$ vTituloSeo.data | EL UNIVERSAL – Cartagena

HHasta finales del mes pasado, el municipio de San Juan Nepomuceno, en la subregión Montes de María, permaneció invicto con cero casos de COVID-19.

A pesar de esto, las autoridades de salud, con la administración municipal al frente, no han dejado de mantener las precauciones de salud y las medidas de comportamiento social decretadas por el gobierno nacional.

Sin embargo, el 28 de mayo, se reveló que había tres casos confirmados de coronavirus en San Juan, lo que fortaleció aún más la prevención; y así es como en la entrada de la ciudad hay uniformes que toman los datos de los recién llegados, fumigándolos a ellos y a los vehículos por donde viajan, midiendo su temperatura y llamando a los lugares de la ciudad donde Dicen que van a visitar.

Por su parte, los habitantes que salen a la calle cuando su figura está en vigencia afirman que los lugareños han respetado las disposiciones de cuarentena al 80% y que las autoridades garantizan la seguridad de todos.

Teniendo en cuenta que las poblaciones de los Montes de María, como su nombre indica, se encuentran entre las montañas y no tan cerca de Cartagena, discutimos con el alcalde de San Juan Nepomuceno, el doctor Wilfrido Romero Vergara, para averiguar qué que su oficina para protegerte.

¿Cuántos casos de COVID-19 San Juan ha estado transportando hasta ahora, y cómo es la infraestructura del hospital?

– Hasta ahora, hemos realizado 119 muestras para COVID-19, de las cuales hemos reportado siete positivos. Tenemos a estos pacientes aislados en sus residencias, bajo vigilancia constante por parte de la EPS. Contamos con un hospital de primer nivel con habitaciones equipadas para aislamiento total, con capacidad para 15 personas; y doce ubicaciones (entre oficinas y otras jurisdicciones), donde podríamos detener a los pacientes de forma aislada, si fuera necesario. Además, tenemos un hotel en las afueras del municipio, donde tenemos once habitaciones para el aislamiento de pacientes leves asintomáticos o sintomáticos, para quienes EPS utiliza personal médico para ejercer el control. Si fuera necesario, podríamos extender este hotel a 22 habitaciones adicionales.

¿Hay una unidad de cuidados intensivos?

Estamos en el primer nivel y no podemos cubrir el segundo, en términos de infraestructura de cuidados intensivos, ya que esto implica la movilización de varios elementos que no son solo la cama, sino también el monitor, el ventilador, el personal de infusión y médico y paramédico, que incluye a una persona que conoce cuidados intensivos; En otras palabras, un intensivista, un anestesiólogo, un neumólogo internista, así como algunas enfermeras principales y asistentes de enfermería que saben cómo administrar equipos de cuidados intensivos. Si observa de cerca, no es solo el ventilador, como la mayoría de la gente cree, es una infraestructura completa y un equipo humano para construir una sola cama de cuidados intensivos.

¿Cuál ha sido la evolución de los pacientes hasta ahora?

– Los visito periódicamente y los encuentro muy estables y en buen estado clínico. La administración municipal colabora con ellos en el plan alimentario y humanitario con sus familias. Además, la oficina del alcalde ha estado proporcionando agua potable gratuita a todo el municipio durante tres meses, mientras estamos en un estado de calamidad. Además, ayudamos con subsidios, en los estratos uno y dos, en términos de energía eléctrica y recolección de basura.

¿Cuántas ambulancias tiene el municipio?

– En el área urbana, tenemos dos. Pero debemos tener en cuenta que el municipio de El Guamo, ya que no tiene EPS descentralizado, depende de nosotros para que podamos proporcionarle otra ambulancia, serían tres las que tiene San Juan. Pero nos acercamos al Ministerio de Salud para enviarnos otro, mientras pedimos dos más al Ministerio de Salud de Bolívar, uno médico y otro básico, para transportar pacientes a hospitales más complejos. .

– ¿Cómo trabaja el personal que trabaja en el hospital?

– Está compuesto por médicos generales, enfermeras principales y enfermeras auxiliares. Además, tenemos una organización COVID-19, compuesta por un médico general, un epidemiólogo, un epidemiólogo jefe, el Secretario de Salud, el director del hospital, un trabajador social, ‘psicólogo y fisioterapeuta.

– ¿Existe un registro de personas mayores y personas con enfermedades?

Sí, EPS lo tiene. Cuando detectamos a un paciente que sospecha de nosotros, inmediatamente solicitamos un historial médico, hacemos una segregación administrativa en el hogar y tomamos las medidas correspondientes. Nuestra población de ancianos es bastante grande. Es por eso que siempre insistimos en que lo ideal es que se queden en casa, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos sufren de hipertensión, diabetes, asma e insuficiencia. riñón.

¿Las personas respetan las medidas sanitarias?

–Totalmente. El 95% de nuestra población respeta todos los decretos. Los que tienen que irse lo hacen regidos por el número correspondiente al día. Sus mandados son la banca, comprar alimentos y medicinas, reunir familias en acción, personas mayores y jóvenes en acción. Las únicas personas que pueden salir con un número diferente son aquellas que tienen que ir a la sala de emergencias del hospital. Al mismo tiempo, movimos la economía gradualmente para evitar las multitudes. Damos prioridad al comercio local y cerramos los sectores intermunicipales e interministeriales para que las personas infectadas no puedan comunicarse con nosotros. Desafortunadamente, todavía hay personas que creen que COVID-19 ni siquiera existe, pero se equivocan porque es una realidad global.

¿Cómo es el servicio de agua?

– Los acueductos siempre han sido la piedra en el zapato de los municipios de Bolívar, pero con respecto a San Juan, podemos decir que tenemos agua las 24 horas, desde el 1 de enero de este año, cuando esta administración ha comienzo. A veces tenemos que detener el servicio en caso de falla de la máquina, pero lo normal es que tengamos agua constantemente en todas las áreas. Tanto es así que durante estos cinco meses, no hubo protestas de los usuarios de la sede municipal o los cantones. Dentro de los 25 días, debemos abrir un acueducto para el cantón de San Pedro Consolado, privado de redes de agua potable durante 140 años. Es un trabajo que hacemos con nuestros propios recursos. Era la única área que carecía de agua potable, ya que San Cayetano, San Agustín, La Haya, San José del Peñón y Corralito tienen un acueducto. A las aceras, donde el verano se ha sentido fuertemente, enviamos hasta cuatro camiones cisterna cada día.

You May Also Like

About the Author: Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *