Cronica

Mundo completo de noticias

La materia oscura no existe y el universo tiene 27 mil millones de años • Earth.com
Ciencias

La materia oscura no existe y el universo tiene 27 mil millones de años • Earth.com

La estructura del cosmos, tal como lo entendemos actualmente, comprende tres componentes principales: «materia normal», «energía oscura» y «materia oscura». Sin embargo, una nueva investigación está cambiando este modelo establecido.

Un estudio reciente llevado a cabo por universidad de ottawa presenta evidencia convincente que desafía el modelo tradicional del universo, sugiriendo que puede que no haya lugar para la materia oscura en su interior.

Núcleo del nuevo modelo CCC+TL

La materia oscura, término utilizado en cosmología, se refiere a la sustancia esquiva que no interactúa con la luz ni con campos electromagnéticos y solo es identificable a través de sus efectos gravitacionales.

A pesar de su naturaleza misteriosa, la materia oscura ha sido un elemento fundamental para explicar el comportamiento de galaxias, estrellas y planetas.

En el centro de esta investigación se encuentra Rajendra Gupta, distinguido profesor de física de la Facultad de Ciencias. El enfoque innovador de Gupta implica la integración de dos modelos teóricos: las constantes de acoplamiento covariantes (CCC) y “luz cansada” (TL), conocidos en conjunto como modelo CCC+TL.

Este modelo explora la noción de que las fuerzas de la naturaleza disminuyen a lo largo del tiempo cósmico y que la luz pierde energía a grandes distancias.

Esta teoría ha sido rigurosamente probada y está en línea con varias observaciones astronómicas, incluida la distribución de las galaxias y la evolución de la luz en el universo primitivo.

Consecuencias de un cosmos libre de materia oscura

Este descubrimiento desafía la comprensión convencional de que la materia oscura constituye aproximadamente el 27% del universo, la materia ordinaria representa menos del 5% y el resto es energía oscura, al tiempo que redefine nuestra perspectiva sobre la edad y la expansión del universo.

«Los hallazgos del estudio confirman nuestro trabajo anterior, que sugería que el Universo tiene 26,7 mil millones de años, negando la necesidad de que exista materia oscura», explica Gupta.

«Al contrario de las teorías cosmológicas estándar, donde la expansión acelerada del universo se atribuye a la energía oscura, nuestros hallazgos indican que esta expansión se debe a las fuerzas debilitantes de la naturaleza, no a la energía oscura», continuó.

La ciencia detrás del descubrimiento de Gupta

Una parte integral de la investigación de Gupta implicó analizar “corrimientos al rojo”, un fenómeno en el que la luz se desplaza hacia la parte roja del espectro.

Al examinar datos sobre la distribución de galaxias con corrimientos al rojo bajos y el tamaño angular del horizonte sonoro con corrimientos al rojo altos, Gupta presenta un argumento convincente contra la existencia de materia oscura sin dejar de ser consistente con las principales observaciones cosmológicas.

Gupta concluye con seguridad: «Hay varios artículos que cuestionan la existencia de la materia oscura, pero el mío es el primero, que yo sepa, que descarta su existencia cosmológica y al mismo tiempo es coherente con las principales observaciones cosmológicas que hemos tenido tiempo de hacer. Confirmar «.

READ  El lanzamiento del cohete de la NASA podría ser visible en el cielo de Michigan el domingo por la noche

Implicaciones y direcciones futuras

En resumen, la innovadora investigación de Rajendra Gupta desafía fundamentalmente el modelo cosmológico predominante al proponer un universo sin la necesidad de materia oscura.

Al integrar constantes de acoplamiento covariantes y teorías de la luz cansadas, Gupta no sólo desafía la comprensión convencional de la composición cósmica, sino que también ofrece una nueva perspectiva sobre la expansión y la edad del universo.

Este estudio fundamental invita a la comunidad científica a reconsiderar creencias arraigadas sobre la materia oscura y propone nuevos e interesantes caminos para comprender las fuerzas y propiedades fundamentales del cosmos.

A través de un análisis diligente y un enfoque audaz, el trabajo de Gupta marca un avance significativo en nuestra búsqueda para decodificar los misterios del universo.

Más sobre la materia oscura

Como se mencionó anteriormente, la materia oscura sigue siendo uno de los aspectos más enigmáticos de nuestro universo. A pesar de su invisibilidad y de no emitir, absorber ni reflejar luz, la materia oscura desempeña un papel crucial en el cosmos.

Muchos científicos, aunque ciertamente no Rajendra Gupta, infieren su presencia a partir de los efectos gravitacionales que ejerce sobre la materia visible, la radiación y la estructura a gran escala del universo.

Fundación de la teoría de la materia oscura.

La teoría de la materia oscura surgió de discrepancias entre la masa observada de grandes objetos astronómicos y su masa calculada en función de sus efectos gravitacionales.

En la década de 1930, el astrónomo Fritz Zwicky fue uno de los primeros en sugerir que la materia invisible podría explicar la masa «faltante» en la Tierra. grupo de coma de galaxias.

Desde entonces, la evidencia ha seguido acumulándose, incluidas las curvas de rotación de las galaxias que indican la presencia de mucha más masa de la que puede explicarse únicamente por la materia visible.

Papel en el cosmos

Se cree que la materia oscura constituye aproximadamente el 27% de la masa y energía total del universo. A diferencia de la materia normal, la materia oscura no interactúa con la fuerza electromagnética, lo que significa que no absorbe, refleja ni emite luz, lo que hace que sea extremadamente difícil de detectar directamente.

Su presencia se infiere a través de sus efectos gravitacionales sobre la materia visible, la curvatura de la luz (lentes gravitacionales) y su influencia sobre la radiación cósmica de fondo de microondas.

Los científicos han desarrollado varios métodos innovadores para detectar indirectamente la materia oscura. Experimentos como los realizados con detectores de partículas subterráneos y telescopios espaciales tienen como objetivo observar los subproductos de las interacciones o la aniquilación de la materia oscura.

READ  El aterrizaje del rover de Marte fue el momento feliz que todos necesitábamos

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN también busca signos de partículas de materia oscura en colisiones de partículas de alta energía. A pesar de estos esfuerzos, la materia oscura aún no se ha detectado directamente, lo que la convierte en uno de los desafíos más importantes de la física moderna.

El futuro de la investigación de la materia oscura

La búsqueda para comprender la materia oscura continúa impulsando avances en la astrofísica y la física de partículas. Futuras observaciones y experimentos podrían revelar la naturaleza de la materia oscura, arrojando luz sobre este misterio cósmico.

A medida que avanza la tecnología, la esperanza es detectar directamente partículas de materia oscura o encontrar nueva evidencia que pueda confirmar o desafiar nuestras teorías actuales sobre la composición del Universo.

En esencia, la teoría de la materia oscura subraya nuestra búsqueda por comprender los vastos e invisibles componentes del universo. Su resolución tiene el potencial de revolucionar nuestra comprensión del universo, desde las partículas más pequeñas hasta las estructuras más grandes del cosmos.

Más sobre el modelo CCC+TL

Como se mencionó anteriormente como componente clave de la investigación de Gupta, dos conceptos intrigantes, las Constantes de Acoplamiento Covariante (CCC) y el modelo de “Luz Cansada” (TL), han capturado la imaginación de científicos y astrónomos. Recientemente, estas dos teorías se han combinado en un nuevo marco conocido como modelo CCC+TL.

Cimentaciones CCC+TL

Constantes de acoplamiento covariante (CCC)

La teoría de las constantes de acoplamiento covariantes postula que las constantes fundamentales de la naturaleza, que dictan la intensidad de las fuerzas entre partículas, no son fijas sino que varían en todo el cosmos.

Esta variación puede tener profundas implicaciones para las leyes físicas tal como las conocemos, afectando todo, desde las estructuras atómicas hasta el comportamiento de las galaxias.

Modelo “Luz Cansada” (TL)

Por otro lado, el modelo “Tired Light” ofrece una explicación radical del corrimiento al rojo observado en la luz de galaxias distantes.

En lugar de atribuir este corrimiento al rojo a la expansión del universo, como lo hace la teoría del Big Bang, el modelo TL sugiere que la luz pierde energía –y por lo tanto se desplaza hacia el extremo rojo del espectro– a medida que viaja a través del espacio.

Esta pérdida de energía puede deberse a interacciones con partículas o campos, lo que hace que la luz se «fatigue» en grandes distancias.

Integrando CCC y TL

El modelo CCC+TL representa un intento ambicioso de integrar estas dos teorías en un marco cohesivo. Al hacerlo, pretende ofrecer nuevos conocimientos sobre el comportamiento del universo a gran escala y durante inmensos períodos de tiempo.

READ  Mira el lanzamiento del cohete Artemis Moon de la NASA a la plataforma de lanzamiento

Implicaciones para la cosmología

Fusionar CCC y TL en un solo modelo tiene implicaciones de gran alcance para la cosmología. Desafía la comprensión convencional de la expansión cósmica y la constancia de las leyes físicas en todo el universo.

Si el modelo CCC+TL es correcto, podría conducir a un cambio de paradigma en cómo interpretamos los fenómenos cósmicos, desde la radiación cósmica de fondo de microondas hasta la formación y evolución de galaxias.

Posibles desafíos y críticas

Como ocurre con cualquier teoría innovadora, el modelo CCC+TL enfrenta escepticismo y desafíos por parte de la comunidad científica. Los críticos argumentan que existe evidencia sustancial que respalda la constancia de las constantes físicas y la expansión del universo según el modelo del Big Bang.

Además, el modelo CCC+TL debe enfrentar la falta de evidencia observacional directa de constantes de acoplamiento variables o los mecanismos detrás de la «luz cansada».

Perspectivas de futuro e investigación sobre CCC+TL

A pesar de estos desafíos, el modelo CCC+TL abre nuevas vías de investigación y exploración. Los científicos están investigando activamente los fundamentos teóricos del modelo, además de diseñar experimentos y observaciones para probar sus predicciones.

buscando evidencia

Un enfoque clave es identificar evidencia empírica que pueda respaldar o refutar las constantes variables y los mecanismos de pérdida de energía propuestos por el modelo.

Esto incluye mediciones precisas del fondo cósmico de microondas, estudios de supernovas distantes y la búsqueda de variaciones en constantes fundamentales en diferentes regiones del universo.

Papel de la tecnología avanzada en CCC+TL

Los avances tecnológicos, especialmente en telescopios y detectores, desempeñan un papel crucial a la hora de probar el modelo CCC+TL.

Estas herramientas permiten a los astrónomos observar el Universo con un detalle y una sensibilidad sin precedentes, lo que podría revelar fenómenos que podrían respaldar o desafiar el modelo.

En resumen, el modelo CCC+TL representa un cruce audaz entre dos teorías no convencionales, ofreciendo una nueva perspectiva sobre el funcionamiento del cosmos.

Aunque enfrenta desafíos importantes, su exploración es un testimonio de la naturaleza dinámica y en constante evolución de la investigación cosmológica.

A medida que mejoren nuestras herramientas y nuestra comprensión, también lo hará nuestra comprensión de los misterios más profundos del universo, posiblemente con el modelo CCC+TL guiando el camino.

El estudio completo fue publicado en La revista astrofísica.

—–

te gustó lo que leíste? Suscríbase a nuestro boletín para recibir artículos interesantes, contenido exclusivo y las últimas actualizaciones.

Visítenos en EarthSnap, una aplicación gratuita presentada por Eric Ralls y Earth.com.

—–

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".