Por la muerte del sospechoso COVID-19 en la calle de Montería | EL UNIVERSAL

Las autoridades de salud de Montería activaron los protocolos necesarios después de la muerte de una persona de alrededor de 45 años, sospechosa de tener COVID-19, de modo que la calle en el área donde ocurrieron los eventos fue acordonada por el policia

Según lo indicado por ciertos habitantes de la calle 42 en el noveno grado, en el corazón de Montería, el paciente había llegado hace unos días, desde el municipio de Chinú, a una casa donde ofrecía un servicio de pensiones.

Después de unos días, el hombre comenzó a tener síntomas de tos y asfixia. Sin embargo, las autoridades no han confirmado si este hecho había sido denunciado por él o si había sido aislado bajo supervisión médica.

También sabíamos que tenía una enfermedad renal preexistente y estaba en diálisis, por eso estaba en Montería.

Las personas que viven en casas cercanas fueron alertados cuando escucharon la llegada de una ambulancia, pero después de un tiempo el vehículo se fue sin trasladar a un paciente, una situación que les hizo suponer que alguien estaba muerto.

Unas horas más tarde, la Policía Metropolitana acordonó el sitio para evitar el movimiento de vehículos y personas en esta área donde se encuentran la sede de la Malaria y el Centro de Emergencia y Preparación para Emergencias.

Hasta el momento, no ha habido una declaración oficial sobre el evento, lo que ha generado alarmas en la ciudad y, en particular, entre los residentes del vecindario de Los Laureles, lo que indica que no sabían que había un paciente potencial con COVID-19 en el sitio.

You May Also Like

About the Author: Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *