Estas son las estrategias para reducir los delitos de cuarentena | EL UNIVERSAL

“TTenemos un compromiso personal y nacional. No negamos que es difícil dejar a nuestras familias en casa y salir a cuidar a otros, pero es nuestra misión. “

Dicho esto, la patrulla Claudia Arteaga Ramírez, de 31 años, que es parte de la policía para niños y adolescentes en El Carmen de Bolívar. Ella mira de cerca el impacto de la pandemia de COVID-19 en los bolivarenses.

Al igual que Claudia, cientos de policías abandonan la comodidad de sus hogares diariamente para caminar por las calles, formas de prevenir la propagación del virus, además de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Factores como la indisciplina y la pobreza han aumentado las estadísticas epidemiológicas en la capital del departamento. Toda esta situación de salud, sumada al aislamiento, ha aumentado las tasas de violencia doméstica, intolerancia y trastornos mentales en las familias.

Según un informe de la policía metropolitana de Cartagena, entre el 25 de marzo y el 19 de mayo, los delitos de lesiones personales y robo se redujeron en más del 50%; los homicidios continuaron y la violencia doméstica aumentó dramáticamente.

Estos factores son de gran preocupación para la institución, por lo que ha creado estrategias para seguir cuidando a la gente de Cartagena en sus residencias.

1. Capilla móvil y serenatas

La policía hizo una capilla móvil que visitó los distritos, llevando a cabo liturgias y procesiones en Semana Santa. Los patrulleros representaban figuras bíblicas y llevaban oración a cada hogar. También es común ver serenatas y homenajes por parte del personal médico de la ciudad.

2. Patrulla de casa y

paseos simbólicos

A sus cuarenta años, se creó un espacio cuyo objetivo es promover la prevención y la conciencia de los problemas relacionados con la violencia doméstica. Según la policía, la violencia de género también ha aumentado, por lo que se han tomado caminatas, invitándolos a denunciar estos casos.

3. “Bus de la Alegría” y otras dinámicas

La policía adaptó un autobús para recorrer la ciudad y entretener a los niños. Desde sus terrazas, los mineros disfrutaron de las obras de teatro, la coreografía de baile y el personaje “Super poly”. Otros patrulleros lograron bailar y hacer ejercicios aeróbicos frente a las casas.

4. Cuida la flora y la fauna.

La policía siempre ha protegido la flora y la fauna del país, pero en medio de la pandemia, esta misión se agudizó. Hay muchos animales salvajes recuperados en los barrios. Los osos perezosos en El Pozón y las tortugas en La Boquilla se han recuperado. También proporcionaron comida para animales callejeros.

You May Also Like

About the Author: Caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *