marzo 21, 2023

Cronica

Mundo completo de noticias

Presidentes de HFAC y SFRC Instan a los Presidentes de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras a Restringir Préstamos del BCIE al Régimen Ortega-Murillo

5 min read

Contacto con los medios 202-225-5021

Washington DC – El presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Michael McCaul (R-TX), y el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU., Bob Menéndez (D-NJ), están instando a los presidentes de Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras a aprovechar su posición en el Banco Centroamericano para Integración Económica (BCIE) para evitar que el financiamiento de desarrollo del banco apoye al régimen nicaragüense de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

En una nueva serie de cartas bipartidistas a los presidentes centroamericanos, los presidentes citan un informe reciente de investigadores de la ONU que equipara los abusos en Nicaragua con los crímenes del régimen nazi y comentarios del Papa Francisco que comparan el régimen de Ortega-Murillo con la dictadura de Hitler, en un esfuerzo para resaltar “la urgencia de poner fin a un enfoque de ‘negocios como siempre’” con la dictadura de Nicaragua.

El BCIE, un banco multilateral de desarrollo que busca promover la integración económica regional, ha aprobado casi $3.500 millones en financiamiento para iniciativas que se implementarán bajo los auspicios del régimen de Ortega-Murillo, a pesar de su amplio ataque autoritario a las instituciones y a la sociedad civil en Nicaragua.

Los dos presidentes destacaron la gravedad de la aniquilación de la democracia en Nicaragua por parte del régimen y su creciente represión de la disidencia, incluida la reciente retirada y prohibición de la ciudadanía de más de 300 nicaragüenses y la sentencia del obispo católico Rolando Álvarez a 26 años de prisión por negarse salir del país con los demás presos políticos.

“En los últimos años, Estados Unidos ha tomado medidas para aumentar el escrutinio y reducir el financiamiento de instituciones multilaterales que beneficiarían directamente al régimen Ortega-Murillo. Si bien Estados Unidos se ha asegurado de que los fondos permanezcan disponibles para iniciativas que benefician las necesidades humanas básicas del pueblo nicaragüense, este mayor escrutinio ha asegurado que los fondos no fluyan hacia el régimen de Ortega-Murillo”. añadió las sillas a su carta. “Instamos a su gobierno a seguir políticas similares con respecto a los préstamos del BCIE”.

Hacer clic AQUÍ para un PDF de la carta a la presidenta de Honduras, Xiomara Castro

READ  República Dominicana y El Salvador siguen teniendo la canasta básica más barata de la región

Hacer clic AQUÍ para un PDF de la carta al presidente guatemalteco Alejandro Giammattei

Hacer clic AQUÍ para un PDF de la carta al presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves Robles

Hacer clic AQUÍ para un PDF de la carta al presidente de El Salvador Nayib Bukele

Una copia de las cartas se puede encontrar a continuación.

Querido presidente,

Le escribimos para solicitar respetuosamente que su gobierno use su voz y voto por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para aumentar la transparencia y el escrutinio de los préstamos del banco al Gobierno de Nicaragua. Ante los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el régimen Ortega-Murillo, instamos a su país a aprovechar su liderazgo como miembro fundador del BCIE para asegurar que los préstamos del banco no perpetúen la consolidación de la dictadura en Nicaragua.

Desde sus inicios, el BCIE ha ayudado a fortalecer la competitividad y la integración económica de Centroamérica ya promover proyectos destinados a reducir la pobreza y apoyar la sostenibilidad ambiental. A pesar de su historial de apoyo al desarrollo económico en Centroamérica, en los últimos años el BCIE también ha aprobado casi $3.500 millones en financiamiento para iniciativas que se implementarán bajo los auspicios del régimen de Ortega-Murillo.[1] Este financiamiento proporciona un salvavidas para el régimen de Ortega-Murillo en un momento de creciente condena mundial de las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

El 2 de marzo, un equipo de investigación de las Naciones Unidas concluyó que el régimen Ortega-Murillo estaba cometiendo abusos generalizados contra el pueblo nicaragüense que constituían crímenes de lesa humanidad.[2] Además, al describir las atrocidades que tuvieron lugar en Nicaragua, un investigador de la ONU comparó la campaña sistemática de ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y persecución política de Daniel Ortega con crímenes cometidos por el régimen nazi en Alemania.[3] El 10 de marzo, el Papa Francisco también comparó la brutalidad del régimen Ortega-Murillo con la de la dictadura de Hitler.[4] Estas impactantes caracterizaciones de la situación en Nicaragua subrayan la urgencia de poner fin a un enfoque de ‘negocios como siempre’ con el régimen de Ortega-Murillo.

READ  La Iglesia Hillsong con sede en Australia llevará a cabo una revisión financiera independiente después de las críticas del Parlamento

En los últimos años, Estados Unidos ha tomado medidas para aumentar el escrutinio y reducir la financiación de las instituciones multilaterales que beneficiarían directamente al régimen Ortega-Murillo. De conformidad con la Ley RENACER (Ley Pública 117-54), que el Congreso de los EE. UU. aprobó en noviembre de 2021, el gobierno de los EE. UU. ha tomado medidas para garantizar que cualquier financiamiento multilateral pase solo a través de entidades con “completa independencia técnica, administrativa y financiera del Gobierno”. de Nicaragua”.[5] Si bien Estados Unidos se ha asegurado de que los fondos permanezcan disponibles para iniciativas que beneficien las necesidades humanas básicas del pueblo nicaragüense, este mayor escrutinio ha asegurado que los fondos no fluyan hacia el régimen de Ortega-Murillo. Instamos a su gobierno a adoptar políticas similares con respecto a los préstamos del BCIE.

El mes pasado, con la liberación de 222 presos políticos, hubo una fugaz esperanza de que el régimen de Ortega permitiera una apertura política que pudiera conducir a la eventual restauración de los principios democráticos y los derechos humanos en Nicaragua. Sin embargo, tales aspiraciones fueron disipadas por las crueles decisiones del régimen de despojar a más de 300 nicaragüenses de su ciudadanía y sentenciar a 26 años de prisión al obispo católico Rolando Álvarez por negarse a salir del país con los demás presos políticos.[6]

Hasta que Daniel Ortega y Rosario Murillo estén dispuestos a participar en negociaciones que restablezcan la gobernabilidad democrática, el respeto por los derechos humanos y un cronograma para elecciones libres y justas, instamos a su gobierno a tomar medidas para aumentar la transparencia y el escrutinio de los préstamos gubernamentales. el gobierno de Nicaragua. Si Ortega y Murillo no están dispuestos a permitir una apertura política, será imperativo que su gobierno use su voz y voto para dejar de financiar su régimen criminal. No tomar estas medidas para hacer frente a los préstamos a un gobierno acusado por las Naciones Unidas de crímenes de lesa humanidad menoscaba el importante trabajo de desarrollo del BCIE en sus países y corre el riesgo de socavar la reputación internacional del banco. Gracias por su consideración de este pedido.

READ  Sala de prensa - American Airlines entrega más de 3 millones de vacunas en el extranjero en nombre del grupo de trabajo de la Casa Blanca COVID-19

###

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.