junio 19, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Mujeres, héroes anónimos al cuidado de caballos y burros de trabajo, sugieren los hallazgos.

5 min read
Se aceptó ampliamente que el cuidado de los caballos y burros en Guatemala estaba a cargo de los hombres y, a menudo, las mujeres no eran reconocidas como facilitadoras del bienestar de los equinos. © Bienestar Mundial del Caballo

El papel crucial de las mujeres en el cuidado de muchos caballos y burros de trabajo se destacó en un estudio publicado recientemente.

Los investigadores también encontraron que los caballos y los burros contribuyeron de manera importante a facilitar la vida de las mujeres, quienes rápidamente reconocieron la importancia de los animales.

Uno comentó: “Todos mis animales son iguales, pero ninguno sobrevive sin el caballo”.

El estudio de Molly Vasanthakumar y sus compañeros investigadores se llevó a cabo en la región de Chimaltenango en Guatemala.

Los investigadores dijeron que se asumía ampliamente que el cuidado de los caballos y burros lo realizaban los hombres, y que las mujeres a menudo no eran reconocidas como facilitadoras del bienestar equino.

El equipo de estudio comenzó a investigar cómo los trabajadores equinos contribuían al sustento de las mujeres en seis de los programas de World Horse Welfare que ayudan a las comunidades en Guatemala y determinan qué roles tienen las mujeres en su cuidado. Se realizaron 34 entrevistas cara a cara.

Los autores encontraron que los trabajadores equinos apoyaban a las mujeres reduciendo las tareas domésticas, generando ingresos, alimentando al ganado y ahorrando tiempo.

Se encontró que treinta y dos mujeres jugaron un papel importante en el cuidado de uno o más equinos y, en general, las mujeres sentían que no sabían lo suficiente sobre su manejo.

Treinta y uno dijeron que asistirían a las oportunidades de capacitación si la publicidad era clara y sentían que las mujeres podían participar.

“Esto enfatiza la necesidad de que los servicios de extensión incluyan y atiendan a las mujeres, mejorando el bienestar de los equinos y su capacidad para continuar apoyando los medios de vida de las mujeres”, escribió el equipo de estudio en el periódico. Animales.

Los autores señalaron que había alrededor de 116 millones de equinos en el mundo, la mayoría de los cuales se utilizan como animales de trabajo en países de ingresos bajos y medios.

READ  Confirmaron el primer caso de influenza COVID-19 y AH1N1 en México

“Los legisladores han asociado tradicionalmente a los hombres con la posesión de caballos de trabajo, y las iniciativas ganaderas dirigidas a las mujeres tienden a centrarse en las aves, las vacas lecheras y los pequeños rumiantes.

“Sin embargo, hay evidencia que muestra que el tipo de ganado que poseen y cuidan las mujeres varía mucho entre las regiones, lo que significa que las mujeres a menudo son propietarias y / o cuidadoras de caballos, mulas y burros”.

En el Ayudantes invisibles Informe publicado en 2014 por Brooke, una organización benéfica para apoyar a los animales de trabajo, las mujeres fueron consideradas las principales cuidadoras de los trabajadores equinos en las comunidades de Kenia, India, Etiopía y Pakistán.

El informe también encontró que, a pesar de su participación, las mujeres tienen poco o ningún acceso a la educación sobre la salud y el bienestar de los equinos.

Las mujeres entrevistadas en Guatemala reconocieron la importancia de sus équidos para sus familias y dijeron que eran esenciales para el bienestar de sus otros animales.

Todos los participantes tenían animales productores de alimentos, desde la crianza de algunos pollos hasta la gestión de una granja de engorde. Casi todas las mujeres pensaban que sus caballos contribuían a la producción de alimentos, transportando leña para cocinar y comida y agua para otros animales.

Cinco de las mujeres dijeron que si bien sus equinos reducían la carga física general de su trabajo, cuidarlos les daba más tareas. Uno comentó: “Nuestro caballo nos da más tareas que hacer, pero son mucho menos físicas que nuestras tareas si no tuviéramos un caballo”.

En las comunidades visitadas, 32 mujeres eran las principales cuidadoras de todo el ganado, incluidos los caballos de trabajo y los burros. Pero solo cinco de las mujeres, o el 15%, participaron activamente en su uso. Uno era de una familia encabezada por una mujer.

READ  La Iglesia de Scientology y la Cámara de Comercio de Guatemala se unen para proporcionar alimentos a 1,000 familias

Los investigadores dijeron que los resultados mostraron que los équidos que trabajan en Chimaltenango son importantes para el sustento de las mujeres. “Reducen el trabajo doméstico, generan ingresos directos y ahorran tiempo”.

Dijeron que la idea de género y propiedad animal en el presente estudio corrobora los resultados de un estudio de 2017 que mostró cómo se ve a los hombres como jefes de hogar, con las mujeres como cuidadoras y ayudantes que son analfabetas o con baja escolaridad.

“Este sesgo de género niega a las mujeres el acceso a la información y los servicios de extensión, además de devaluar sus roles y responsabilidades.

“Obtener una mejor comprensión de cómo se podrían asignar los roles de género en torno a la creación de equinos de trabajo podría identificar métodos para ayudar a las mujeres a realizar tareas de cría de equinos de manera segura y con confianza en ausencia de los hombres, si lo necesitan o desean.

Un caballo de trabajo en Guatemala.
Un caballo de trabajo en Guatemala. © Bienestar Mundial del Caballo

“También podría brindar a las mujeres la oportunidad de ganarse el respeto que se les da a las mujeres que son vistas usando y manejando sus equinos, por miembros de la comunidad”.

Dijeron que se necesita más investigación para identificar las normas sociales que afectan las interacciones existentes y deseadas de las mujeres con los equinos. Los investigadores también deben identificar los factores que influyen en su capacidad e interés para participar en el entrenamiento relacionado con los equinos y la estructura del programa ideal para adaptarse a sus otros compromisos y responsabilidades diarios.

El equipo de estudio estuvo compuesto por Vasanthakumar, Melissa Upjohn, Tamlin Watson y Cathy Dwyer.

La investigación fue financiada por World Horse Welfare.

READ  Morena elige al ex colaborador de Manuel Velasco para presidir el Senado

Vasanthakumar, MA; Upjohn, MM; Watson, TL; Dwyer, CM “Todos mis animales son iguales, pero ninguno puede sobrevivir sin el caballo”. La contribución de los équidos de trabajo a los medios de vida de las mujeres en seis comunidades de la región de Chimaltenango en Guatemala. Animales 2021, 11, 1509. https://doi.org/10.3390/ani11061509

El estudio, publicado bajo un Licencia Creative Commons, puede ser leído aqui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.