diciembre 3, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

El cambio climático y su impacto en la inmigración: Sala de prensa de la UNM

8 min read

Además de los problemas de inmigración global, incluidas las crisis humanitarias y los trastornos políticos, el cambio climático está desempeñando un papel cada vez más destacado en los patrones de migración en Centroamérica, cuyos efectos repercuten en el norte de los Estados Unidos con poca atención pública al clima o al desplazamiento de poblaciones.

Una investigación reciente de un equipo internacional de científicos sugiere que una contracción de la Zona de Convergencia Intertropical (ITCZ) durante el calentamiento de la Tierra está causando a su vez el secado del Neotrópico, un área que se extiende hacia el sur, este y oeste de la Tierra. Meseta central , incluida América Central. A su vez, este calentamiento está exacerbando las tendencias actuales de malestar social y migración masiva.

Situada cerca del ecuador, donde convergen los vientos alisios de los hemisferios norte y sur, la ZCIT es el cinturón de lluvia más importante del mundo y afecta la vida de miles de millones de personas en todo el mundo. A nivel mundial, los cambios estacionales en la ubicación de la ZCIT a lo largo del ecuador dictan el inicio y la duración de la temporada de lluvias tropicales. El comportamiento de la ZCIT en respuesta al calentamiento de la Tierra es de vital interés científico y social.

Dirigido por el profesor Yemane Asmerom de la Universidad de Nuevo México, junto con el coautor de la UNM y arqueólogo ambiental Keith Prufer, el equipo internacional estudió la causa y el efecto de la actual contracción de la ITCZ.

“En los últimos siete años, ha habido migraciones masivas de personas en Guatemala y Honduras, en parte impulsadas por la inestabilidad política, pero también impulsadas por las condiciones relacionadas con la sequía y los cambios en la estacionalidad”, dijo Prufer, quien ha realizado investigaciones en Belice durante 25 años. “Esto está creando enormes problemas para la producción agrícola y alimentando a una población en crecimiento. Existe una creciente evidencia de que estos cambios son una consecuencia directa del cambio climático. “

Los choques ambientales han empeorado aún más las ya difíciles condiciones para la producción de alimentos en la región, que incluye a países del Triángulo Norte como El Salvador, Guatemala y Honduras. Además de la contracción de la ZCIT, otros estudios científicos han indicado resultados similares en América Central que se han vuelto significativamente más cálidos y secos en las últimas décadas. Una serie de sequías prolongadas ha afectado partes de la región desde 2014. Además, junto con la pandemia COVID-19, que ya había visto a muchas familias rurales sin tierra emigrar hacia el norte, los huracanes Eta y Lota azotaron la región en 2020, arrasando comunidades y destruyendo cultivos y tierras agrícolas, y desplazar a personas que ya tenían el desafío de mantener sus necesidades básicas.

READ  Los neandertales escucharon el mundo de una manera muy similar a nosotros.

“En los últimos cinco años, ha habido migraciones masivas de personas en Guatemala y Honduras, en parte impulsadas por la inestabilidad política, pero también debido a las condiciones relacionadas con la sequía y los cambios en la estacionalidad. Esto está creando enormes problemas para la producción agrícola y alimentando a una población en crecimiento. Existe una creciente evidencia de que estos cambios son una consecuencia directa del cambio climático. ” – Profesor de la UNM Keith Prufer

Enfrentando pérdidas repetidas de cosechas, las oportunidades de empleo también se han visto afectadas en la región, particularmente en el sector cafetero, que generalmente proporciona a los centroamericanos una fuente crucial de ingresos estacionales para aproximadamente 1.3 millones de familias en el Triángulo Norte, según el Servicio de Investigación del Congreso. . La propagación del hongo, la roya del café, ha reducido la producción desde 2012. La mayoría de los trabajadores de las plantaciones ya no tienen tierra y tienen pocas opciones para alimentar a sus familias que no sean los escasos salarios.

El Fondo Monetario Internacional estima que estas crisis contribuyeron a contracciones económicas anuales de 8,6% en El Salvador, 8% en Honduras y, en menor medida, 1,5% en Guatemala. Según el Programa Mundial de Alimentos, aproximadamente 8 millones de personas en el Triángulo Norte y Nicaragua están pasando hambre, incluidos 1,7 millones en niveles de emergencia de inseguridad alimentaria. Casi el 15 por ciento de las personas entrevistadas por el Programa Mundial de Alimentos en enero de 2021 estaban haciendo planes concretos para migrar, en comparación con el 8 por ciento en 2018.

“La gente siempre ha estado en movimiento, una característica de los humanos que impulsó a las poblaciones a asentarse en todos los rincones de la Tierra al principio de nuestra historia”, dice Prufer. “A veces, estos movimientos fueron en respuesta a cambios que facilitaron el crecimiento y la innovación, como las primeras migraciones que acompañaron la expansión de tecnologías agrícolas y agrícolas incipientes en los continentes, donde fueron fácilmente adoptadas por las poblaciones locales de alimentación.

“Otras migraciones son impulsadas por la escasez, como en respuesta a sequías severas y escasez de recursos. En gran parte del mundo, la producción de alimentos está limitada por ciclos estacionales, como el inicio de las temporadas de lluvias para los agricultores o la congelación confiable en el Ártico, lo que hace posible la caza de grandes mamíferos. Incluso pequeños cambios en estos ciclos pueden tener impactos marcados en las poblaciones. “

READ  Elon Musk explica por qué el Starship SN10 explotó mientras SpaceX se preparaba para el lanzamiento del SN11

El trabajo anterior basado en datos limitados ha sugerido una migración hacia el sur de la ZCIT en respuesta al enfriamiento global, como durante la Pequeña Edad de Hielo hace unos cientos de años. Por el contrario, la modelación limitada y los datos de observación parecen sugerir que la ZCIT se expande y contrae en respuesta al enfriamiento y la calefacción. Cuál de estos escenarios es correcto tiene una implicación importante para comprender la variabilidad de las precipitaciones y sus impactos económicos y sociales en los trópicos. Para resolver estas alternativas aparentemente contradictorias, los autores llevaron a cabo un estudio de reconstrucción paleoclimática del margen de la ITCZ ​​y lo combinaron con los datos existentes a lo largo de la excursión anual norte-sur de la ITCZ.

“La implicación de esta y aquellas regiones que actualmente se encuentran en los bordes de la ZCIT probablemente experimentarán aridez a medida que aumenta el calentamiento, de acuerdo con los datos de modelos de América Central. Estos datos tienen importantes implicaciones para el sistema agrícola de secano, del que dependen millones de personas para la seguridad alimentaria. “- Profesor de la UNM Yemane Asmerom

“Gran parte de nuestro conocimiento de la variabilidad de la ZCIT se basó en registros de América del Sur, especialmente de la cuenca del Cariaco (Venezuela), que era el patrón oro”, explicó Asmerom. “Pero estos estudios solo pudieron presentar la mitad de la imagen. Como resultado, sugirieron un movimiento hacia el sur de la posición promedio de la ZCIT durante los períodos fríos de la Tierra, como durante la Pequeña Edad de Hielo, y por implicación se desplaza hacia el norte durante los períodos cálidos. Esto significaría que las regiones en el extremo norte de la ZCIT, como América Central, se volverían más húmedas a medida que el clima se calentara. Estos resultados de modelos contradicen la sugerencia de secado como consecuencia del calentamiento. ”

Con dos hipótesis comprobables, Asmerom y sus colegas utilizaron 1.600 años de nuevos datos de reconstrucción de espeleotemas de lluvia a escala bimestral de un sitio de cueva ubicado en la orilla norte de la ZCIT en América Central, junto con datos publicados del transecto completo del excursión de la ZCIT en América Central y del Sur Los datos combinados aclaran la variabilidad de la ZCIT a lo largo de la Era Común, incluida la Anomalía del Clima Medieval más cálida y la Pequeña Edad de Hielo más fría. Los resultados de este estudio son consistentes con modelos que sugieren expansión y debilitamiento de la ZCIT durante períodos globales de clima frío y contracción e intensificación durante períodos de calentamiento global.

READ  Cerca de 500 nuevas estructuras mesoamericanas descubiertas usando láseres

“El patrón que surge cuando todos los datos a lo largo de todo el transecto de la excursión ITCZ ​​apoyan el modelo de expansión-contracción”, dijo Asmerom. “La implicación de esta y aquellas regiones que actualmente se encuentran en los bordes de la ZCIT probablemente experimentarán aridez a medida que aumenta el calentamiento, de acuerdo con los datos de modelos de América Central. Estos datos tienen importantes implicaciones para el sistema agrícola de secano, del que dependen millones de personas para la seguridad alimentaria. Este trabajo destaca la convergencia de la buena ciencia con la relevancia política. También ilustra la fuerza del trabajo colaborativo interdisciplinario, en este caso internacional. “

“En las décadas y siglos venideros, miles de millones de personas migrarán en respuesta al cambio climático que se acelera rápidamente”, dijo Prufer. “Se moverán de las regiones costeras a las del interior para escapar del aumento del nivel del mar, y de áreas bajas a altitudes más altas para protegerse del aumento de huracanes y ciclones estacionales. A medida que los oasis climáticos experimenten un crecimiento demográfico, otros se verán obligados a huir de lugares con precios excesivos a lugares asequibles. Asimismo, las personas migrarán de sociedades en decadencia a sociedades estables para escapar de guerras y conflictos cada vez mayores. “

El estudio titulado “Variabilidad de la zona de convergencia intertropical en el neotrópico durante la era común, “Fue lanzado el año pasado en Avances científicos. Además de UNM, la investigación también incluyó a científicos de la Universidad de Durham (Reino Unido), la Universidad de Northumbria (Reino Unido) y la Universidad de California, Santa Bárbara.

Historias relacionadas – Inmigración: una mirada a los problemas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.