¿Cuánto dinero perdió la economía colombiana entre enero y marzo de 2020? El | EL UNIVERSAL

El danés dijo que el PIB anual para el período enero-marzo 2020 había aumentado un 1,1%. Esta cifra, aunque positiva, cayó 180 puntos básicos en comparación con el mismo período en 2019, y fue inferior a los diagnósticos promedio dados por los centros de investigación económica, los sindicatos e incluso las previsiones oficiales del Banco de la República, ya que, en general, los cálculos rondaron un aumento del 2%.

Y a pesar del resultado positivo año tras año, se concluyó que la actividad productiva cayó en territorio negativo al comparar las cifras trimestrales de enero a marzo de 2020 con las de octubre a diciembre de 2019.

Concretamente, de acuerdo con la tasa de crecimiento trimestral de los dos períodos consecutivos dados por el danés, se registró una variación de -2.4%. (También puede leer: El gobierno cambió una deuda con el Banco de la República)

Esto se reflejó en el hecho de que la economía dejó de recibir 5,31 billones de pesos en el primer trimestre de este año porque, mientras que en el trimestre de octubre a diciembre de 2019, el PIB estaba aumentando a 222.87 billones entre enero y marzo de 2020, esa cifra apenas alcanzó los $ 217.5 billones.

“Es importante revisar las cifras ajustadas estacionalmente para el efecto del calendario. Aun sabiendo que en Colombia es difícil compararlos porque la actividad económica del último trimestre tiende a aumentar debido al consumo de los hogares en Navidad; son un termómetro de lo que le está sucediendo a la economía. Y en este punto, considero válido hacer la comparación entre finales de 2019 y principios de 2020.“Dijo José Ignacio López, director de investigación económica de Corficolombiana.

En esta medida trimestral ajustada estacionalmente, la construcción disminuyó en -11.4%; industrias manufactureras, -4.5%; actividades artísticas, -3,9%; minas y canteras, -2.4% y administración pública, defensa, salud y educación, -1.9%.

Esta actuación entre trimestres fue descrita como “una situación muy preocupante” por el presidente de Andi, Bruce Mac Master.

Ahora, al examinar el cambio anual en el primer trimestre de 2019 y 2020, actividades de construcción (-9.2%), minería y canteras (-3%) y artísticas y artísticas entretenimiento (-3,2%)) fueron los tres sectores que más contribuyeron a la marcada desaceleración del PIB.

Según Juan Daniel Oviedo, director del danés, “solo estos tres sectores juntos explican una disminución de -0.9%, casi un punto porcentual, en la actividad económica entre enero y marzo de 2020”.

La construcción, que ya registró cifras negativas, ya que en el primer trimestre de 2019 registró una variación de -2%, en el primer trimestre de 2020 cayó a -9.2%. Esto se explica por una fuerte contracción de la línea de construcción de edificios que pasó de -8.6% en enero-marzo de 2019 a -16.5% durante este período de 2020.

Tiene que ver con la parálisis del trabajo por la cuarentena de la última semana de marzo, pero no es solo eso, porque hay un problema en los edificios que prevalece desde 2019 y es la acumulación de existencias. de bienes inmuebles en los estratos 4, 5 y 6“Dijo Oviedo.

Según Camacol, esta reducción logra reunir lo que se destacó en marzo en términos de actividad, “donde hubo una reducción del -22% en el área que comenzó la construcción y un aumento muy significativo equivalente al 23% en el área paralizada

En minas y canteras, el cambio fue de -3%. El comportamiento se explica por el crecimiento negativo de la extracción de piedra y carbón. La producción de este último aumentó de 18,5 millones de toneladas a 16,9 millones de toneladas.

Además, la extracción de petróleo varió en -0.8%, lo que también se explica por una caída en la producción. “Pasamos de la producción de 80.2 millones de barriles en el primer trimestre de 2019 a 79.4 millones de barriles en el mismo período de 2020.“Oviedo señaló.

También tuvo un efecto en el comercio exterior “.que se deterioró notablemente en el primer trimestre, tanto en exportaciones (-6.1%) como en importaciones (-2.5%). Las ventas al exterior han estado bajo presión a la baja debido a las menores exportaciones de café y petróleo y los menores ingresos de los turistas extranjeros, cuyo gasto en el país se considera exportaciones de servicios.“BBVA Research dijo en un análisis.

En cuanto a las actividades artísticas y de entretenimiento, que disminuyeron a -3.2%, observamos un cambio drástico en la tendencia, ya que aumentaron en un 4.2% entre enero y marzo de 2019. Sin duda, un efecto COVID -19 fue evidente aquí, porque incluso antes de la cuarentena, los cines, por ejemplo, comenzaron a cerrarse.

Por otro lado, la agricultura, la ganadería, la caza y la pesca son los sectores que más han avanzado, con una variación anual del 6,8% y una contribución positiva de 50 puntos básicos al PIB. En este balance, el protagonista fue la venta de arroz, plátanos, huevos y carne de cerdo.

Jorge Bedoya, presidente de la SAC, dijo del resultado que “Este comportamiento subraya no solo la importancia estratégica del campo para la economía, sino también la resistencia de los compatriotas dedicados a la producción de alimentos.

Otro sector que contribuyó con 50 puntos básicos al crecimiento del PIB es el de la administración pública, la educación y la salud, que registró un aumento anual del 3,4%. En este caso, el rango de atención médica aumentó en un 4,4%, lo que está directamente relacionado con la gestión del estado para hacer frente a la pandemia.

Cabe señalar que a pesar de ser el segundo sector que más contribuyó positivamente al PIB, este desempeño fue menos significativo que en el primer trimestre de 2019, donde aumentó un 4,9%.

La tercera contribución positiva fue el suministro de electricidad y gas, que aumentó un 3,4% por año. “Detrás de esto, hay un aumento del 4.8% en la electricidad, ya que se generó un 5.8% adicional. Y debe tenerse en cuenta que esto sucedió mientras los embalses registraron una ocupación del 44.1%.“Dijo Oviedo.

El comercio, que había sido un ganador el año pasado, aumentó un 0,9% y se espera que en junio se observe una disminución significativa debido al encierro.

En general, el desempeño del PIB anual puede explicarse por una reducción de 170 puntos básicos en el crecimiento del valor agregado, que pasó de 2.8% en el primer trimestre de 2019 a 1.1% en 2020.

Además, la partida de impuestos sobre los subsidios a los productos, que se refiere a impuestos indirectos, aumentó de 3.4% entre enero y marzo de 2019 a 1.2% durante el mismo período de 2020.

A pesar de todo, el consumo aumentó un 3,7% en el primer trimestre, pero la formación bruta de capital, que aumentó un 8,8% en el primer trimestre de 2019, cayó este año a -4,9%.

Sin una pandemia, el PIB habría aumentado un 4.1%

Según el índice de vigilancia económica, en enero y febrero había aumentado un 3,3%, pero en marzo cayó al -4,9%, lo que, según Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, es alarmante, siendo que la cuarentena solo tomó seis días en marzo.

Por su parte, Oviedo, en un ejercicio educativo, destacó que si la economía se hubiera detenido al 100% durante la última semana de marzo, el crecimiento habría sido del -3,91%; Si hubiera sido del 50%, habría aumentado un 0,1% y “si no hubiera pasado nada, el crecimiento habría sido del 4,1%”, concluyó.

You May Also Like

About the Author: Benjamin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *