junio 22, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

El Proyecto Hijo de Dios recibe más voluntarios para ayudar a familias necesitadas en Guatemala

3 min read

A principios de este mes, les presentamos a una mujer de Washburn que describimos como un “Huracán humano” por todas las contribuciones sobresalientes que hizo las 24 horas del día para ayudar a otros aquí en el estado.

Ahora, estamos sentados con ella nuevamente, mientras ella y otras mujeres comparten su trabajo voluntario en otro país.

Lo hacen no para presumir, sino para animar a otros a hacer lo mismo.

“Este es mi viaje número 16. Intento bajar todos los años ”, dijo la voluntaria Teri Brandt.

“Y creo que este es mi octavo viaje este año”, dijo la voluntaria Jill Wiese

Juntos, Brandt, Wiese y Celeste Nusick pasaron casi 30 años trabajando con el Proyecto Hijo de Dios, un programa creado en Bismarck para servir a las partes más pobres de Guatemala.

“Bueno, el lema es romper las cadenas de la pobreza a través de la educación, ya sea educando a los niños o educando a las madres aquí en el hospital sobre cómo alimentar a sus hijos. Qué no alimentar a sus hijos ”, dijo Brandt.

Los tres pasan alrededor de 3 semanas en el suelo, proporcionando alimentos, ropa, medicinas y también construyendo casas.

“El piso de cemento es muy importante para las familias porque reduce las infecciones parasitarias y ese tipo de cosas”, dijo Brandt.

“Es una casa de 12 × 16 con piso de cemento de aproximadamente 3 pulgadas y nos tomó tres días construirla y es un proyecto realmente grandioso para esta gente”, dijo Wiese.

Nusick, cuyo primer año está participando, dice que todo el viaje es nada menos que una experiencia que cambia la vida.

READ  Renata Zarazúa cayó en octavos de Roland Garros a Elina Svitolina

“Creo que no tenía ni idea de cómo podrían quedar los niños desnutridos o cuántos había en Guatemala o cuánta gente vivía sin hogar, o cuánta gente toma una bolsa de plástico y la pone como techo que alguien tiró una vez”, agregó. Dijo Nusick.

Pero es por eso que están ahí para cambiar la narrativa.

“Todos los años, cuando volvemos, nos sentamos en el aeropuerto y creo que voy a llorar cuando digo eso, pero ¿siempre decimos que hicimos mella?” Dijo Wiese.

Y desde afuera, mirando hacia adentro, lo hicieron, construyeron más de un puñado de casas y ayudaron a unas pocas docenas de familias, pero la misión que hacen no se puede lograr solos.

“Realmente queremos alentar a los equipos de servicio a pensar en planificar un viaje aquí. Realmente necesitan nuestra ayuda ”, dijo Wiese.

Ella dice que el proceso es sencillo.

“Emily y el equipo en Minneapolis, te ayudarán a encontrar tu casa donde te hospedarás aquí y generalmente está muy cerca del proyecto a unas 2-3 cuadras de distancia y luego los chicos que trabajan en el proyecto aquí, una vez que aterrizas en el aeropuerto, lo recogerán y lo llevarán a su casa. Realmente es rápido y fácil configurar Malik si desea formar un equipo de cuatro o cinco personas. Es una experiencia que cambia la vida ”, dijo Wiese.

Y si no puede encontrar el tiempo para alejarse de su agitada vida cotidiana.

“La construcción de la casa cuesta US $ 2,500, así que si un grupo quiere reunirse y decir mira, no podemos viajar ahora, enviaremos US $ 2,500 y los chicos del proyecto, destruirán este proyecto en medio día”. dijo Wiese.

READ  Informe del Senado: el acuerdo de Estados Unidos para enviar migrantes a Guatemala no ha otorgado ningún caso de asilo

El trío dice que suelen pasar unas tres semanas en marzo, pero puedes elegir cualquier época del año para ir.

Se dice que la mayoría de la gente pasa unos nueve días allí antes de regresar.

Para obtener más información sobre el Proyecto Hijo de Dios y cómo puede participar, Haga clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.