En dos operaciones, capturaron a 8 presuntos miembros del clan Lan | EL UNIVERSAL

La fiscalía confirmó en su sitio web la captura de Julio Hernández Álvarez, alias “Julio Tutú”, un presunto miembro del clan del Golfo y presuntamente involucrado en varios asesinatos en Córdoba. La operación fue realizada por miembros de la CTI y el ejército en el distrito de Nuevo Oriente del municipio de Lorica.

A solicitud del delegado de la fiscalía, el segundo juez penal móvil en Montería impuso una medida de seguro en un centro penitenciario.

Según la investigación realizada por un fiscal de la Brigada de Homicidios de Montería, alias “Julio Tutú”, parece que la subestructura Zulay Guerra del clan del Golfo, con interferencia en los municipios de Montería, Tierralta, Cereté, Sotavento y en otras regiones de la margen derecha del río Sinú.

La fiscalía ha obtenido información que podría comprometer a Hernández Álvarez en el asesinato de cuatro personas en forma de asesino a sueldo.

Los eventos anteriores ocurrieron entre el 26 de junio y el 17 de noviembre de 2019 en los municipios de Lorica y San Antero (Córdoba), donde murieron como resultado de una lesión con un arma Leiver Luis Doria Sepúlveda, Vladimir Antonio Cárdenas Chimás, Pedro José Cortés Mesino y Maren Carolina Murillo Díaz.

El acusado no aceptó cargos por los delitos de conspiración para cometer un delito agravado, cuatro asesinatos agravados y el porte ilegal de armas de fuego de defensa personal.

La fiscalía también anunció ayer la captura de siete presuntos miembros de la misma pandilla involucrados en la muerte en extrañas circunstancias de Jorge Eliécer Rodríguez García, alias “Alambre” o “el Llanero”, que habrían servido como segundo jefe del clan del Golfo. .

Este evento ocurrió el 19 de marzo de este año en una zona rural del municipio de Ciudad Bolívar (Antioquia). El cuerpo de la víctima resultó herido por explosivos, armas de fuego y un arma punzante.

Los detenidos son: Daniel Restrepo Rivera, alias “Tatuado”; Santiago Alberto Vélez Vélez, “Peludo”; Rodrigo Alonso Restrepo Ocampo, “Mono”; Jhon Jairo Arévalo Rojas, “Mundo”; Juan Esteban Morales, “Pimpán”; Ángelo Henao Velásquez, “Machete”; y Jhasef Guillermo Serna Mena, “el nicho”.

Según la Oficina del Fiscal, todos estaban protegidos por un seguro intramural por los delitos de homicidio agravado y portación ilegal de armas de fuego de autodefensa.

Según la investigación, también conocido como ‘Wire’ tenía una granada de racimo explotada cuando intentó lanzarla contra varios miembros de la estructura criminal antes mencionada que se reunieron en una granja en el municipio mencionado. La oportunidad fue aprovechada por sus antiguos camaradas de armas, quienes lo remataron con un machete y armas de corto alcance.

You May Also Like

About the Author: Caca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *