Cronica

Mundo completo de noticias

Con fin de la pandemia, motociclistas guatemaltecos retoman peregrinación religiosa
Deporte

Con fin de la pandemia, motociclistas guatemaltecos retoman peregrinación religiosa

Miles de motociclistas recorrieron 140 millas a través de Guatemala el sábado en una procesión para venerar un crucifijo religioso, el Cristo Negro de Esquipulas.

Ciclistas participan en la “Caravana del Zorro” desde la Plaza de la Constitución de Ciudad de Guatemala hasta Esquipulas, 222 km al este, para ver la imagen del Cristo Negro, el 4 de febrero de 2023.
Miles de motociclistas se unieron a la peregrinación para ver una imagen negra tallada de Jesucristo del siglo XVI en una basílica del pueblo de Esquipulas, una tradición de 62 años que forma parte del patrimonio cultural inmaterial del país. AFP

Los potentes motores de las motocicletas cobraron vida de madrugada en la plaza principal de la Constitución de Ciudad de Guatemala, y los motociclistas no tardaron en acelerar, retomando una práctica iniciada en 1961 pero suspendida durante dos años por la pandemia.

“Esta es la duodécima vez que Dios me permite venir a Esquipulas”, dijo Alberto Godines, de 43 años, quien usaba una máscara de calavera con cuernos.

Outros participantes também usavam máscaras de demônios ou personagens de filmes, todos para participar da chamada “Caravana do Zorro”, que todo mês de fevereiro leva ciclistas a Esquipulas, cidade declarada em 1996 pelo então Papa João Paulo II como a “Capital da Fé na América Central.»

El Cristo Negro de Esquipulas ha sido venerado por más de cuatro siglos por los fieles católicos, y su hogar está en la Basílica de Esquipulas.

“Me dieron la oportunidad de venir y acepté. Roguemos a Dios que lleguemos a la basílica sin ningún problema”, dijo a la AFP Elena Ramírez, de 39 años, maestra de primaria en Malacatán, ciudad cercana a la frontera con México.

El viaje por carretera a Esquipulas (222 kilómetros) suele durar cuatro horas, pero los motociclistas suelen tardar siete horas porque se detienen en el camino. La policía brinda seguridad y los quioscos de salud se encargan de los casos de enfermedad.

‘Esto no es una carrera’

La romería en moto la inició Rubén Villadeleon, conocido como “El Zorro”, con un grupo de amigos, en 1961. Con el paso de los años, el recorrido se convirtió en una tradición, y cuando Villadeleon murió en 1987, su familia siguió organizando caminatas desde .

READ  Dónde y cómo mirar

Algunos jinetes han participado decenas de veces, como Mario Villagran, de 67 años, quien dijo que su primera peregrinación a Esquipulas fue hace 45 años.

Más de 30.000 motociclistas participan habitualmente en la peregrinación, aunque el número ha superado los 50.000 en algunos años.

El sábado, parecía que los números eran más bajos, pero los organizadores no ofrecieron números exactos de inmediato.

“Solo les pedimos a los amigos que nos acompañan que entiendan que esto no es una carrera. Esta es una peregrinación… para venerar a un santo”, dijo Tito González, uno de los organizadores, al canal de televisión local TN23.

Extraído de toda la región

La Caravana del Zorro fue declarada por Guatemala como Patrimonio Inmaterial de la Nación en 2011, y entre los participantes hay muchas personas que utilizan motocicletas para trabajar, como mensajeros, repartidores de alimentos y mototaxistas.

También participan motociclistas de otros países centroamericanos y de México, según sus promotores.

Esquipulas puede ser mejor conocida como la ciudad donde cinco presidentes centroamericanos se reunieron en mayo de 1986 para lanzar un proceso de paz regional para poner fin a las sangrientas guerras civiles en Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Alborotador devoto. Geek de la música. Fanático de las redes sociales. Practicante de televisión. Organizador. Amable aficionado al café".