diciembre 8, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Niños de todas las edades entre las caravanas de migrantes en México

4 min read

ESCUINTLA, México (AP) – Mientras unos miles de migrantes reanudaban su viaje hacia el norte a través del sur de México el jueves, el traqueteo de las ruedas de los carritos sobre el asfalto acompañó al ruido de los pies. Los niños que aún dormían se derrumbaron a medida que avanzaba la caravana. Otros, todavía con sueño, se posaron sobre los hombros de sus padres.

La caravana compuesta en su mayoría por migrantes centroamericanos salió de Tapachula cerca de la frontera con Guatemala el sábado y casi duplicó su tamaño mientras recorría los 73 kilómetros hasta Escuintla.

Los defensores de los derechos de los migrantes y los trabajadores humanitarios que viajan con la caravana estiman que puede haber 1.000 niños entre las aproximadamente 4.000 personas que caminan por las carreteras bajo el fuerte sol.

La escena recuerda las grandes caravanas de migrantes en 2018 y 2019, que también estaban llenas de familias con niños pequeños. Las caravanas ofrecían una forma menos costosa, aunque mucho más lenta, de migrar a familias sin dinero para pagar a los contrabandistas. También aportan la ventaja de la seguridad en números.

Laura Benítez, de la organización de ayuda Global Response Management, dijo que los niños representan el 40% de las personas en la caravana que recibieron tratamiento médico.

“La mayoría son ampollas en los pies, irritación”, dijo Benítez. “Los niños tienen algunos pequeños cortes, rasguños y picaduras de insectos. Además, estamos dando medicamentos para dolores de cabeza, dolores musculares, también fiebre y los estamos dando (rehidratación) ”. (¿solución de rehidratación?)

Irineo Mújica, del grupo de defensa de la inmigración Personas sin Fronteras, estimó que había entre 1.000 y 1.200 niños en la caravana. “Es urgente que el gobierno mexicano cuide a los niños”, dijo.

READ  ¡Jesús Corona tiene COVID-19! Por eso no jugó con Pumas 4-0 Cruz Azul

El Instituto Nacional de Migración de México anunció el miércoles que ofrecerá visas humanitarias a las mujeres embarazadas de la caravana. El jueves, en otro comunicado, la agencia dijo que los niños que viajan en el grupo serían elegibles para ellos.

José Ávila Lagos y su esposa Yolanda Melgares compraron dos cochecitos en Tapachula antes de partir porque viajan con sus tres hijos de 6, 9 y 15 años.

“(Los niños) se acaloran y se cansan de caminar y hay que traer esto aquí”, dijo Ávila, señalando el cochecito. “Tienes que gastar”.

El camionero dijo que salieron de Honduras por pobreza. La pandemia le dificultó encontrar trabajo.

Ingrid, una guatemalteca que se negó a dar su apellido por razones de seguridad, dijo que viajaba con toda su familia: cuatro adultos, ocho niños y un bebé de 5 meses.

“Simplemente no podemos manejar a todos los niños. Somos de Guatemala, llevamos dos meses detenidos en Tapachula ”, dijo.

La frustración se ha estado acumulando durante meses entre los miles de migrantes que esperan en Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala. La estrategia de México fue contener a los migrantes en el sur, lejos de la frontera con Estados Unidos, lo que les permitió solicitar asilo en México.

Pero el sistema de asilo de México está abrumado y el lento proceso ha llevado a muchos a decidir que no valió la pena esperar.

“Los necesitamos para darnos paso libre; le pedimos al presidente que tenga corazón ”, dijo Ingrid mientras la familia descansaba a la sombra de un árbol el jueves.

Aunque grupos más pequeños de migrantes que intentaron salir de Tapachula fueron desmantelados recientemente por las autoridades en unos días, la caravana actual es más grande y ha estado en movimiento desde el sábado. Las autoridades intentaron evitar que saliera de Tapachula ese día, pero no han intervenido desde entonces.

READ  Macro-simulación del 19 de septiembre en CDMX cancelada por COVID-19

La caravana se formó aparentemente como una forma de protesta, y los organizadores dijeron que el objetivo era marchar a la Ciudad de México para presionar al gobierno para que resuelva la crisis migratoria en el sur. Sin embargo, la mayoría de los que caminan parecen estar de cara a Estados Unidos.

Luis García Villagran, del Centro para la Dignidad Humana, una organización no gubernamental en Tapachula involucrada en la organización de la marcha, dijo que el plan es exigir que todos tengan residencia permanente cuando lleguen a la Ciudad de México.

“Creo que hasta yo quiero ir a Estados Unidos por las condiciones en las que se encuentra este país, para que Joe Biden pueda abrazarme”, dijo Villagran. “Obviamente, todo el mundo quiere ir a Estados Unidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.