Cronica

Mundo completo de noticias

‘Culture Gate’… Plataforma digital para documentar y explorar la riqueza cultural saudita
Las noticias más importantes

‘Culture Gate’… Plataforma digital para documentar y explorar la riqueza cultural saudita

La UNESCO, el organismo cultural de las Naciones Unidas, ha anunciado planes para un museo virtual de objetos culturales robados, con el objetivo de concienciar al público sobre el tráfico y la importancia única del patrimonio cultural.

Los visitantes podrán navegar a través de una sucesión de espacios virtuales que contienen imágenes detalladas en 3D de los artefactos, cada uno acompañado de materiales que explican su significado cultural único, incluidas historias y testimonios de comunidades locales.

La UNESCO no espera poder nombrar los objetos que formarán la colección inicial hasta poco antes de la apertura del museo.

Será realizado conjuntamente por la UNESCO y la INTERPOL, cuya base de datos de objetos culturales robados de museos, colecciones y sitios arqueológicos de todo el mundo enumera más de 52.000 artefactos, por un valor de 2,5 millones de dólares estadounidenses (2,05 millones de libras esterlinas).

Se espera que el museo virtual abra sus puertas en 2025.

“Detrás de cada obra o fragmento robado hay un pedazo de historia, identidad y humanidad que ha sido arrancado a sus guardianes, hecho inaccesible a la investigación y ahora corre el riesgo de caer en el olvido”, afirmó la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

“Nuestro objetivo con esto es volver a poner estas obras en primer plano y restaurar el derecho de las sociedades a acceder a su patrimonio, experimentarlo y reconocerse en él”, afirmó Azoulay en una reunión de representantes nacionales en París.

Según Antiquities Coalition, una ONG con sede en Estados Unidos, los artefactos saqueados y robados más importantes actualmente desaparecidos en todo el mundo incluyen una inscripción en piedra de alabastro del siglo III extraída del templo de Awwam en Yemen entre 2009 y 2011.

READ  "Relájate, Donald, relájate", escribe Greta Thunberg para Trump en Twitter.

También en la lista de la coalición se encuentra un relieve en marfil del siglo VII a.C. de un león atacando a un nubio, robado del Museo de Bagdad en 2003; una máscara de piedra verde saqueada del sitio maya de Río Azul, Guatemala, en los años 1970; y una estatuilla de Varaha de los siglos V-VI tomada de un complejo de templos en Rajasthan, India, en 1988.

«Estos son objetos que existen físicamente, pero no sabemos dónde», dijo a The Guardian Ernesto Ottone, subdirector general de cultura de la organización. «Los mostraremos virtualmente, en un espacio donde realmente podamos contar la historia y el contexto detrás de ellos».

Ottone dijo que el objetivo es “ayudar especialmente a los jóvenes a comprender que un objeto robado es aquel que fue sustraído de su comunidad, pero también ayudar a recuperar objetos robados y promover la repatriación de bienes culturales en general”.

Lógicamente, afirmó, el objetivo final del museo debería ser su propia desaparición: “Es lo contrario de un museo normal, cuya colección seguirá ampliándose. Con este, esperamos que su colección se reduzca a medida que los artículos se recuperen uno por uno”.

El arquitecto del proyecto, Francis Kéré, ganador en 2022 –y primer africano– del prestigioso premio de arquitectura Pritzker, afirmó que el proyecto pretendía “despertar la imaginación”. Los artefactos culturales encarnan “un valor en su presencia física, pero también un valor para sus comunidades… que no podemos describir”, dijo.

Kére, nacido en Burkina Faso, comparó un objeto arrancado de su comunidad con un árbol arrancado de su suelo. “Sucede algo que no comprendemos del todo en la relación entre un árbol, sus raíces y su nutrición”, afirmó.

READ  Bielorrusia.- Lituania y Letonia instan a que se repitan las elecciones presidenciales en Bielorrusia

“Algo parecido sucede, que tampoco entendemos, en la relación entre un artefacto cultural y su comunidad. Las culturas que han sido privadas de artefactos son como las raíces de un árbol en busca de alimento”.

El arquitecto diseñó una “rampa” virtual extensible, contenida dentro de un globo que conecta regiones, países, culturas y los 600 artefactos que conformarán la colección de apertura, y comenzó a trabajar con desarrolladores web para transformar el concepto en una realidad digital.

Ottone dijo que si bien diseñar y construir el museo virtual era un trabajo complejo, la tarea que consumía más tiempo era crear imágenes escalables en 3D de los artefactos, de muchas de las cuales no hay más registro físico que una pequeña fotografía en blanco y negro.

“Nadie imaginaba un museo como este”, afirmó Azoulay. «La presentación de las obras se ve reforzada por una inmersión profunda en su universo, en los movimientos culturales y sociales de los que nacieron, conectando lo material y lo inmaterial».

La convención de la UNESCO de 1970 sobre la prohibición y prevención de la importación, exportación y venta ilícitas de bienes culturales insta a los estados signatarios a tomar medidas para poner fin al tráfico, que según INTERPOL está cada vez más reservado al crimen organizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Fanático del tocino. Amable evangelista zombi. Practicante del alcohol. Explorador. Entusiasta del café. Escritor. Se cae mucho".