Cronica

Mundo completo de noticias

El Starliner de Boeing finalmente se lanza con dos astronautas de la NASA: NPR
Ciencias

El Starliner de Boeing finalmente se lanza con dos astronautas de la NASA: NPR

La cápsula Starliner de Boeing despegó el miércoles desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida. Es la primera vez que la cápsula, propulsada por un cohete Atlas V fabricado por United Launch Alliance, transporta personas. Dos astronautas de la NASA están a bordo para un viaje de un día a la Estación Espacial Internacional. Este vuelo de prueba lleva años de retraso y miles de millones de dólares por encima del presupuesto.

MIGUEL J. RODRÍGUEZ CARRILLO/AFP vía Getty Images/AFP


ocultar título

alternar subtítulo

MIGUEL J. RODRÍGUEZ CARRILLO/AFP vía Getty Images/AFP

CABO CAÑAVERAL, Fla. – La tercera vez fue la vencida.

La cápsula espacial Starliner de Boeing, largamente retrasada, despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral con dos astronautas de la NASA y alcanzó la órbita unos doce minutos después. La tripulación pasará las próximas 25 horas corriendo para llegar a la Estación Espacial Internacional.

La misión marca la primera vez que la cápsula construida comercialmente transporta humanos, y está previsto que se acople a la estación el jueves alrededor de las 12:15 p.m. ET, con los astronautas Barry “Butch” Wilmore como comandante y Sunita “Suni” Williams como piloto de la misión.

Fue el tercer intento de lanzar el Starliner. El sábado la cuenta atrás se interrumpió cuando restaban menos de cuatro minutos. La culpa fue de un problema con las computadoras de vuelo que controlaban el lanzamiento. El proveedor de lanzamiento ULA reemplazó una fuente de alimentación en el sistema y lo autorizó para el lanzamiento del miércoles. Esto se produce después de que se cancelara un intento de lanzamiento el mes pasado debido a un mal comportamiento de la válvula en la etapa superior Centaur del cohete Atlas V.

READ  Lo que vemos es solo una pequeña parte de lo que existe y emite luz | Vacío cósmico

Al solucionar este problema, Boeing descubrió otro: una fuga de helio. El gas se utiliza en el sistema de propulsión del Starliner. Después de revisar los datos, la NASA confió en que Boeing podría llevar a cabo con éxito la misión.

Con todos estos problemas resueltos y el Starliner en camino a la estación espacial, parece que este tercer intento realmente es el vencido. Ahora lanzado, Wilmore y Williams están llevando el Starliner en su vuelo inaugural, poniendo a prueba el vehículo antes de las misiones operativas de la NASA. Después de que el transbordador espacial se retirara en 2011, la NASA se asoció con dos empresas comerciales (Boeing y SpaceX) para transportar astronautas hacia y desde la estación espacial.

Pero Boeing se ha quedado atrás de su contraparte de transporte espacial comercial, SpaceX, que ha realizado nueve misiones para la NASA y otros cuatro vuelos privados. Una misión Starliner no tripulada en 2019 no logró llegar a la estación, en parte debido a un código de computadora de vuelo defectuoso. El nuevo vuelo de lanzamiento en 2022 fue considerado un éxito por la NASA y Boeing, pero luego se descubrieron problemas en los sistemas de paracaídas de la cápsula.

Un análisis también encontró que la cinta utilizada para gestionar cientos de metros de cableado dentro de la nave espacial era inflamable. Boeing corrigió estos problemas y recibió autorización de la NASA para lanzar a la tripulación.

Pero el primer intento de lanzar esta misión tripulada el mes pasado fue cancelado debido a un problema con el cohete responsable de dar a Starliner su gran impulso al espacio.

Willmore y Williams probarán los sistemas clave de Starliner mientras se acopla a la estación espacial, incluido el soporte vital y las comunicaciones. Si bien la nave espacial esencialmente puede volar por sí sola, la pareja probará los controles manuales del vehículo a medida que se acerque al puesto de avanzada en órbita.

La tripulación pasará aproximadamente una semana a bordo de la estación con un aterrizaje programado bajo cubierta de paracaídas en el suroeste de Estados Unidos. Los equipos de la NASA y Boeing analizarán los datos de este vuelo antes de certificar el vehículo para una misión operativa. La NASA planea dividir los vuelos de astronautas entre Boeing y SpaceX, y los viajes a la ISS se realizarán cada seis meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".