septiembre 26, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Guatemala excava a través de un deslizamiento de tierra donde se cree que 100 están enterrados

5 min read

PURULHA, Guatemala (AP) – Las brigadas de búsqueda guatemaltecas recuperaron los primeros cuerpos el viernes de un deslizamiento de tierra masivo provocado por la lluvia donde al menos 100 personas quedaron enterradas mientras los restos del huracán Eta avanzaban por aguas del Caribe, fortaleciendo la ruta hacia Cuba.

Los gobiernos trabajaron para contar a los sin techo y los muertos, y recuperar los cuerpos de los deslizamientos de tierra y las inundaciones causadas por Eta, ahora una depresión tropical, que se cobró decenas de vidas desde México hasta Panamá.

En el sur de México, al otro lado de la frontera con Guatemala, 19 personas murieron debido a que las fuertes lluvias atribuidas a Eta provocaron deslizamientos de tierra e inundaron arroyos y ríos, según Elías Morales Rodríguez, funcionario de defensa civil del estado de Chiapas.

El peor incidente ocurrió en el pueblo serrano de Chenalhó, donde 10 personas fueron arrastradas por un arroyo lleno de lluvia; sus cuerpos fueron encontrados más tarde río abajo. El Servicio Meteorológico Nacional de México dijo que “la amplia circulación de Eta está provocando lluvias intensas y torrenciales en la península de Yucatán y el sureste de México”.

En Guatemala, la primera brigada del ejército sufrió un importante deslizamiento de tierra el viernes por la mañana en las montañas centrales, donde unas 150 casas fueron enterradas el jueves. Recuperaron tres cuerpos, según un portavoz del ejército. En conferencia de prensa, el presidente Alejandro Giammattei dijo que creía que había al menos 100 muertos en San Cristóbal Verapaz, pero señaló que esto aún no se ha confirmado.

READ  Aeropuerto Internacional la Aurora de Guatemala cerrado por ceniza volcánica

“El paisaje es complicado en esa área”, dijo, y señaló que los rescatistas estaban luchando para acceder al sitio.

La Depresión Eta Tropical se centró a 275 millas (445 kilómetros) al oeste-suroeste de Gran Caimán. Se movía hacia el noreste a 12 mph (19 km / h) y tenía vientos máximos sostenidos de 35 mph (55 km / h).

La llegada del huracán Eta el martes por la tarde al noreste de Nicaragua siguió a días de lluvias torrenciales a medida que avanzaba hacia la costa. Su camino lento y sinuoso hacia el norte a través de Honduras empujó los ríos sobre sus orillas e inundó vecindarios donde las familias se vieron obligadas a trepar a los tejados para esperar el rescate.

Wendi Munguía Figueroa, de 48 años, y nueve familiares se acurrucaron el viernes por la mañana en el techo de metal corrugado de su casa en Honduras, rodeados de agua marrón pero con poca agua potable.

“No podemos dejar los techos de nuestras casas porque el agua nos llega al cuello en la calle”, dijo Munguía. Logró dormir unas dos horas el jueves por la noche entre lluvias intermitentes y frío húmedo.

Munguía aún no había visto botes de rescate ni autoridades. Sus vecinos también ocuparon sus techos.

Su casa en La Lima, un suburbio de San Pedro Sula, está a 50 metros del bullicioso río Chamelecón ya poca distancia de la pista del aeropuerto internacional. El vecindario se inundó en 1998 durante el huracán Mitch, una tormenta que mató a más de 9.000 personas en Centroamérica, pero Munguía dijo que esta vez hay más agua.

READ  Brote de Covid-19 en tiburones de la Guaira

Había llovido mucho desde el lunes, aunque el centro de Eta solo ingresó a Honduras el miércoles. Anticipándose a la inundación, comenzaron a levantar electrodomésticos y otros artículos del hogar, pero el agua llegó como un torrente el jueves por la mañana.

“En 10 minutos mi casa estaba llena”, dijo. “No pudimos escapar en ninguna dirección porque todo estaba lleno de agua”.

Francisco Argeñal, meteorólogo jefe del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos, dijo que unos 20 centímetros de lluvia habían caído en los últimos dos días en algunas zonas.

El número de muertos en Honduras aumentó a al menos 21 personas el viernes, confirmado por las autoridades locales, pero la agencia de gestión de emergencias del país informó solo ocho.

“Sabemos que hay muchos muertos, los hemos visto, pero hasta que no recibamos información oficial no podemos certificarlos”, explicó Marvin Aparicio, jefe del sistema de comando de incidentes de la agencia. “En las próximas horas, comenzaremos a ver, para nuestro pesar, escenas al estilo Dante de personas encontradas muertas” a medida que disminuyen las inundaciones.

El gobierno estima que más de 1,6 millones se vieron afectados. Dijo que los rescates se realizarían el viernes en San Pedro Sula y La Lima, pero la necesidad era grande y los recursos limitados.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo en un comunicado el viernes que cuatro helicópteros estadounidenses de la Base Aérea Soto Cano, cerca de Tegucigalpa, habían volado a San Pedro Sula para participar en operaciones de rescate. Helicópteros estadounidenses también brindaron asistencia en Panamá, donde las autoridades confirmaron cinco muertes en la provincia de Chiriquí, que limita con Costa Rica.

READ  Gary Sánchez arde en LIDOM y va al inicio en los Yankees

Los observadores ya predicen que la destrucción provocada por Eta presionará a más personas para que migren de países que ya son algunos de los principales remitentes de migrantes a la frontera de Estados Unidos en los últimos años.

El pronóstico indicó que el Eta se estaba fortaleciendo por una tormenta tropical el viernes por la noche, antes de acercarse a las Islas Caimán el sábado y cruzar Cuba el domingo. Desde allí, podría llegar a Florida o eventualmente dirigirse a la costa del Golfo de Estados Unidos, aunque el camino a largo plazo sigue siendo incierto.

“Lo que sea que salga (de Centroamérica) tomará un tiempo”, dijo Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. “No estoy convencido de que hayamos terminado con Eta”.

___

Los periodistas de Associated Press Marlon González en Tegucigalpa, Honduras, Seth Borenstein en Kensington, Maryland y Christopher Sherman en la Ciudad de México contribuyeron a este informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.