Politica

UN MOMENTO POLÍTICO COMPLICADO: LA HORA DE JIMMY

Guatemala ha tenido entre sus gobernantes a militares, abogados, empresarios, ingenieros y personas sin título. Jimmy Morales es un administrador de empresas, pero el primer actor cómico de profesión que llega a la Presidencia, y lo hace en un momento extremadamente complicado. Los retos por delante son múltiples y su respuesta debe ser inmediata. Sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas muestran su particular FODA.

Redacción de Crónica

El presidente Jimmy Morales encuentra un escenario político complicado y el país al borde de estallidos sociales, con el agravante de heredar un Presupuesto 2016 que le crea más limitaciones que ventajas. Pero él no se arruga, y más bien anticipa que dará sorpresas en el inicio de su gestión. ¿Cuáles son sus posibilidades de éxito?

Los analistas recuerdan que Morales ganó sin tacha las elecciones, con el voto de dos millones 750 mil 847 ciudadanos que lo eligieron para el cuatrienio 2016-2020, pero advierten también de un camino lleno de complicaciones, en el que la mayor expectativa de la población se centra en la lucha que deberá librar en contra de la corrupción y la impunidad.

El cuadragésimo cuarto presidente de la República tiene también muchos detractores que enfocan sus críticas en la falta de liderazgo y experiencia, dos cualidades que se requieren para integrar un equipo capaz y enfrentar los enormes retos que se tendrán, principalmente en las áreas de seguridad, educación, salud, relaciones con el Congreso y conflictividad social, solo por citar algunos de los frentes que encuentra abiertos desde el primer día de su gestión.

A este panorama se debe sumar el espeso ambiente que se vive en torno a la Justicia –ver nota en esta misma edición–, el cual tendrá repercusiones en el día a día del novel gobernante.

 

Sus fortalezas (F)

Los analistas e investigadores políticos no conceden muchas fortalezas a Morales y su equipo de trabajo, el cual apenas se ha conocido en las horas previas a la toma de posesión este 14 de enero. Hay una coincidencia en la opinión de que su activo más valioso es su popularidad, la cual se reflejó en las urnas.

En opinión de Renzo Rosal, se tiene la percepción de que no proviene de la vieja clase política, lo que se habría traducido en la lluvia de votos con la que prácticamente ahogó a Sandra Torres en la segunda vuelta.

Un aspecto que le parece importante a Édgar Gutiérrez, analista del Ipnusac, es que Morales hizo una campaña de bajo costo, lo que le representa pocas facturas por pagar en el ejercicio del Gobierno. Para él, esta es una ventaja significativa ante gobernantes anteriores, que regularmente llegan con compromisos muy grandes, que luego pagan.

Luis Linares, de Asíes, reconoce que no estar vinculado a la vieja política –identificada con la corrupción y la ineficiencia– es importante para el nuevo mandatario. De hecho, los electores lo vieron así en un año muy crítico para la clase política, y eso favoreció a Morales a la hora de la elección, principalmente porque sus rivales más cercanos, Torres y Manuel Baldizón, provienen de partidos vinculados a las antiguas prácticas políticas.

 

Las oportunidades (O)

En cualquier análisis de FODA, las oportunidades que se encuentren representan la parte más positiva del escenario que se quiere visualizar, si es que se puede hacer a partir de un análisis de este tipo.

En todo caso, están a la vista bastantes oportunidades, aunque es evidente que se deben conjugar muchos factores para que puedan convertirse en realidad. La más importante está centrada en la razón que lo llevó al cargo: desde el primer minuto puede proyectar una imagen de honestidad, transparencia, austeridad y responsabilidad en el ejercicio de las funciones públicas y los recursos del Estado. Si lo hace, estaría dando un gran paso para consolidar su gestión y mejorar el país, según Linares.

Por supuesto que se esperan otras cosas positivas. Para Rosal, el popular Jimmy puede recuperar la confianza ciudadana en la política y las instituciones del Estado, una tarea difícil, pero no imposible, que dependerá de su liderazgo y estilo de gobernar.

El analista Ricardo Barreno, de Incep, dice que el nuevo presidente puede conformar alianzas estratégicas con diversos sectores para avanzar en tareas tan importantes como lograr la transparencia en su administración y fortalecer el sistema de recaudación fiscal, muy golpeado por la falta de credibilidad institucional. Él mira también una importante oportunidad de que Morales asuma el liderazgo en el rescate de las instituciones y el fortalecimiento democrático.

 

Peligrosas debilidades (D)

El color de rosa, sin  embargo, estará más lejos que los peligros. Las debilidades que tiene el joven mandatario son muchas, y algunas muy significativas. Incluso se puede decir que se ven más características negativas en él y su entorno que fortalezas.

Para Barreno es un ejemplo peligroso de su poco liderazgo la falta de protagonismo en el proceso de transición, algo que muchos analistas criticaron en su ocasión, precisamente porque ven en esta actitud el peligro de que se pierda la oportunidad de tener resultados más rápido.

Aunque en campaña repitió que tenía un plan de gobierno, poco o nada se conoce de él, más allá de sus declaraciones en entrevistas de prensa y debates de campaña. Gutiérrez indica: Hay incertidumbre porque el capitán de la nave no tiene plan de vuelo y no se sabe a dónde nos conducirá. De la misma manera piensan otros analistas y columnistas de opinión.

Algo que se percibe como una de sus debilidades más fuertes es su pequeña bancada de diputados en el Congreso de la República, lo que lo obligará a tener mayor habilidad de negociación con el Legislativo, particularmente con partidos de oposición, como la UNE –mayoritaria– o Líder –desquebrajándose–.

Esto le puede causar problemas de ingobernabilidad, por su baja capacidad de operación política, anticipa Gutiérrez, mientras que Barreno califica de fragmentada estructura al pequeño partido FCN-Nación.

El columnista y analista Linares recuerda la trinca infernal que se dio durante el  recortado período de Jorge Serrano, cuando hubo un caso parecido en cuanto a la fuerza parlamentaria del partido oficial, en aquel entonces el ahora desaparecido MAS.

Los analistas consultados por Crónica coinciden en que también es debilidad no contar con un equipo de trabajo consistente, y ven el peligro de que se produzca falta de coincidencia entre los intereses generales y los de su improvisado equipo, como apunta Linares.

En efecto, aunque falta comprobar la tendencia de esta bancada, se teme que la influencia principal pueda provenir de determinados grupos de poder, entre empresariales y militares.

De acuerdo con Barreno, una de las principales debilidades es la falta de experiencia en gestión pública y resolución de conflictos, lo que anticipa que su administración puede sufrir un prematuro desgaste.

 

¿Y las amenazas? (A)

Si los resultados no se dan y la falta de transparencia se siente pronto, un peligro es que la fortaleza más grande que tiene –el respaldo de más de 2.5 millones de votos– se convierta en búmeran y el movimiento ciudadano se vuelva en su contra. Si pierde el apoyo popular la pasará muy mal.

Asimismo, Gutiérrez mira peligroso que los grupos conservadores de civiles y militares decepcionados, porque no responde a sus intereses, puedan buscar desestabilizarlo.

Por su lado, Linares teme que lo peor en el corto plazo pueda ser la crisis financiera del Estado, que deberá enfrentar desde el primer día, porque hay una urgente necesidad de atender de inmediato los problemas de la red hospitalaria, las carreteras y la inseguridad ciudadana, entre los muchos problemas latentes.

Además, es una gran amenaza para la gobernabilidad los brotes de conflictividad social, tomando en cuenta que no hay políticas de Estado para atender ciertas demandas de amplios sectores de la población del interior, específicamente en minería y generación eléctrica.

Algunos, entre ellos  Barreno,  ven como amenaza su relación con Avemilgua –la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala–, pues lo puede comprometer en diversos aspectos y debilitar su base popular. Asimismo, Rosal advierte del peligro de tener un gobierno de improvisaciones y activismo sin norte, derivado de las debilidades señaladas antes.

Esta es una visión rápida pero certera de lo que tiene como fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA) el nuevo gobierno. La hora de Jimmy Morales ha llegado, es tiempo de principiar a ver si los pronósticos, temores u optimismo se convierten en realidad. El tiempo dará respuestas…, y será en el muy corto plazo

No pertenecer a la vieja política es una fortaleza de Morales, y su poco liderazgo, una debilidad.

Comentarios

comentarios

Mas en Politica

dipucacos-en-accion

LaRed: ¡Cuchubal!

jimmymeme

Reformas en suspenso y con mal sabor de boca

la-red

LaRed: ¡Chajalele!

15032885_1442307739131761_2591066909168166180_n

¿Qué tanto están preocupadas las iglesias por la política?

firma-convenio-interinstitucional

Instituciones firman convenio para fiscalizar finanzas de los partidos políticos

4m6a9604

Óscar Chinchilla: “La clase política ha defraudado al pueblo”

4m6a9134

Congreso se queda sin oposición

meme-la-red

LaRed: ¡Shucaque!

pag-04-f06

Cierran proceso penal contra Ríos Montt por incapacidad mental

f-caso-tcq

Jefes de bloque se reúnen en Casa Presidencial para discutir sobre TCQ

4m6a9360

Los cinco retos para el Congreso con nuevo presidente y Junta Directiva

congreso-web-1024x687

Pleno del Congreso comienza discusión sobre reformas constitucionales