abril 11, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

La población de mariposas monarca en México cayó 26%

4 min read

Por Mark Stevenson | Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO – La cantidad de mariposas monarca que han aparecido en sus lugares de descanso invernal en el centro de México ha disminuido en aproximadamente un 26% este año, y se han perdido cuatro veces más árboles debido a la tala ilegal, sequías y otras causas, lo que convierte a 2020 en un mal año para las mariposas.

La comisión gubernamental para las áreas naturales protegidas dijo que la población de mariposas cubría solo 5.2 acres en 2020, en comparación con 6.9 acres el año anterior y aproximadamente un tercio de los 14.95 acres detectados en 2018.

Como las monarcas se apiñan tan densamente en pinos y abetos, es más fácil contarlas por área que por individuos.

Gloria Tavera, directora regional de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas de México, atribuyó la caída a “condiciones climáticas extremas”, pérdida del hábitat de hierbas lácteas en Estados Unidos y Canadá, de las que dependen las mariposas, y deforestación en áreas invernales de mariposas en México.

La tala ilegal en las rondas invernales de las monarcas aumentó a casi 33 acres, un gran aumento de 1 acre perdido por la tala el año pasado.

Jorge Rickards, del grupo ambientalista WWF, reconoció que los árboles perdidos fueron un golpe, pero dijo que “la tala está muy localizada” en tres o cuatro de las comunidades serranas que conforman la reserva de mariposas.

Además, los vendavales, las sequías y la tala de árboles víctimas de escarabajos o enfermedades de los pinos provocaron la pérdida de otras 17 hectáreas en la reserva, elevando la pérdida total de bosque en 2020 a 51 hectáreas. Esto se compara con una pérdida total de aproximadamente 12,3 acres por todas las causas en el año anterior.

READ  Carolina Sandoval movió el curvero con un trikini mientras limpiaba el piso

Tavera dijo que la sequía está afectando a las mariposas, así como a los pinos y abetos, donde se amontonan para mantenerse calientes.

“La severa sequía que estamos viviendo está surtiendo efecto”, dijo Tavera. “Todos los bosques de la reserva sufren estrés hídrico, los bosques están secos”.

“Las mariposas buscan agua en las laderas más bajas, cerca de las casas”, señaló.

Tavera también expresó su preocupación por las severas tormentas invernales en Texas por las que las mariposas tendrán que atravesar, alimentarse y poner sus huevos, en el camino de regreso a sus casas de verano en el norte en los próximos meses.

“Esto es motivo de preocupación”, dijo Tavera, refiriéndose a la posibilidad de que las monarcas encuentren suficiente alimento y hábitat después de la helada invernal.

También fue un mal año para las comunidades agrícolas de montaña, que dependen en parte de sus ingresos de los turistas que visitan las reservas. Debido a la pandemia de coronavirus, las visitas se redujeron de alrededor de 490.000 el año pasado a solo 80.000 en la temporada 2020-2021.

No estaba claro si la caída de los ingresos por turismo contribuyó al aumento de la tala. Rickards dijo que durante mucho tiempo ha habido presión sobre los bosques en el área por parte de personas que quieren abrir tierras para plantar.

Felipe Martínez Meza, director de la reserva de mariposas, dijo que ha habido intentos de plantar huertos de aguacate, un cultivo extremadamente rentable para los agricultores de la región, en las zonas de amortiguamiento alrededor de la reserva.

Los picos de las montañas donde las mariposas se acercan a los árboles probablemente estén justo por encima de la altitud donde les gusta crecer a los árboles de aguacate, dijo Martínez Meza. Pero las zonas de amortiguamiento brindan protección y apoyo a las áreas más altas, y dijo que se debe hacer más para combatir el cambio de uso de la tierra.

READ  Kelly Clarkson planea su primera cita perfecta para el Día de San Valentín con ella misma desde la ruptura

A menudo, la tala ilegal la llevan a cabo extraños organizados o pandillas, y no comunidades agrícolas que técnicamente son propietarias de la tierra.

Millones de monarcas migran desde Estados Unidos y Canadá cada año hacia los bosques al oeste de la capital de México. Las mariposas alcanzaron un mínimo de solo 1,66 acres en 2013-2014.

La pérdida de hábitat, especialmente el algodoncillo, donde las mariposas monarca ponen sus huevos, el uso de pesticidas y herbicidas, así como el cambio climático, plantean amenazas para la migración de especies.

Aunque hubo muchas malas noticias para las mariposas, aparecieron muy pocas en algunos sitios históricos de invierno como Sierra Chincua, hubo buenas noticias de que se descubrió un nuevo lugar de invierno cerca, en la cima de una montaña cerca del área protegida de Lagunas de Zempoala, cerca de la Ciudad de México.

Tavera dijo que el lugar de invierno siempre estuvo allí, pero que era tan difícil de alcanzar que no se descubrió hasta principios de este mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.