Entre $ 48 mil millones y $ 65 mil millones al mes representarían costos de aislamiento | EL UNIVERSAL

La pandemia COVID -19 representaría costos económicos mensuales para Colombia entre 48 y 65 mil millones de pesos, estimó Fedesarrollo. Estas cifras podrían representar entre 4.5% y 6.0% del PIB nacional.

Esto fue revelado hace unos minutos por el director de este centro de investigación y ex director de planificación nacional, Luis Fernando Mejía, cuando habló en un seminario web organizado por el Centro de Pensamiento de Cartagena y Bolívar; y El universal, titulado “Medidas para la reactivación económica después de la cuarentena”.

Mejía ha identificado varios sectores como los más críticos o más afectados por los impactos de esta emergencia de salud: turismo, comercio, restaurantes, actividades inmobiliarias y todos aquellos que requieren un mayor contacto o presencia.

Su exposición deja dos etapas. Una muy dramática donde las operaciones se reducen en un 63% y otra un poco más optimista con una reducción del 51% en las actividades económicas.

También propuso soluciones progresivas a esta crisis. Para esto, enfatizó que lo primero que debe hacer es definir límites de salud tales como la realización de pruebas masivas, la disponibilidad de unidades de cuidados intensivos (UCI) y respiradores mecánicos, elementos de protección médica y para los ciudadanos; y material antiséptico.

Para la reactivación de la economía, que insistió en que fuera progresiva, estableció tres criterios: una población, teniendo en cuenta la población con mayor riesgo de contagio (la de más de 60 años). Segundo, una dimensión regional, dados los más de mil municipios del país donde, hasta la fecha, no hay presencia del virus; y tercero, una dimensión sectorial, reintegrando a la actividad económica los sectores vitales para el empleo debido a sus cadenas de producción. En esta última dimensión, mencionó la construcción, pero reiteró que, en esta área, la parte sanitaria, el cuidado personal, debe prevalecer. También citó infraestructura y obras públicas.

Según él, a partir del 27 de abril, fecha en que debe terminar la cuarentena, no habrá liberación total, se tomarán medidas progresivas con gran precaución.

Finalmente, pensando en el futuro, predice que para 2021, el país debería comenzar a hablar de una nueva reforma tributaria, con menos exenciones, más simple, con menos cargas impositivas, pero con una base de contribuyentes más amplios. Una reforma más justa y progresista.

La intervención de Luis Fernando Mejía fue moderada por Paola Mercado Afanador, directora del Centro de pensamiento de Cartagena y Bolívar.

You May Also Like

About the Author: Benjamin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *