya empezaron a susurrar voces en las redes sociales y en otros lugares que Arévalo es un comunista que va a estatizar empresas. (No hay evidencia de esto). Es probable que surjan trucos más sucios.

READ  POLÍTICA LATAM HOY-Guatemala 'sorprende' con anuncio de EE.UU. sobre centros de inmigración

Guatemala ha estado al borde del cambio antes, solo para decepcionarse. En 2015, miles de guatemaltecos vitorearon cuando Otto Pérez Molina renunció a la presidencia luego de CICIG presentó pruebas de corrupción en su contra. Luego vino el Sr. Morales. esta vez no hay Naciones Unidas-cuerpo respaldado para ayudar. Pero Semilla tiene esperanzas. Las élites “pensaron que con el control del Estado, los tribunales y el Ministerio Público sería suficiente”, dice Samuel Pérez, diputado por Semilla. “Pero olvidaron que la voluntad de la gente también importa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".