Un menor, la primera víctima fatal de una pelea, en junio | EL UNIVERSAL

LLa lucha sigue siendo la principal causa de muerte violenta en Cartagena. El adolescente Robín Javier Díaz Torres es la primera víctima de violencia interpersonal este mes.

El joven, según información policial, recibió un disparo en el pecho en medio de una pelea callejera que tuvo lugar el jueves por la tarde en el sector de San Bernardo, entre los distritos de La María y La Paz, en las faldas de La Popa. El menor murió mientras estaba siendo tratado en la PAC de Canapote.

La madre del joven, Silena Torres, asegura que la muerte de Robin es la consecuencia de un viejo problema de pandillas en La Paz. Para ella, el crimen es un acto que ha sido anunciado.

“Mi hija escuchó una vez el” Negrito Tactil “, el presunto asesino, que amenazó con comprarle un arma para matar a mi hijo. Lo crió, cada vez que lo veía en la calle, corría para atacarlo “, dijo Silena ayer por la mañana, poco antes de sacar el cuerpo del adolescente de la morgue forense.

Según Silena, alrededor de las 2:00 p.m.del jueves, Robin estaba con un grupo de amigos en una esquina cerca de su casa cuando se sorprendió por el mismo tipo que, aparentemente, lo había “dedicado”.

“Mientras estaba cerca, Ne Negrito Tactil” lo vio y comenzó a llamarlo, pero mi hijo no le estaba prestando atención. Cuando quería ver, ya lo tenía puesto y por eso comenzó a correr. Fue entonces cuando el otro tipo le disparó dos veces, pero él le disparó por la espalda, lo que afectó su pulmón “, dijo Silena.

Los socios del joven lo ayudaron y lo transfirieron al CAP de Canapote, pero los esfuerzos fueron en vano.

Silena Torres confirmó que todo se debió a una pelea entre pandilleros. “Sí, son peleas de pandillas. Este tipo no podía ver a mi hijo porque lo conducía y no podía caminar en la calle como si nada porque también lo estaba buscando para atacarlo” , explicó el dolor.

Se sabía que la víctima era el segundo de tres hermanos y estaba en sexto grado.

El de Díaz Torres es el segundo asesinato en junio en cinco días. A la 1 a.m. del lunes por la mañana, un hombre en una motocicleta mató a Brian Rafael De La Ossa León con una bala en la cara en el barrio de Nuevo Bosque, etapa siete.

La policía dice que De La Ossa, de 28 años, que vive en el área, recibió un disparo delante de su esposa y sus tres hijos. Las versiones que los testigos dieron a las autoridades indican que Brian salió de su casa y fue el último en subirse a un automóvil de su propiedad, en el que su esposa e hijos ya estaban adentro. En ese momento, el asesino sacó su arma y le disparó.

En mayo, hubo ocho asesinatos en Cartagena, tres en combate y dos en robos, un caso aparente de un sicario y dos jóvenes linchados por la comunidad. Entre enero y abril, según cifras de la ciencia forense, hubo 74 crímenes en esta ciudad. Abril, con 18 muertos, es el mes más violento. En febrero y enero, hubo 14 casos cada mes y el 17 de marzo.

Según Legal Medicine, entre enero y abril de este año, hubo 583 casos de violencia interpersonal en Cartagena. En el país, estos eventos fueron 24,195, convirtiendo a 16,191 hombres y 8,004 mujeres en víctimas.

Por ciudades, la capital de Bolívar ocupa el sexto lugar entre la violencia interpersonal en el país, justo detrás de Bogotá (6.225); Medellín (1.338); Cali (821); Barranquilla (771) y Villavicencio (539).

En 2019, según datos oficiales, 192 víctimas dejaron los asesinatos en Cartagena, incluidos 109 como resultado de la violencia interpersonal. Casos como una deuda impaga o la defensa de un amigo o familiar contra un ataque fueron los escenarios más repetidos en los diversos homicidios que tuvieron lugar en la ciudad el año pasado.

You May Also Like

About the Author: Caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *