Tragedia en la casa de Benilda: su hijo la asesinó | EL UNIVERSAL

LLas peleas en la casa de Benilda Marmolejo Colón con su hijo fueron tan frecuentes que por eso ayer nadie prestó atención al tumulto que tuvo lugar a las 4 de la mañana en el bloque M con el bloque 18 en el sector Juan Pablo II. , en el distrito Huellas Alberto Uribe, junto a San José de Los Campanos.

Los gritos escuchados fueron los de Benilda y Freiler Marmolejo Colón, llamados “el Mono”. Nadie fue a su casa para ayudar a la señora, de 62 años, de Necoclí (Antioquia), creyendo que era otra discusión como siempre.

La tragedia fue descubierta a las 7 a.m. cuando la hija mayor de Benilda y un vecino llegaron y encontraron a la víctima acostada en la primera habitación con varios golpes en la cara por un objeto poderoso.

La sala estaba en desorden porque allí había comenzado la discusión, después de que Benilda sorprendió a su hijo robando dinero de la venta de refrescos.

Los vecinos dijeron a la policía que no era la primera vez que Freiler le había robado a su madre. Varias veces, lo atraparon haciendo rodar un azulejo de eternidad desde el patio de la casa para llegar a la habitación de Benilda y quitarle las pesas. Parece haber sucedido ayer también.

Familiares y vecinos de la víctima confirmaron a la policía que, según este historial, Mono el Mono es el presunto autor. También aseguraron que era un consumidor de sustancias alucinógenas.

Con base en esta información, la Policía Metropolitana de Cartagena comenzó la búsqueda del hijo de Benilda, pero hasta ayer por la tarde, no lo habían capturado.

“Según las entrevistas, los ataques físicos de este sujeto contra su madre, quien robó electrodomésticos y objetos de valor para comercializarlos y adquirir narcóticos, son constantes.

Se hace un llamamiento a la comunidad frente a los actos de violencia doméstica para alertar a la Policía Metropolitana de Cartagena, mostrar solidaridad como vecinos con la denuncia oportuna de estos casos y evitar situaciones desafortunadas como la pérdida de vidas ” , dijo el Comando del metropolitano.

Este año, entre enero y abril, según cifras de la ciencia forense, hubo 18.964 casos de violencia doméstica en el país que mataron a 13.843 mujeres y 4.221 hombres. En Cartagena, según este informe, ha habido 342 casos de violencia doméstica. Once de estas víctimas eran ancianos.

El último caso de parricidio en Cartagena ocurrió el 22 de agosto del año pasado. Ese día, en el barrio de Villa Escallón, callejón Jiménez de Quesada, un hombre asesinó a su padre en medio de una discusión.

La víctima, Ariel Alcázar adicto, de 65 años, vivía en casa con sus dos hijos, uno de ellos Ariel Alcázar Polo, el presunto atacante.

Una versión sugiere que la disputa vino del dinero. Los testigos dicen que el padre y el hijo se vieron envueltos en una acalorada discusión por los pocos dólares que uno le debía al otro.

La otra hipótesis presentada por los investigadores sugiere que el presunto asesino había comenzado una discusión con su pareja romántica y en ese momento su padre intervino, convirtiéndose en el objetivo de su hijo. Parece que el apuñalamiento pudo haber sido accidental en medio de una pelea.

El Comando de la Policía de Cartagena confirmó que el presunto asesino de 42 años fue capturado el mismo día del incidente y dos días después detenido por un juez responsable de supervisar las salvaguardas por el delito de homicidio agravado. Desde entonces, el presunto agresor ha estado en la prisión de Ternera.

El 15 de abril, el albañil John Fredy Salgado Valdez, de 25 años, fue asesinado a puñaladas en el barrio de La María, sector de San Bernardo. Aparentemente, el albañil se atribuyó la responsabilidad de las salidas del joven a altas horas de la noche y del supuesto consumo de sustancias alucinógenas.

El 15 de julio de 2019, en la calle de la Cruz, en el distrito de Boston, Carlos Mario Martínez Hernández fue presuntamente asesinado por su propio hermano en medio de una discusión. Unos días después, en una tienda de botes en la isla de Barú, Martín Contreras Orozco, de 47 años, fue asesinado por un cuchillo en medio de una pelea que tuvo con un primo. Según los dolientes de Martín, la pelea habría sido de 200,000 pesos que debería haberle dado a su presunto atacante.

You May Also Like

About the Author: Caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *