Cronica

Mundo completo de noticias

Ecoturismo en Guatemala: La solución provisional para la migración cumple con la visión de sostenibilidad
Las noticias más importantes

Ecoturismo en Guatemala: La solución provisional para la migración cumple con la visión de sostenibilidad

Petén, un distrito (Departamento) en el norte de Guatemala, está envuelto en bosques tropicales color esmeralda, donde antiguos sitios arqueológicos mayas y templos cubiertos de musgo se elevan desde el suelo de la jungla. El área abarca el 33% del país, donde los secretos susurrados de civilizaciones perdidas son ahogados por tropas de monos aulladores. Se balancean a través de las densas copas de los árboles mientras tucanes de colores brillantes revolotean entre las vibrantes flores de orquídeas exóticas.

La selva tropical de Petén está repleta de vida gracias a su flora y fauna y al rico tapiz cultural tejido por varios grupos étnicos mayas. Estos grupos, conocidos por su profundo respeto por la comunidad y la inclusión, han habitado la región durante milenios. Allí, las tradiciones antiguas se entrelazan con los desafíos modernos.

Desde 2009, los miembros de la comunidad han participado activamente en proyectos de preservación ambiental en aldeas remotas como La Técnica y Uaxactun, enclavadas en la selva tropical. Sus esfuerzos se centran en promover el turismo sostenible, asegurando que los visitantes puedan maravillarse con las maravillas de la selva tropical mientras minimizan su impacto en el delicado ecosistema. La creación de empleos relacionados con el turismo y las economías locales reduce en gran medida la necesidad de que los miembros de la comunidad inmigren a los Estados Unidos, brindándoles oportunidades adicionales para permanecer en Petén.

«El turismo sostenible es, por definición, ecoturismo y mucho más. Es uno de los pilares fundamentales de un enfoque de gestión turística y puede lograrse a través del turismo comunitario, que es un turismo dirigido por las comunidades», dice Harris Whitbeck, director del instituto guatemalteco de turismo.

Sus esfuerzos se centran en promover el turismo sostenible, garantizando que los visitantes puedan maravillarse con las maravillas de la selva tropical mientras minimizan su impacto.

Por ejemplo, Vinicio Mejía, que vive en La Técnica y dirige Parque Nacional Sierra del Lacandón, una de las áreas más protegidas del la Reserva de la Biosfera Maya, inició este año una iniciativa con otros vecinos del pueblo para incentivar la rehabilitación del ecosistema de Petén. “Tenemos este nuevo programa llamado Desarrollo Comunitario, en el que involucramos a varias comunidades de aproximadamente 200 habitantes en proyectos relacionados con educación ambiental, emprendimiento para el turismo y sostenibilidad para proteger nuestras tierras”, dice Mejía.

A través de este programa, en el que participan hombres, mujeres y niños, los miembros de la comunidad recibieron capacitación sobre temas de turismo sostenible como el clima global y las consecuencias ambientales o la gestión de crisis y la resiliencia en el turismo. Consiguieron trabajos como guías turísticos, guardabosques, cocineros y limpiadores forestales. Francisca Acabal, líder comunitaria de La Técnica y ahora chef especializada en cocina local para turistas, por ejemplo, dice estar orgullosa de su trabajo y de ser una mujer trabajadora independiente. Destaca que el 80% de los empleados involucrados en este proyecto son mujeres.

“Lo que me gusta de este proyecto es la visión comunitaria y el proyecto en sí, que busca fortalecer la economía familiar y crear empleos que nos brinden opciones de empleo a tiempo completo y de manera amigable con el medio ambiente”, dice Acabal. “Nuestro objetivo es lograr un cambio involucrando a 25 familias de La Técnica con la visión de proteger o cuidar la flora y la fauna y todo lo que implica el turismo sustentable”.

Tanto Mejía como Acabal también destacan que su misión es pasar el programa comunitario de generación en generación para que sus hijos y nietos puedan continuarlo. “Estamos enseñando a nuestros jóvenes a aprender sobre la importancia de vivir en comunidad, nuestras culturas y cuidar nuestros recursos naturales. Con esto estamos concientizando a ellos y a otras personas”, afirma Acabal.

Un miembro de la comunidad de La Técnica muestra a los turistas cómo se procesa el cacao en Guatemala.
Foto cortesía de Jorge Rodríguez

Ecoturismo para reducir la inmigración a Estados Unidos

Datos de el Instituto de Política Migratoria sugiere que alrededor del 13% de los migrantes que llegaron a la frontera entre Estados Unidos y México durante los primeros cuatro meses de 2024 eran guatemaltecos. La Técnica, que se encuentra a orillas del río Usumacinta, también sirve como frontera entre Guatemala y México. Esta zona se ha convertido en un punto de tránsito para los migrantes, según Tomás Donaire, responsable de programas de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. Pobladores de La Técnica señalan que hace aproximadamente 10 años, durante la primavera, cruzaban entre 25 y 50 migrantes diariamente.

La situación ha cambiado ahora. “La situación del flujo migratorio ha disminuido en los últimos cinco años. De esta comunidad solo nos salieron 14 personas porque inmigraron”, explica Humercindo Román, líder comunitario de La Técnica. “Nuestro principal objetivo en este proceso de ecoturismo giró en torno a la participación de la comunidad, para no tener que contratar a nadie de fuera que no conozca realmente las tradiciones y costumbres de la comunidad”, dice Román.

Desde 2009, los comunitarios se han unido a una cooperativa para promover el turismo en el sector. “Cuando concebimos la idea de crear el proyecto sabíamos que teníamos 50 hectáreas de terreno y que había muchos recursos naturales que estábamos protegiendo como comunidad. Pero necesitábamos aprender a crear empleo y estábamos en una situación compleja”, afirma Román.

Según Roman, alrededor de 150 personas se quedaron para unirse a la cooperativa en lugar de continuar su migración y el programa puede apoyar a alrededor de 200 inmigrantes. Los organizadores ven el proyecto como un modelo que podría replicarse en otras regiones de Guatemala.

Nuestro principal objetivo en este proceso de ecoturismo giró en torno a la participación comunitaria.

Humercindo Román, líder comunitario de La Técnica

Este año, explica Román, contaron con el apoyo de instituciones como el Instituto Guatemala de Turismo para monitorear la conservación de los ecosistemas, capacitar a los residentes en educación y turismo y brindar a los miembros de la comunidad oportunidades de empleo para evitar que migren a otros países.

El director del Instituto de Turismo de Guatemala, Harris Whitbeck, señala que sus «políticas se centran en el contacto directo con las comunidades, por lo que [they] están realizando una serie de visitas, conversando con diferentes líderes comunitarios en zonas turísticas para preguntarles cómo quieren verse representados y cómo [they]del gobierno nacional, les puede ayudar a desarrollar sus propias actividades turísticas».

Así como las comunidades de Petén están utilizando los recursos de la selva de manera sostenible y han logrado tener éxito, este modelo de turismo comunitario puede replicarse en el resto del país y en toda la región centroamericana.

“Para nosotros en La Técnica y Uaxactún el aspecto más esencial es el cultural. Saber vivir con ello nos ha convertido en una comunidad única. y aprendemos qué quiere nuestra comunidad y cómo mostrar nuestra belleza a los visitantes”, dice Román.

Miembros de la comunidad son vistos durante un recorrido que muestra a los turistas cómo usan las plantas, en Petén, Guatemala.
Foto cortesía de Jorge Rodríguez

Isabella Rolz es una periodista independiente bilingüe que cubre Centroamérica, la pobreza, la inmigración y otros temas sociales. Su trabajo también ha aparecido en The Washington Post, The Daily Beast, Positive News, Univision y otros medios de comunicación.

READ  En Guatemala, un arqueólogo de Brown ayuda a descubrir un vecindario escondido en la antigua ciudad maya

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Fanático del tocino. Amable evangelista zombi. Practicante del alcohol. Explorador. Entusiasta del café. Escritor. Se cae mucho".