abril 11, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Eta debilitada empapa América Central; al menos 57 muertos

6 min read

SAN PEDRO SULA, Honduras (AP) – Las lluvias restantes del huracán Eta inundaron viviendas desde Panamá hasta Guatemala el jueves, cuando la cifra de muertos en Centroamérica aumentó a 57 y las organizaciones de ayuda advirtieron que las inundaciones y los deslizamientos de tierra estaban creando un lento movimiento humanitario de desastres. en toda la región.

La tormenta que azotó a Nicaragua como un poderoso huracán de categoría 4 el martes se convirtió más bien en una gran tormenta tropical, pero avanzaba tan lentamente y derramaba tanta lluvia que gran parte de Centroamérica permaneció en alerta máxima. Los meteorólogos dijeron que se espera que la ahora depresión tropical se recupere y se dirija a Cuba y posiblemente al Golfo de México a principios de la próxima semana.

El jueves por la tarde, el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei dijo que una montaña empapada de agua en la parte central del país se había deslizado hacia la ciudad de San Cristóbal Verapaz, enterrando casas y dejando al menos 25 muertos.

Otros dos deslizamientos en Huehuetenango mataron al menos a 12 más, dijo. El jueves por la mañana, otras cinco personas murieron en cuchillas más pequeñas en Guatemala.

Giammattei dijo que el 60% de la ciudad oriental de Puerto Barrios se inundó y se esperan otras 48 horas de lluvia.

El número de víctimas en Guatemala se suma a 13 víctimas en Honduras y dos en Nicaragua. Los funcionarios panameños han informado de ocho desaparecidos.

Eta tenía vientos sostenidos de 35 mph (55 km / h) y se movía hacia el noroeste a 13 km / h el jueves. Estaba centralizado a 65 millas (100 kilómetros) al oeste-noroeste de La Ceiba, Honduras.

En Honduras, la Policía Nacional informó el jueves que se habían encontrado seis cadáveres más, elevando el saldo de muertos en el país a 13. Los cadáveres de dos adultos y dos niños fueron encontrados tras excavaciones en un deslizamiento de tierra ocurrido el miércoles en el municipio de Gualala. y dos niños de 8 y 11 años murieron en otro deslizamiento de tierra en El Níspero.

READ  El Real Madrid sigue en la 'pole'

Más temprano, los residentes encontraron el cuerpo de una niña enterrada en un deslizamiento de tierra el miércoles en las montañas a las afueras de la ciudad costera norteña de Tela. En la misma zona, un deslizamiento de tierra sepultó una casa con una madre y dos hijos, según el portavoz del Departamento de Bomberos de Honduras, Óscar Triminio. Dijo que también murió una niña de 2 años en el departamento de Santa Bárbara cuando fue arrastrada por la inundación.

Cientos de vecinos de los barrios de San Pedro Sula tuvieron que dejar sus casas antes del amanecer del jueves, cuando el agua del río Chamelecón llegó a su puerta.

Miguel Ángel Beltrán, un guardia de seguridad en el barrio Planet de la ciudad, dijo que su distrito se perdió y muchas personas desaparecieron o se ahogaron.

“Rescatamos a mis hermanos, a toda la familia de un balcón, un edificio de tres pisos”, dijo. “¿Cómo es posible que un gobierno no haya hecho nada para alertar a la gente?”

Su familia perdió todo y no tenía adónde ir, dijo. Los pocos botes de rescate de personas no tenían motor y luchaban contra la corriente, dijo.

Marvin Aparicio, de la agencia de manejo de emergencias de Honduras, dijo que 41 comunidades quedaron aisladas por caminos destruidos.

Luis Alonso Salas, un trabajador de la construcción de 45 años, estaba en un lote elevado en una estación de servicio donde las personas que huían de sus hogares recogieron una pila de ropa donada.

“Fue terrible, perdí toda la casa, no pude llevarme nada”, dijo. A la una de la mañana, el agua le llegaba al cuello. Dijo que otros en su vecindario todavía están esperando a los rescatistas en botes en lo alto de sus techos.

READ  ¿Cómo se pone en forma en invierno? Con una bicicleta gorda

Maite Matheu, directora nacional de la organización humanitaria internacional CARE, dijo el jueves que cerca de 2 millones de hondureños podrían verse afectados directamente por la tormenta.

“La situación que estamos viendo hoy es muy, muy alarmante”, dijo. “Especialmente las personas y familias que necesitan ser evacuadas ahora. Hay decenas de familias en algunos pueblos del valle de Sula que están en sus techos y piden ser evacuadas. “

Dijo que el gobierno hondureño no tiene capacidad para rescatar personas.

Giammattei, el presidente de Guatemala, dijo que su homólogo hondureño, Juan Orlando Hernández, pidió ayuda, pero que el bloqueo de carreteras lo hizo imposible.

Matheu dijo que su organización estaba ayudando a recopilar información sobre las necesidades más urgentes en Honduras. Los suministros de alimentos eran una preocupación real, dijo. La red de carreteras del país está gravemente dañada, los aeropuertos se han cerrado y gran parte del valle de Sula, la zona agrícola más productiva del país, se ha inundado.

“El impacto en los cultivos será enorme”, dijo Matheu. El impacto de la tormenta solo aumentaría la presión sobre una población desesperada por migrar, agregó.

En Panamá, al menos ocho personas desaparecieron luego de inundaciones y deslizamientos de tierra en la provincia de Chiriquí, que limita con Costa Rica.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos predijo que partes de Nicaragua y Honduras podrían recibir de 15 a 25 pulgadas (380 a 635 milímetros) de lluvia, con 40 pulgadas (1,000 milímetros) posibles en algunas partes aisladas.

Cuando lo que quede de la tormenta regrese al Caribe, recuperará algo de fuerza y ​​se convertirá nuevamente en una tormenta tropical, según muestran los pronósticos.

READ  ¡El reencuentro de Luis Suárez y el Barça tiene día y hora!

Y luego se espera que el Eta se mueva lentamente hacia Cuba y Florida, o al menos lo suficientemente cerca de Florida para que los meteorólogos adviertan sobre 7 pulgadas de lluvia en el sur de Florida durante los próximos cinco a siete días. Y la semana que viene, Eta puede incluso mudarse al Golfo de México.

“Lo que sea que salga (de Centroamérica) tomará un tiempo”, dijo Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. “No estoy convencido de que hayamos terminado con Eta”.

Eso es porque lo que queda de Eta todavía tiene un efecto, que es difícil de eliminar, y eso debería ayudar con la reforma, dijo el científico de huracanes y clima de la NOAA Jim Kossin.

Una vez que hagas las reformas y te dirijas hacia Cuba, puedes pasear un rato por la zona.

“Los vientos no van a ser el problema. Las lluvias van a ser el problema ”, dijo Klotzbach.

El Eta será tan grande, húmedo y desordenado que no tendrá que golpear el sur de Florida, ya empapado por la lluvia, para causar confusión, dijo Klotzbach.

“Las tormentas tropicales lentas y feas ciertamente pueden tener un gran impacto en las precipitaciones, incluso si no llegan al continente”, dijo Klotzbach.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.