diciembre 2, 2022

Cronica

Mundo completo de noticias

‘Nicaragua terminará sola’ con fuga de migrantes

4 min read

José Galeano está a punto de emprender el viaje más importante y aterrador de su vida. Obtuvo un préstamo garantizado con su casa y pagó a los traficantes de personas para que lo ayudaran a comenzar una odisea que espera que termine en Estados Unidos.

Habiendo trabajado como agricultor, jardinero y trabajador de una fábrica, este ex veterinario graduado de 35 años se une a los miles de nicaragüenses que huyen del segundo país más pobre de América Latina.

Hay «poco trabajo, el salario es bajo, no hay oportunidades», lamentó Galeano el día que se fue de casa.

La emigración nicaragüense se disparó en el último año debido al costo de vida paralizante, la falta de trabajo y la represión de la disidencia.

Galeano planea caminar a los Estados Unidos con un hermano y dos primos.

Moises Espinoza abraza a su abuela antes de salir de Nicaragua en su intento de llegar a Estados Unidos junto a su primo José Galeano

FUERZA

«Esperamos llegar y trabajar», dijo a la AFP desde su humilde hogar en Managua, donde dejó una hija, una madre y una abuela.

«Sacamos un préstamo, garantizando el terreno, la casa, y con eso nos vamos… Nunca había hecho un viaje tan largo y tengo miedo».

Muchos inmigrantes han perdido sus hogares después de no poder pagar préstamos similares.

El sueño de Galeano es volver a casa con suficiente dinero para abrir una panadería en Managua.

Las lágrimas brotaron cuando sus amigos y familiares se reunieron en un ambiente sombrío en su casa para despedirlo.

La madre de José Galeano, Alba Sánchez, y uno de sus nietos se despiden a su salida de Managua

FUERZA

Según medios locales, citando a familiares de víctimas, al menos 40 migrantes nicaragüenses murieron por asfixia, ahogamiento y accidentes de tránsito en 2022.

Cientos de personas, incluidos niños, se concentran en varios puntos de Managua con nada más que una mochila, a la espera de tomar autobuses que ofrecen «excursiones» turísticas a Guatemala.

Es la primera etapa de un viaje en el que pagarán entre $ 2,000 y $ 5,000 por un «coyote», o traficante de personas, para llevarlos de Guatemala a los EE. UU.

En un punto determinado, deberán cruzar el Río Bravo, nadando o en una balsa.

Al menos 60 personas de la región de Galeano se han embarcado en este viaje este año.

“Se siguen yendo. Solo quedamos los viejos. Nicaragua se va a quedar sola”, lamentó Roger Sánchez, un agricultor de 60 años.

Tres de sus cuatro hijos han emigrado a los EE. UU. y el cuarto planea seguir.

Cerca del 57% de los nicaragüenses están preparados para migrar, principalmente a Estados Unidos, según una encuesta realizada por la empresa costarricense Cid Gallup en septiembre y octubre y publicada por el diario digital Confidencial.

Las tres razones principales dadas fueron la falta de empleo, el alto costo de vida y la corrupción gubernamental.

José Galeano tuvo que sacar un préstamo garantizado con su casa para poder pagar el viaje a los Estados Unidos.

FUERZA

El deseo de irse hizo que personas de todas partes de Nicaragua acudieran a las oficinas de migración en Managua para solicitar un pasaporte.

Muchos duermen en la calle sobre colchones o cartones.

El número de emigrantes no se registra oficialmente. pero la oficina de migración dijo en su sitio web que había emitido más de 20.000 pasaportes, incluidos 2.000 para niños, entre el 17 de septiembre y el 7 de octubre.

El presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007, insistió la semana pasada en que las sanciones impuestas por Estados Unidos al país fueron las culpables del éxodo masivo.

Además del propio presidente, EE.UU. ha sancionado a más de 30 familiares, aliados y empresas vinculadas al gobierno.

Washington impuso sanciones después de una brutal represión de 2018 contra los manifestantes antigubernamentales.

“Sigan imponiendo sanciones y vendrán más inmigrantes a Estados Unidos, por mucho que quieran cerrarles la puerta”, dijo Ortega.

Las estadísticas estadounidenses muestran que los guardias fronterizos rechazaron a 164.000 nicaragüenses indocumentados en 2022, tres veces más que el año anterior.

Casi una cuarta parte de los nicaragüenses vive en la pobreza, según cifras oficiales. La economía más pequeña de Centroamérica ha estado sumida en una crisis política y económica desde 2018, cuando Ortega fue criticado por escalar el autoritarismo.

Manuel Orozco, del grupo de expertos Inter-American Dialogue, con sede en Washington, dice que la política es en gran parte culpable de la migración.

“La persecución en Nicaragua es tan bestial que la gente prefiere arriesgarse a irse que quedarse y exponerse a más represión”, dijo.

Las autoridades arrestaron a más de 200 figuras de la oposición y declararon ilegales a unas 2.000 organizaciones civiles.

READ  Keating visita el club rotario Vineyard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.