Día sin IVA, entre restricciones y lluvia | EL UNIVERSAL

YEl saldo oficial de DIAN del primer día sin IVA celebrado ayer y los dos restantes que se completarán en julio (3 y 19) no se conocerán hasta el 31 de agosto. Sin embargo, el viernes en Cartagena fue relativamente tranquilo, con pedidos de muestras de varios centros comerciales y una presencia moderada de clientes, aunque las colas en las entradas de algunos de ellos parecen ” preocuparse “por los riesgos para la salud.

Se dice que los picos y las restricciones de programación, los anuncios de toque de queda “abandonados” en el distrito y las lluvias de la tarde afectaron el flujo débil de compradores a las áreas comerciales. No existe un informe oficial de compras locales en línea, que era la otra opción en medio de este aislamiento preventivo.

El mayor movimiento cara a cara se habría registrado en centros comerciales en el sur de la ciudad, donde también había muestras de pedidos. En algunos de estos establecimientos, los compradores han mantenido su distancia gracias a la señalización adecuada e incluso a los asientos para la comodidad de los consumidores.

Aunque algunos compradores pensaron que el pico y la tarjeta de identidad aumentarían, y fueron a estos puntos de venta, su entrada fue rechazada, de acuerdo con las disposiciones vigentes en la ciudad.

Jorge Lozada Bonfante fue uno de los compradores que se despertó temprano en el día sin IVA en Cartagena. En uno de los centros comerciales cerca de Castillo San Felipe, dijo que estaba satisfecho con la compra realizada. “El centro comercial no estaba tan lleno de gente. Fue una experiencia agradable y obtuve el televisor de 58 pulgadas que necesitaba. Su precio inicial era de 2.5 millones de pesos días antes de mi compra y ayer lo compré por 1.3 millones de pesos. Traté de comprar en línea, pero el sistema colapsó. “

Este consumidor asegura que ya se está preparando para las otras dos fechas en julio (3 y 19).

A diferencia de Lozada Bonfante, otro comprador que llegó a un centro comercial Pie de La Popa expresó su perplejidad por el día. Aunque pidió mantener su identidad confidencial, este hombre de 34 años admite que no planeó bien su compra y fue a la tienda a comprar una lavadora, pero su precio y su descuento no No lo sonó. Pospuso su decisión de compra y esperará las nuevas fechas. Se asegura de que no le gusten las compras virtuales, las prefiere en persona para verificar lo que quiere adquirir. También cuestionó las reglas de espacio en la entrada del punto de venta.

You May Also Like

About the Author: Benjamin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *