El manifiesto contra los “tratamientos alternativos”

“Seamos claros: las pseudociencias matan”.

Para 2.750 profesionales de la salud de 44 países de todo el mundo (90% de ellos trabajadores de la salud y científicos de diversas disciplinas) este es el mensaje que los une.

Ellos lo llamaron “Primer manifiesto contra las pseudociencias en salud” que está firmado en todo el mundo y que plantea la necesidad de regulaciones más estrictas contra productos que no han probado su eficiencia terapia con rigor científico.

“Venden azúcar a los enfermos y les hacen creer que puede curarlos o mejorar su salud. Esto ya ha provocado muertes y seguirá haciéndolo ”, dice el manifiesto dirigido en particular a la normativa de la Unión Europea sobre productos terapéuticos alternativos a los medicamentos.

Un problema que, dicen sus firmantes, se replica en cualquier parte del mundo.

“Todas las regiones son vulnerables, todos los países y todoss las personas”La epidemióloga chilena María Paz Bertoglia le dijo a BBC Mundo.

“A menudo hay regulaciones muy laxas entre países porque se permiten autorizaciones especiales para algunos productos que demuestran que no son tóxicos, pero no demuestran que sean efectivos”, agrega.

Subtítulo,

El documento fue firmado por 59 expertos de 11 países latinoamericanos.

Apuntan al homeopatía por ser la “pseudoterapia más conocida”, pero advierten que existen otras prácticas en “otra medicina” que están ganando popularidad.

¿Qué dice el manifiesto?

Firmado en su mayoría por profesionales de Europa, además de 59 de América Latina, el manifiesto presenta una decena de casos de personas que Recurrieron a tratamientos alternativos y murieron.

“Jacqueline Alderslade, de 55 años, recibió instrucciones de su homeópata para que dejara de tomar su medicación para el asma. Murió en Irlanda”, dice el documento.

Señala que solo en Europa hay más de 150 pseudoterapias utilizadas por millones de personas.

“Solo en un mundo donde considerábamos que mentirle a una persona enferma para obtener su dinero era ético, podríamos permitir que la homeopatía, o cualquier otra pseudoterapia, siguiera vendiéndose a los ciudadanos”, dice.

Tienda de productos homeopáticos
Subtítulo,

El manifiesto pide la cancelación de las autorizaciones que permitan la venta de productos sin respaldo científico.

Además de considerarlos una estafa, advierte que recurrir a tratamientos que no están científicamente probados solo retrasa la atención adecuada al paciente: “muchas veces, cuando llegan a la medicina, ya es demasiado tarde”.

“Las pseudoterapias que nacen en un continente se trasladan a otro con mucha facilidad. No conocen fronteras“El biólogo Fernando Cervera, coordinador del manifiesto, le dice a BBC Mundo.

“Si alguien quiere pensar que en el pasado esta medicina (alternativa) fue efectiva, debe darse cuenta de que hace 100 años la esperanza de vida no era más de 30 o 40 años, y hoy es de 70 a 80 años. , el acceso a la medicina científica moderna es lo que marca la diferencia en duplicar la esperanza de vida ”, advierte.

Contra los “productos milagrosos”

Una prueba de laboratorio
Subtítulo,

Bertoglia pide que los productos de otras disciplinas en el campo de la salud cumplan con las pruebas requeridas para medicamentos.

“A menudo vemos productos que se utilizan para todo, para cientos de enfermedades, pero que nunca se han probado. La normativa debe ser más clara, que esté homologada a lo que se exige de un medicamento, que necesita pasar por normativas mucho más estrictas que las pseudoterapias, que solo necesitan demostrar que no son tóxicas ”, dice Bertoglia.

Cervera recuerda que en el caso de Europa, las leyes permiten comercializar productos homeopáticos como productos terapéuticos, “aunque ningún producto homeopático ha demostrado ser eficaz”, y también lo hace la oferta de biomagnetismo, dosis de MMS (solución mineral inicial milagroso) y otros productos.

“Usan el nombre de ciencia -por eso se le llama pseudociencias- para vender un producto al público para hacerles creer que es un producto científicamente probado, que pasó todos los controles que tiene un fármaco, cuando no es cierto”, advierte. .

Pero Sánchez Caballero dice que apuntar a la homeopatía así es hablar por “ignorancia”, ya que señala que aquellos que están certificados como homeópatas son reconocidos por los mismos gobiernos de cada país.

Pastillas homeopáticas
Subtítulo,

Los productos homeopáticos se utilizan desde el siglo XIX.

“Es una profesión oficial en México y otros países. Si el gobierno les otorga un estatus oficial, es porque se ha demostrado que la homeopatía es una medicina seria y científica. Los médicos rechazan sin saberlo ni documentarse ”, dice.

“Cuando un medicamento homeopático es eficaz, es porque lo probamos en personas sanas, con un grupo de control y un grupo de control, y obtenemos resultados. Probamos de nuevo y obtenemos los mismos resultados. Ésta es una de las condiciones del método científico: la hipótesis se confirma “.

El derecho a elegir

El manifiesto reconoce que los pacientes tienen el derecho a elegir el tipo de tratamiento que desean recibir, ya sea en la medicina convencional o fuera de ella.

Sin embargo, rechaza que existan promesas infundadas y la falta de ética de quienes promueven terapias que no están científicamente probadas.

“No juzgamos a los pacientes, a menudo están desesperados porque tienen un hijo con una enfermedad muy grave. El juicio que estamos haciendo Es contra quien vende estos productos que deben ser regulados“Dice Bertoglia, quien le pide a la gente que siempre pregunte a los profesionales de la salud y no confíe ciegamente en una promesa.

Una protesta en defensa de la homeopatía
Subtítulo,

La defensa de la homeopatía ha generado grandes manifestaciones en el pasado en Europa.

Desde la homeopatía, sin embargo, Sánchez Caballero garantiza que quienes están acreditados en la materia -porque reconoce que abundar homeópatas sin estudios– Se informa a los pacientes cuando no hay cura: “Decimos que lo vamos a intentar, pero puede que no haya cura. O tal vez lo sea. Esto se prueba individualmente ”.

“El paciente tiene que fijarse en a quién busca, que el médico (homeópata) tenga un título y un certificado que lo avale”, añade.

Bertoglia también reconoce que la medicina convencional ha perdido la confianza de la población.

“También tenemos que hacer un gran trabajo reflexión en términos de por qué la gente usa estos productos. A menudo estamos muy desconectados de las necesidades de la población. Necesitamos construir más puentes ”, dice.

“Muchas veces en la población que usa estos tratamientos o pseudoterapias, lo que necesitan es alguien que los escuche, que los entienda, para una relación más cercana. Y eso es sobre lo que tenemos que reflexionar ”, añade.

Written By
More from Piedad Ocanas

Alimentos para fortalecer el sistema inmunológico

La espinaca es un gran aliado. Conozca otras opciones. Por: EFE 07h00...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *