mayo 9, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Ex pandilla de Santa Ana cumplió condena en el pelotón de fusilamiento, pero fue extraditado de Guatemala para enfrentar el último cargo – Orange County Register

4 min read

Más de 25 años después de que un hombre recibió un disparo en la cabeza en Santa Ana, y más de una década después de que la víctima muriera a causa de sus heridas, un exmiembro de la pandilla de Santa Ana fue extraditado de Guatemala para enfrentar un juicio por el asesinato.

Ha cumplido 11 años tras las rejas por intento de asesinato como resultado del incidente, pero ahora enfrenta un cargo de asesinato.

Giovanny Edgar Sánchez, ahora de 48 años, es el tercer hombre en enfrentar un cargo de asesinato por el asesinato de Scott Sittler, de 19 años, en 1994, y el caso ha sufrido demoras inusualmente largas debido al largo proceso de extradición y el largo período entre el disparos y muerte de la víctima.

Giovanny Sánchez, su hermano Erwin Johnny Sánchez y su amigo Daniel Paul Cruz están acusados ​​de cazar a Sittler, a quien los fiscales describieron como miembro de una pandilla rival, por creer que Sittler estaba interfiriendo en la relación entre Giovanny Sánchez y su novia.

Según los informes, los hermanos Sánchez y Cruz encontraron a Sittler en un callejón sin salida en un vecindario residencial en Minnie Street, y los fiscales alegan que, durante una discusión subsiguiente, Erwin Sánchez le disparó a Sittler en la boca a quemarropa.

La bala atravesó el cuello de Sittler, le cortó la médula espinal y lo dejó paralizado. Fue trasladado a un centro de atención y mantenido con vida mediante un respirador.

En 1996, Giovanny y Erwin Sánchez y Cruz se declararon culpables de intento de asesinato. Erwin Sánchez fue sentenciado a 20 años de prisión, Giovanny Sánchez a 11 años y Cruz a nueve.

READ  "Un héroe": las efusivas felicitaciones de Donald Trump a Álvaro Uribe por la libertad

Giovanny Sánchez cumplió su condena en 2006, pero fue detenido por el Departamento de Inmigración y Aduanas hasta que fue deportado a Guatemala a principios de 2009.

Poco después, Sittler contrajo neumonía y murió.

Los forenses de Orange y Los Ángeles determinaron que la muerte de Sittler fue el resultado directo de la herida de bala que sufrió durante el tiroteo en Santa Ana. Los fiscales del condado de Orange luego presentaron cargos de asesinato contra Giovanny Sánchez, Erwin Sánchez y Cruz.

Los fiscales iniciaron el proceso de extradición de Giovanny Sánchez, quien exigió un acuerdo con las autoridades de ambos países antes de que pudieran ubicarlo.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Orange confirmó el viernes que Giovanny Sánchez fue extraditado a los Estados Unidos, con registros carcelarios que lo muestran tras las rejas en una prisión local.

Su próxima audiencia judicial será el 24 de febrero.

“La búsqueda de justicia nunca termina; no importa cuánto tiempo o qué tan lejos tengamos que llegar, nunca dejaremos de culpar a alguien por matar a otro ser humano”, dijo el fiscal de distrito Todd Spitzer. “Mis investigadores y fiscales han trabajado incansablemente para traer a este último sospechoso de regreso a Estados Unidos para que tenga su día en la corte. Y ese día finalmente ha llegado. El largo brazo de la ley siempre te alcanzará. “

A lo largo de los años, Erwin Sánchez ha sido declarado culpable de asesinato y sentenciado a otros 29 años de prisión perpetua; ya había cumplido más de 15 años tras las rejas por el tiroteo. Con respecto al cargo de homicidio, Cruz fue sentenciado a 15 años de prisión luego de declararse culpable de un cargo de homicidio menor.

READ  Aspectos destacados de los datos del INGUAT Aumento de la llegada de turistas a Guatemala

La madre de Sittler, Judy Sittler, negó anteriormente que su hijo fuera miembro de una pandilla.

Durante la audiencia de sentencia de Erwin Sánchez en 2012, un fiscal describió a Sittler como sufriendo “una muerte lenta, miserable y miserable”. El abogado de Erwin Sánchez durante la misma audiencia dijo que su cliente, el presunto francotirador, tomó una “decisión instantánea e irracional”, pero negó que fuera al barrio planeando matar a Sittler.

El juez de la Corte Superior del Condado de Orange, James Stotler, durante la audiencia de 2012, señaló que Sittler, durante su tiempo en un centro de atención médica, ocasionalmente le preguntaba a su madre por qué alguien no había “desconectado” al obligar a su madre a mentir diciendo que había esperanza de él. El tiroteo provocó una “vida de dolor” para las familias de las víctimas y los acusados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.