Cronica

Mundo completo de noticias

Guatemaltecos eligen nuevo presidente progresista, quien enfrenta desafíos al estatus legal de su partido
Mundo

Guatemaltecos eligen nuevo presidente progresista, quien enfrenta desafíos al estatus legal de su partido

Los partidarios del candidato presidencial anticorrupción de Guatemala, Bernardo Arévalo, celebran después de su victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en la Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 20 de agosto de 2023. Pilar Olivares/Reuters

CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — Un progresista ajeno a la estructura de poder de Guatemala ha sido elegido rotundamente como el próximo presidente del país, en una reprimenda a la élite gobernante por las acusaciones generalizadas de corrupción.

Aunque los resultados preliminares del domingo mostraron una posible victoria aplastante para el cruzado anticorrupción Bernardo Arévalo, la atención inmediatamente se centró en si se le permitiría asumir el poder mientras la Fiscalía General intentaba suspender el estatus legal de su partido.

Con el 100% de los votos escrutados, los resultados preliminares daban a Arévalo el 58% de los sufragios frente al 37% de la ex primera dama Sandra Torres en su tercera candidatura a la presidencia. Los resultados oficiales todavía tendrán que ser certificados.

VER MÁS INFORMACIÓN: Guatemaltecos protestan por injerencia de tribunales y fiscales en elecciones de agosto

“Sabemos que hay una persecución política constante que se está llevando a cabo a través de las instituciones y oficinas del Ministerio Público y de los jueces que fueron cooptados de manera corrupta”, dijo Arévalo la noche del domingo. “Queremos pensar que la fuerza de esta victoria dejará claro que no hay lugar para intentos de descarrilar el proceso electoral. El pueblo guatemalteco habló con firmeza”.

Arévalo dijo que el presidente saliente, Alejandro Giammattei, lo felicitó y dijo que comenzarían a planificar la transición al día siguiente de que se certificaran los resultados.

READ  Nueve arrestados por participar en un asalto cinematográfico en Brasil

El mes pasado, una hora antes de que se certificaran los resultados de la primera vuelta, la Fiscalía General anunció que estaba investigando firmas recolectadas por el partido Movimento das Sementes de Arévalo para ser registradas años antes. Un juez suspendió brevemente el estatus legal del partido antes de que interviniera un tribunal superior.

Eduardo Núñez, director senior residente en Guatemala del Instituto Nacional Demócrata, espera que dos tendencias continúen y se intensifiquen en los próximos días: la polarización del país y la judicialización del proceso electoral.

Núñez dijo que habrá tres momentos claves: las posiciones inmediatas que definan el Movimiento Semilla de Arévalo y el partido Unidad Nacional de la Esperanza de Torres sobre los resultados; luego el 31 de octubre, cuando finalice oficialmente el proceso electoral de Guatemala y el Movimiento Semilla ya no gozará de la protección legal que impediría su cancelación, y finalmente el 14 de enero, cuando Giammattei tenga el mandato constitucional de dejar el cargo.

“Es probable que haya una serie de acciones oficiales que busquen modificar de una forma u otra lo que pasó en las elecciones de junio y lo que podría pasar ahora en las elecciones de agosto”, dijo Núñez.

Quedaba una gran pregunta sobre cómo podrían reaccionar los guatemaltecos ante cualquier acción gubernamental que pareciera ir en contra de la voluntad de los votantes.

Alec Escobar celebró la victoria de Arévalo en el centro de la Ciudad de Guatemala, pero dijo que sabía que se avecinaban días difíciles.

Incluso si Torres u otros no aceptan el resultado y el fiscal general actúa contra el Movimiento Semilla, Escobar dijo que él y otros jóvenes que formaron la base de apoyo de Arévalo estaban listos para actuar.

READ  Ahora necesitamos ayuda más que nunca: alcalde de Miami-Dade

«Así como protegemos la primera vuelta de las elecciones, protegeremos la democracia del país», afirmó.

Edmond Mulet es un exdiplomático guatemalteco y presidente del Congreso, quien compitió en la primera vuelta de las elecciones como candidato presidencial por el partido Cabal. Los fiscales tienen tres casos abiertos contra él y su partido, lo que, según dijo, sería una salvaguardia en caso de que llegara a la segunda vuelta.

Señaló que en 2015, protestas callejeras masivas llevaron a la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, acusado de corrupción masiva. Mulet no ve clara la situación actual y cree que el poder guatemalteco utilizará herramientas legales para crear confusión y sembrar dudas con la esperanza de evitar una reacción pública masiva y unida.

“En cualquier otro país del mundo la gente habría estado en las calles por mucho tiempo, pero en Guatemala hay otra solución: la migración”, dijo Mulet. «Esa es la válvula de presión. En otro lugar habría explotado».

Cientos de miles de guatemaltecos han emigrado a Estados Unidos en los últimos años, y la administración Biden ve la corrupción en Guatemala como un importante factor de empuje para los inmigrantes.

Mulet ve al menos dos escenarios posibles en las próximas semanas y meses.

En uno de ellos se cancela el Movimiento Semilla y Arévalo puede asumir la presidencia sin partido. Tendría efectos nefastos para los representantes de su partido en el Congreso, a quienes se les prohibiría ocupar puestos de liderazgo o dirigir comités. Ya serían minoría.

Arévalo podría esperar intentos casi inmediatos por parte del Congreso para destituirlo de su cargo y luchar para impulsar cualquier tipo de legislación.

READ  Paso Por Paso ayudando a los estudiantes mayas, una billetera a la vez

En el otro escenario descrito por Mulet, la Fiscalía logra cancelar la personería jurídica del Movimiento Semilla. Luego argumenta que debido a que el partido fue registrado indebidamente, todo lo que pasó después, incluida la postulación de Arévalo, queda anulado y él no puede asumir la presidencia.

Si Giammattei deja el cargo, como exige la Constitución, el 14 de enero y no hay un presidente electo –o vicepresidente electo– para ocupar su lugar, el siguiente en la fila será el presidente del Congreso, casi con seguridad un aliado de Giammattei. . Luego, el presidente del Congreso presentaría una lista de tres nombres, posiblemente incluido el suyo propio, al Congreso y los legisladores seleccionarían un presidente temporal para la nación.

Es un territorio legal tan nuevo que no está claro si eso significaría cumplir todo el mandato de Arévalo o si se podrían convocar nuevas elecciones antes, dijo Núñez.

Antes de que se conocieran los resultados del domingo, Mulet especuló que un amplio margen de victoria de Arévalo podría hacer que sus oponentes pensaran dos veces sus próximos pasos.

“Creo que están poniendo a prueba a los guatemaltecos… para ver si se movilizan”, dijo Mulet.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Académico apasionado del tocino. Amistoso especialista en Internet. Organizador. Adicto a la cultura pop. Practicante de comida incondicional".