Incendio en Fredonia: minero quemado y 15 niños sin hogar | EL UNIVERSAL

Oun menor quemado, 15 niños sin hogar, 17 adultos afectados, cinco familias con un futuro incierto y una sección de la calle 16 en Fredonia en cenizas.

Tal es el triste panorama con el que se levantaron ayer los habitantes de esta zona poblada del sureste de la ciudad, cuyo vecino es Ciénaga de la Virgen.

Un incendio envolvió cinco humildes casas construidas con tarimas y techos de zinc a la una de la mañana.

Una de las afectadas, Hermelida Gómez, recuerda que los gritos y el olor a quemado la despertaron. “Fue alrededor de una hora, la gente gritaba e inmediatamente me levanté para pedir ayuda. Comencé a correr para pedir ayuda para que pudieran ayudar a mi nieta y sacar dos botellas de gasolina de la casa “, dijo Hermelinda ayer por la mañana, y agregó que, como sus vecinos, había perdido todo. y solo se quedó con su ropa.

Según los bomberos de Cartagena, una niña de 13 años, identificada como Miledis Álvarez, fue quemada en el brazo derecho y tratada en una clínica en esta ciudad. Vive con su madre Lizeth Álvarez Delgado y otros cuatro niños en una de las casas destruidas por el fuego.

Deisy Lilia Guevara vivía con los otros hogares afectados con cuatro niños y otros tres adultos; Edwin Trespalacios con otros dos adultos y tres niños; Juan Carlos Franco con un adulto y dos niños: y Hermelinda Gómez con seis adultos y un menor.

Uno de los afectados es Edwin Treslapacios. Él dice que perdió todos los electrodomésticos, un pequeño armario lleno de ropa y la casa donde vivió durante más de 20 años,

Trespalacios, como muchos de los que residen en la calle 16 en Fredonia, es un vendedor ambulante. Estas son las butifarras, pero dadas las restricciones impuestas por el gobierno debido a la pandemia de COVID-19, tuvo que quedarse en casa. El fuego ha terminado de agravar su crisis.

Según su historia en El Universal, el incendio comenzó en la casa de Lizeth Álvarez, poco después de llegar desde la calle. La mujer vive con cinco menores, incluida la hija que fue quemada.

“Ella llegó y se fue a la cama de inmediato. En la sala siempre hay un altar con velas encendidas. Lo que quiere decir que una de estas velas cayó e inmediatamente encendió una de las cortinas. Por lo tanto, el fuego se extendió rápidamente. Como Liseth estaba durmiendo, fue su hija mayor la que tuvo que ayudar a sacar a los otros niños de la casa. Por eso se quemó en uno de los brazos con la cortina ”, dijo Edwin Trespalacios.

Otra versión del fuego es la del padrastro de Lizeth. Jainer De la Rosa explicó que aparentemente todo esto se debió a un corto circuito en el refrigerador. Esto provocó una chispa que alcanzó las cortinas vecinas y provocó que las llamas se extendieran rápidamente, consumiendo por completo la casa de madera en la que vivieron durante siete años.

“Fue en segundos. Cuando quiso reaccionar, toda la casa ya estaba en llamas y trató de sacar a sus cinco hijos “, dijo de la Rosa.

El hombre dijo que ella vive sola con sus hijos y que cuando trató de llevar a sus hijos más pequeños al patio para evitar una tragedia, la quemaron en la espalda, los brazos y las piernas. Su hija mayor, Miledis Álvarez Delgado, también sufrió quemaduras.

Los interesados ​​dicen que los bomberos llegaron a Fredonia en unos minutos y hasta las 4.30 de la mañana. metro. Estaban monitoreando la emergencia y estaban buscando pistas para aclarar el origen del incendio.

¿Plan B? Edwin Trespalacios dice que lo único que han pensado hacer es ayudar a los más afectados, proporcionándoles comida, ropa y un lugar para dormir.

Como si el virus COVID-19 no fuera demasiado, en la calle 16 en Fredonia, sus habitantes ahora están buscando una manera de hacer que todos salgan de las cenizas.

El Universal llegó muy temprano ayer al sitio de emergencia y, además de los testimonios de las personas involucradas, recuperó sus teléfonos móviles para aquellos que pueden ayudarlos. Los teléfonos son:

Hermelinda Gómez (3217357733), María Isabel Cabeza (3014541804), Lizeth Paola Vivanco (3024158702), Deisy Liliana Guerra Cortecero (300 3532941, Liseth Álvarez Delgado (3122438009) y Edwin Trespalacios Blanco (302 2111).

El Equipo de Respuesta Inmediata (ERI) de la Oficina Asesora de Gestión de Riesgo de Desastres de Cartagena hizo presencia en el sitio y, para cada familia afectada, el director, Fernando Abello, entregó ayuda humanitaria en alimentos y colchones. Agregó que el asunto se remitiría al comité de beneficios económicos para determinar el tipo de asistencia adicional que estas familias podrían recibir.

You May Also Like

About the Author: Caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *