septiembre 18, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Documentos revelan intentos de frenar la unidad anticorrupción de Guatemala

7 min read

Antes del despido de Juan Francisco Sandoval, el principal fiscal anticorrupción de Guatemala, la procuradora general Consuelo Porras lo presionó para que restringiera las investigaciones mientras su unidad investigaba las denuncias de corrupción en la oficina de Porras.

Según documentos publicados por periódico El periodicoPorras, quien despidió a Sandoval el 23 de julio, había buscado influir en las investigaciones que realiza la Fiscalía Especial contra la Impunidad del país (FECI). Sus memorandos, adquiridos por el periódico, tratan de investigaciones sobre nombramientos judiciales de alto nivel y funcionarios del círculo íntimo del presidente Alejandro Giammattei. Mientras tanto, un abogado testificó ante FECI que un consultor de la Procuraduría General le ofreció transferir su caso fuera de la unidad por $ 9,000.

Los nuevos documentos parecen corroborar las acusaciones realizadas por Sandoval luego de su renuncia: que su exjefe se entrometió reiteradamente en importantes investigaciones y que se filtró información sobre casos sensibles de la Fiscalía General de la Nación.

En medio de protestas en todo el país exigiendo la dimisión de Porras y Llamadas del Departamento de Estado de EE. UU. Para que Sandoval se reintegre, Porras está reorganizando la FECI, dejando a la anunciada unidad anticorrupción en un caos.

Resistencia al semen

En un conferencia de prensa Detenido horas después de su destitución, Sandoval dijo que Porras ordenó repetidamente al personal de la FECI que se dirigiera a ciertas personas durante una investigación sobre tráfico de influencias en el nombramiento de jueces de los tribunales superiores de Guatemala.

Sus comentarios coinciden con dos memorandos internos que Porras envió a Sandoval en marzo, publicados por El periodico. En el primero, Porras cuestionó a Sandoval sobre el hecho de que FECI no arrestó a Estuardo Gálvez, exdecano de la Universidad San Carlos de Guatemala y una figura influyente en el proceso de selección de la corte. Sandoval reclamado que Porras insistió en la detención de Gálvez, a pesar de que se le informó que la FECI aún no tenía un caso suficientemente sólido. En febrero, el Ministerio Público dictó orden de aprehensión contra Gálvez en las acusaciones de tráfico de influencias, vulneración de la constitución y asociación ilícita. Otras siete personas también fueron imputadas en el caso.

READ  'No es el plan': migrantes guatemaltecos lamentan deportaciones aceleradas | El poderoso 790 KFGO

En el mismo memo, Porras cuestionó la ampliación del caso por parte de la FECI para incluir a otros además de Gálvez. Uno era el actual juez de la Corte Constitucional, Nester Vásquez, a quien Porras le dijo a los fiscales de la FECI que no investigaran, dijo Sandoval luego de su renuncia. En ese momento, Vázquez era juez de la Corte Suprema y había sido designado para un puesto en el Tribunal Constitucional.

Porras también se echó atrás cuando la FECI comenzó a sondear a la exsecretaria privada del presidente Alejandro Giammattei, Leyla Lemus. En ese momento, la FECI supuestamente investigando presunta conspiración para derrocar al expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Los fiscales enviaron una solicitud de información a la oficina presidencial de Giammattei, incluido Lemus.

En un documento enviado por la oficina de Porras haciendo referencia al caso, también publicado por El periodico, Porras dijo al gabinete anti-impunidad de Sandoval que actúe “con respeto y cordialidad” en el tratamiento de los asuntos presidenciales “, en línea con el alto cargo que ostenta el Gobierno. Presidente. “El caso finalmente fue transferido lejos de la FECI a otra rama de la Procuraduría General de la República.

Sandoval, quien huyó del país luego de su renuncia y se encuentra en Estados Unidos, dijo a InSight Crime que la resistencia de Porras a ciertas investigaciones comenzó en 2018 y luego aumentó gradualmente a medida que se ganó la confianza del presidente.

“Esto coincidió con presiones internas dentro de la Fiscalía General de la Nación por documentos en los que pensaban que estábamos pidiendo información relacionada con personas cercanas al presidente”, dijo Sandoval.

Dinero para escapar del ‘infierno’ de FECI

En un informe separado de los memorandos de Porras, elPeriódico Publicado testimonio rendido a la FECI por un abogado que manifestó que un asistente de la oficina de Porras ofreció transferir casos de ciertas agencias del Ministerio Público, incluida la FECI, a cambio de dinero.

Marco Alveño Hernández contó a FECI sobre las discusiones con Claudia Paola Mansilla Figueroa, quien confirmó que su cliente estaba involucrado en un caso de FECI y exigió $ 9,000 para transferir el caso a otra unidad. Mansilla Figueroa es asistente de Héctor Anibal de León Velasco, asesor de Porras en la Fiscalía General de la Nación. Alveño Hernández entregó $ 4,500 en efectivo a Mansilla Figueroa en nombre de su cliente, pero el caso nunca fue transferido.

READ  San Luis vs Querétaro (2-1): El clásico 57 se queda en casa

Mansilla Figueroa también envió un memorándum a Alveño Hernández. En él, se refirió a una “fórmula” para transferir casos exitosamente entre unidades, alegando colusión entre fiscales y jueces, según evidencia presentada a la FECI.

Otras pruebas aportadas por Alveño Hernández incluyen chats donde Mansilla Figueroa revela información sensible relacionada con las investigaciones de la FECI, incluida la relacionada con nombramientos para tribunales superiores. El asesor de la Fiscalía también entregó a Alveño Hernández una lista de personas involucradas en los casos de la FECI, según su testimonio. En un chat entre los dos, Mansilla Figueroa equipara ser investigado por la FECI con “caer en el infierno”.

En un comunicado, la Procuraduría General de la República dijo que analizar la autenticidad de las pretensiones de Alveño Hernández. En declaraciones a la radio local, Porras dijo que el abogado pretende garantizarse la impunidad para sí mismo, según El periodico.

Luego de confirmar que el testimonio reportado por elPeriódico era auténtico, Alveño Hernández abandonó el país, diciendo al Associated Press temía por su vida y la de su familia.

La conexión Giammattei

en su un testimonioAlveño Hernández también alegó que Édgar Barquín, asesor económico no oficial del presidente Giammattei y exjefe del Banco Nacional de Guatemala, fue informado de una investigación sobre él.

Alveño Hernández, quien en ese momento era abogado de Barquín, dijo que coordinó con Mansilla Figueroa que la Fiscalía General de la Nación dé luz verde para que el caso sea trasladado desde la FECI. Mansilla Figueroa solicitó un total de 50.000 quetzales (aproximadamente $ 6.500) en efectivo por el favor, que Alveño Hernández entregó en dos cuotas, según la declaración jurada.

En 2019, Giammattei admitió asistiendo a reuniones con Barquín y buscando asesoramiento económico, aunque este último fue declarado culpable tráfico de influencias en un caso de lavado de dinero a principios de ese año. Pero el presidente se distanció de Barquín tras las revelaciones de Alveño Hernández, dicho “[Barquín] no trabaja para el estado ni asesora al gobierno. “

READ  "España está de vuelta, España está aquí para quedarse"

Sandoval dijo a InSight Crime que hay “elementos sólidos” para sugerir que Giammattei presionó al Fiscal General para que lo despidiera, citando los esfuerzos de Porras para trasladar los casos vinculados a la administración del presidente fuera de la FECI y apuntar a los investigadores de la unidad contra la impunidad con la administración administrativa. sanciones.

Montaje de semen

Después de que se fue Sandoval, Porras continuó sacudiendo el Ministerio Público. Días después de reemplazar a Sandoval con la fiscal Carla Isidra Valenzuela Elías, Porras la destituyó y llamado José Rafael Curruchiche como nuevo responsable de FECI.

Curruchiche, el ex jefe de la Unidad de Delitos Electorales de la Fiscalía General de la Nación, se encuentra actualmente involucrado en una controvertida investigación dirigida a dos altos funcionarios que trabajaron en casos clave de corrupción para la ahora extinta Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala – CICIG ), el organismo apoyado por la ONU que ha trabajado con la FECI en juicios contra poderosos empresarios, figuras del crimen organizado y políticos, incluidos presidentes.

En su rol anterior, Curruchiche fue objeto de denuncias por su presunto mal manejo de una investigación sobre corrupción en las finanzas de campaña del partido político del expresidente Jimmy Morales. elJournal informó.

Sandoval dijo que no esperaba “nada bueno” del nombramiento de Curruchiche. Dijo a InSight Crime que las acciones de Curruchiche están consistentemente alineadas con ciertas facciones políticas implicadas en importantes casos de corrupción y que, como fiscal del estado, trató de proteger a los empresarios que habían financiado ilegalmente la campaña de Morales.

“Nuestra expectativa es que [FECI] los casos no avanzarán ”, dijo Sandoval.“ Al contrario, habrá acciones contra quienes trabajaron para la CICIG ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.