noviembre 29, 2022

Cronica

Mundo completo de noticias

¿El cacao fue utilizado por los mayas? Los artefactos arrojan algunas pistas.

4 min read

El nombre latino del cacao se traduce como «alimento de los dioses». Entonces, ¿quién no querría probar esta forma más pura de chocolate? Según una nueva investigación arqueológica, es probable que todos en la antigua comunidad maya de El Pilar lo hicieran.

“Para ser maya había que tener cacao”, dice Anabel Forddirector del Centro de Investigación Mesoamericano de la Universidad de California, Santa Bárbara.

En un estudio publicado en El periodico procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias hoy, Ford y su equipo examinaron 54 contenedores para biomarcadores de residuos de cacao, buscando llenar el vacío en la investigación sobre el consumo de cacao maya no de clase alta.

De las decenas de jarrones, tazones, ollas y platos, el 56% tenía residuos de granos de cacao. Los artefactos fueron desenterrados en América Central y datan de 600 a 900 EC. La gran mayoría se recuperaron de unidades residenciales dentro y alrededor de los monumentos de El Pilar en lugar de espacios reales. Los análisis previos de jarrones ceremoniales altamente decorativos llevaron a nociones de que el consumo de semillas se limitaba principalmente a las clases de élite, lo que refuta esta nueva investigación.

Las mazorcas de cacao pesan alrededor de un kilo y contienen de 20 a 60 semillas. Las semillas se fermentan y se tuestan para hacer chocolate moderno. Anabel Ford

A pesar de que teobroma cacao, El árbol del cacao, domesticado hace 5.400 años en América del Sur, fue un cultivo increíblemente fundamental para los mayas de las modernas Belice y Guatemala. “No me sorprende en absoluto escuchar acerca de un sitio donde están encontrando cacao en contextos más comunes, así como en contextos de élite”, dice. cameron mcneil, especialista en arqueobotánica de la City University of New York. “El cacao era el único estimulante disponible para la gente en Mesoamérica. Creo que es por eso que se ha vuelto importante en un área tan amplia”.

READ  Nueva imagen de Marte del lugar de aterrizaje del rover muestra el planeta rojo en alta definición

Al analizar las metilxantinas, la clase que incluye estimulantes como la cafeína en el café y la teobromina en el chocolate, los investigadores analizaron rastros de compuestos en la cerámica maya del Clásico Tardío. Pero una sustancia química en particular, la teofilina, resultó crucial para identificar los restos de cacao. Tiempo Teobroma cacao contiene cafeína y teobromina, «es único en Mesoamérica para la teofilina», escriben los autores del estudio.

[Related: Climate change is coming for Indonesia’s cocoa farms]

Anteriormente, la química análisis de jarrones decorados reveló principalmente los patrones de consumo de las élites mayas. Todavía, la mayoría de los mayas no eran élites– eran agricultores que tenían acceso a cultivos como Teobroma cacao. “La primera pregunta que haría es, ‘¿Quién estaba cultivando las malditas cosas?’ No la élite, estoy seguro de eso”, dice Ford.

Real o no, Ford dice que el consumo ritual del cacao habría sido importante para los mayas de El Pilar por su santidad y el poder de la cafeína. El cacao también era muy apreciado por la dificultad de su cultivo, tanto que se cree que fue utilizado como moneda, e incluso intercambiada por humanos, explica McNeil. Pero de ninguna manera esto indica que estaba reservado para los ultra ricos. Aunque McNeil dice que la realeza habría tenido un acceso más consistente al cacao debido a su estatus monetario, las personas que no forman parte de la élite aún usarían el estimulante en sus vidas y rituales cotidianos cuando pudieran obtenerlo. Esto, en parte, refleja nuestro uso actual de la planta.

READ  El raro eclipse solar de Luna Negra le quita un mordisco al sol sobre América del Sur

“Los rituales pueden ser suntuosos o no. Es como la diferencia entre el funeral de la reina Isabel y el de mi padre”, dice Ford. Así como comer chocolate y beber café son rituales diarios para muchos, el consumo de cacao puede haber ido mucho más allá de los extravagantes propósitos ceremoniales.

[Related: How much chocolate would you have to eat for it to kill you?]

Los resultados de este estudio ayudan a disipar creencias inexactas sobre el placer del cacao basado en la clase en Mesoamérica que, según McNeil, fueron en parte perpetuadas por los colonos españoles. “No escriben sobre lo que hace y come el agricultor promedio”, dice. En cambio, se centraron en las prácticas reales, relatos que desde entonces han sido transmitidos, repetidos y asumidos por muchos como toda la verdad.

Para Ford, tener evidencia del consumo de cacao de la clase trabajadora no es solo una noticia arqueológica emocionante: también espera que envíe un mensaje de que los agricultores, cocineros y miembros de la comunidad mayas son tan importantes como la realeza. “A todo el mundo le gusta centrarse en las cosas elegantes, pero si quieres saber sobre la sociedad, debes aprender sobre la historia social. Hay mucho más para comprender un paisaje de la historia antigua y los antiguos mayas que estos grandes reyes y reinas muertos”, dice ella. “La gente debería saber cuándo está haciendo una suposición… de lo contrario, se escribe”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.