agosto 14, 2022

Cronica

Mundo completo de noticias

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos termina con promesas. ¿Viene un cambio radical?

9 min read
  • La segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos tuvo lugar del 27 de junio al 1 de julio en Lisboa, centrándose en la protección de la vida submarina, tal como lo dicta el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU No.
  • Originalmente, se suponía que la conferencia tendría lugar en 2020, pero se pospuso debido a la pandemia de COVID-19.
  • Si bien las naciones, las ONG y otros han asumido cientos de compromisos de conservación, incluidos compromisos para expandir las áreas marinas protegidas, poner fin a las prácticas pesqueras destructivas y financiar los esfuerzos de conservación, los expertos dicen que aún queda mucho trabajo por hacer para proteger nuestros océanos.
  • Las coaliciones de pescadores artesanales y pueblos indígenas también expresaron su preocupación por ser excluidos de importantes diálogos sobre conservación.

LISBOA — La Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos (UNOC) concluyó el 1 de julio en Lisboa después de cinco días completos de debates y eventos centrados en lograr un objetivo común: el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 de las Naciones Unidas (ODS 14), que apunta a proteger la vida debajo del agua. Si bien representantes de gobiernos, ONG y otros han hecho cientos de compromisos de conservación, los expertos dicen que aún queda mucho trabajo por hacer para proteger nuestros océanos.

El ODS 14 se dividió en 10 objetivos: reducir la contaminación marina; proteger y restaurar los ecosistemas; reducir la acidificación de los océanos; velar por que la pesca se lleve a cabo de forma sostenible; conservar las áreas costeras y marinas; acabar con los subsidios que contribuyen a prácticas pesqueras dañinas; aumentar los beneficios económicos del uso sostenible de los recursos marinos; aumentar el conocimiento científico, la investigación y la tecnología para la salud de los océanos; apoyar a los pescadores artesanales; e implementar y hacer cumplir el derecho internacional relacionado con el mar. Algunos de los objetivos deben alcanzarse para 2020, mientras que otros deben lograrse para 2030.

Peter Thomson, enviado especial del secretario general de la ONU para el océano, dijo durante una conferencia de prensa el 25 de junio que lograr estos objetivos era esencial para «nuestra supervivencia en el planeta».

«No se puede tener un planeta saludable sin el océano, y la salud de los océanos está en declive inconmensurable», dijo Thomson. Sin embargo, agregó que vio una «ola de positividad» a medida que las naciones se dieron cuenta de la gravedad de la situación y dirigieron su atención a los esfuerzos de conservación de los océanos.

El secretario general de la OMI, Kitack Lim, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los océanos de 2022 que aborda la contaminación marina. Imagen de la Organización Marítima Internacional vía Flickr (CC PARA 2.0).

La UNOC de este año, copatrocinada por Portugal y Kenia, originalmente se suponía que tendría lugar en 2020, pero se pospuso debido a la pandemia de COVID-19. Más de 6.000 participantes de más de 150 países asistieron a la conferencia, según los organizadores, incluidos 24 jefes de estado y de gobierno. Esta es la segunda conferencia oceánica de la ONU; la primera UNOC tuvo lugar en Nueva York en 2017.

READ  JWST demostró que puede detectar firmas de vida en exoplanetas

Los representantes adoptaron una declaración denominada la Declaración de Lisboaque presenta una serie de acciones basadas en la ciencia necesarias para abordar la “emergencia oceánica global”, teniendo en cuenta los desafíos que las islas pequeñas y las naciones en desarrollo pueden tener para implementar estas acciones.

Los asistentes registraron unas 700 citas en la conferencia, según los organizadores. Entre ellos, muchos países han anunciado nuevas medidas de protección dentro de sus zonas económicas exclusivas (ZEE), áreas de océano que se extienden 370 kilómetros desde las costas de cada nación. Por ejemplo, Zac Goldsmith, ministro británico para la región del Pacífico, anunció que más de 100 países se han comprometido a proteger el 30 % de sus océanos para 2030, uniéndose a la Coalición de Alta Ambición por la Naturaleza y las Personas. El objetivo de proteger el 30 % de la superficie terrestre y marina del mundo para finales de la década también es un objetivo del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Varios países han anunciado nuevas áreas marinas protegidas (AMP). Por ejemplo, Colombia ha ampliado la zona de exclusión en el Santuario de Malpelo, un hábitat crítico para muchas especies marinas, incluidos los tiburones ballena y el atún, y ha creado tres nuevas AMP y Áreas Marinas de Manejo (MMA). Estas nuevas expansiones, si se implementan por completo, permitirán que Colombia alcance la meta de proteger el 30% de sus aguas ocho años antes de la fecha límite de 2030.

Otros anuncios incluyeron el compromiso de Guatemala de crear o expandir ocho AMP para cubrir el 13% de la ZEE del país; el compromiso de Uruguay de expandir un AMP existente en un santuario de ballenas y delfines; y la decisión de Portugal de ampliar sus AMP en el archipiélago de las Azores y Madeira.

Hubo anuncios sobre áreas marinas protegidas (AMP) nuevas y ampliadas, incluso en Colombia, Guatemala, Portugal, Uruguay y más. Imagen cortesía de WCS Guatemala.

Un grupo de organizaciones filantrópicas, incluido Bezos Earth Fund y Bloomberg Philanthropies, se han comprometido a invertir un total de mil millones de dólares en esfuerzos de conservación de los océanos, incluida la creación de AMP y otras protecciones de hábitats, durante los próximos ocho años. Este compromiso equivale aproximadamente a todos los fondos filantrópicos dedicados a las AMP y la protección del hábitat durante la última década, según un comunicado de las organizaciones.

READ  Los osos polares en peligro crítico se aparean con osos pardos que se dirigen hacia el norte y "osos pizzly"

Lance Morgan, biólogo marino del Instituto de Conservación Marina, una ONG con sede en Seattle que rastrea las AMP globales a través de su Atlas de Protección Marinadijo que estaba alentado por muchos de los anuncios sobre AMP, pero agregó que puede tomar un tiempo para que estas áreas se implementen por completo.

“Una de las cosas que hemos distinguido con el atlas a lo largo de los años es el hecho de que está bien hacer un anuncio, pero realmente tienes que pasar por las etapas de implementación y designación”, dijo Morgan a Mongabay en Lisboa.

“Nos dimos cuenta de que es un proceso”, agregó. “A veces, las AMP tardan de cinco a diez años en establecerse antes de ver los beneficios de la biodiversidad. Pero los beneficios de la biodiversidad provienen de tener buenas regulaciones y una buena gestión eficaz”.

ballenas en el océano
“A veces, las AMP tardan de cinco a diez años en establecerse antes de ver los beneficios de la biodiversidad. Pero los beneficios de la biodiversidad provienen de buenas regulaciones y una buena gestión eficaz”, dijo el biólogo marino Lance Morgan. Imagen cortesía de WCS Guatemala.

Otros compromisos importantes se centraron en combatir las prácticas pesqueras destructivas. Por ejemplo, Tailandia dijo que dejar de emitir licencias de pesca comercial a los arrastreros de fondo. Una coalición de ONG publicó un nuevo atlas seguimiento de la pesca de arrastre ilegal en regiones mediterráneas protegidas. Y Noruega anunció que se convertiría en el primer país europeo en compartir sus datos de seguimiento de embarcaciones con Global Fishing Watch, una plataforma de transparencia.

Los participantes formaron varias alianzas nuevas en la UNOC, incluida una alianza de naciones que piden una moratoria sobre la minería en aguas profundas, una actividad muy controvertida en la que las empresas mineras utilizarían equipos industriales para extraer metales buscados del lecho marino, lo que podría causar enormes pérdidas. daño ambiental a escala.

Minna Epps, directora del equipo de océanos de la UICN, la autoridad mundial en conservación de la vida silvestre, dijo que hubo un gran progreso en la conferencia, especialmente en términos de movilización de recursos, pero que aún se necesita más acción en ciertos objetivos de conservación.

“Creo que durante la pandemia, la gente tuvo tiempo de detenerse, pensar, recargar y reevaluar las cosas”, dijo Epps a Mongabay en Lisboa. “Entonces, hasta cierto punto, algunos de estos objetivos están un poco desactualizados, porque en realidad estamos buscando una mayor ambición. Pero creo que nada verdaderamente valioso vendrá de la ambición o del deber solamente; Realmente vendrá del amor y la devoción de los que habla la gente, y ciertamente puedes sentirlo aquí”.

Una visión amplia de los participantes durante la Conferencia Oceánica de las Naciones Unidas 2022 en Lisboa, Portugal. Imagen de la ONU Foto/Antonio Pedro Santos.

Pero en eventos paralelos que tuvieron lugar durante la UNOC, coaliciones de pescadores artesanales y pueblos indígenas expresaron su preocupación de que sus grupos estaban siendo excluidos de importantes discusiones y negociaciones.

READ  España se asfixia cuando las temperaturas alcanzan los 43°C en la segunda ola de calor

“No tienen ningún acceso, ni siquiera acceso lingüístico a las sesiones plenarias”, dijo a Mongabay en Lisboa Vivienne Solís Rivera, representante de la organización costarricense de derechos humanos y conservación CoopeSoliDar. “Entonces, ¿cómo vamos a tener un diálogo si ni siquiera te comunicas con el otro lado? Creo que hay una gran responsabilidad de… los líderes para poder abrir un diálogo real y transparente con las comunidades que tienen los recursos que queremos conservar”.

Felicito Núñez, del pueblo indígena garífuna de Honduras, dijo que los indígenas son los que tienen el conocimiento de cómo conservar los recursos naturales, pero nadie les consulta sobre el manejo de los espacios naturales que su gente ha habitado durante años.

Los esfuerzos de conservación “no funcionarán sin gente que sepa”, dijo Núñez a Mongabay. “La enseñanza académica la puedes conseguir en cualquier lado, pero la conexión con la naturaleza, la encuentras con un pueblo nativo.

“No pueden tomar decisiones por nosotros”, agregó. “Deberían venir y sentarse con nosotros… nosotros somos los que vivimos junto al océano, así que creo que deben acudir a nosotros antes de tomar cualquier decisión. [are made].”

Comunidad de pescadores en Filipinas.
Una comunidad pesquera en Filipinas. Imagen de Wayne S. Grazio vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

Laura Meller, asesora polar de Greenpeace Nordic, dijo que si bien se «habló mucho» y se hicieron «muchas promesas» en la conferencia, el éxito final de la UNOC se medirá en agosto, cuando los miembros de la ONU se reúnan nuevamente. negociar el tan esperado tratado de alta mar. Este acuerdo proporcionaría un marco legal para proteger el 30% de las aguas internacionales. En la última reunión, en marzo, los negociadores no pudieron llegar a un consenso.

“Esta es la última vez que políticos de alto nivel se reúnen antes de estas negociaciones”, dijo Meller a Mongabay en Lisboa. “Su trabajo aquí es hablar entre ellos y encontrar un terreno común y establecer los pasos para obtener un resultado sólido en las negociaciones en agosto”.

Imagen del cartel: Una tortuga marina en el océano. Imagen cortesía de WCS Guatemala.

elizabeth claire alberto es redactor del personal de Mongabay. Síguela en Twitter @ECalberts.

DEVOLVER: usa este formulario para enviar un mensaje al autor de este post. Si desea publicar un comentario público, puede hacerlo en la parte inferior de la página.

Ecosistemas costeros, Conservación, Soluciones de conservación, Medio ambiente, Derecho ambiental, Política ambiental, Política ambiental, Destacar, Pueblos indígenas, Marina, Biodiversidad marina, Conservación marina, Crisis marina, Áreas marinas protegidas, Océanos, Naciones Unidas

Imprimir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.