Cronica

Mundo completo de noticias

¿Cómo varían las cargas fiscales corporativas con el tamaño de la empresa?  y ¿por qué importa?
Economy

¿Cómo varían las cargas fiscales corporativas con el tamaño de la empresa? y ¿por qué importa?

El impuesto sobre la renta de las sociedades es una fuente importante de ingresos públicos, especialmente en los países de ingresos bajos y medios. Sin embargo, las tasas impositivas efectivas suelen estar muy por debajo de las tasas legales debido a los generosos incentivos fiscales que se brindan para atraer inversiones. Estos incentivos incluyen créditos fiscales, exenciones de ingresos y tasas reducidas.

La propuesta de la OCDE/G20 de establecer un impuesto global mínimo del 15% a las grandes multinacionales podría impactar profundamente en la efectividad de los incentivos fiscales diseñados para atraer inversiones y cuestionar su lógica. Sin embargo, la distribución de tasas impositivas efectivas y la adopción de incentivos fiscales no están bien documentadas en los países en desarrollo.

En un artículo reciente, construimos tasas impositivas efectivas a nivel de empresa usando datos administrativos y una metodología consistente en 13 países con varios niveles de ingreso en África (Etiopía, Esuatini, Ruanda, Senegal y Uganda), América Latina (Costa Rica, República Dominicana y República Dominicana). , Ecuador, Guatemala, Honduras y México) y Europa del Este (Albania y Montenegro).

Dentro de los países de la muestra, encontramos cargas fiscales distribuidas de manera desigual entre las empresas, siguiendo una forma de U invertida. Las empresas más pequeñas a menudo se benefician de tasas reducidas y es más probable que declaren pérdidas, lo que genera una obligación tributaria cero.

Aunque las tasas efectivas aumentan inicialmente con el tamaño de la empresa, se aplanan en el percentil 90 y disminuyen en la parte superior: el 1% superior de las empresas enfrenta una tasa impositiva efectiva (ETR) que es, en promedio, 2.5 puntos porcentuales más baja que la ETR para otras empresas en el decil superior. Este patrón es consistente en todos los países: las tasas impositivas efectivas aumentan en los 13 países para las pequeñas y medianas empresas y caen en 9 de los 13 principales.

READ  Bangladesh acogerá la Cumbre de Finanzas Vulnerables al Clima V20 el 8 de julio

Examinamos los tipos de exenciones fiscales que las empresas afirman para comprender mejor la baja carga fiscal para el 1% superior. Controlamos si una empresa reclama diferentes tipos de gastos tributarios: rentas exentas, deducciones especiales, reprogramaciones (pérdidas a compensar o compensar) y créditos fiscales, así como por características de la empresa (sector, ubicación, antigüedad).

El diferencial de impuestos para el 1% superior se debe principalmente a los créditos fiscales reclamados por las grandes empresas y los ingresos libres de impuestos. La geografía también juega un papel en la representación parcial de regímenes fiscales preferenciales como las zonas económicas especiales.

Implicaciones de política: el amplio alcance de un impuesto mínimo del 15%

Un impuesto corporativo mínimo global podría tener un alcance amplio y generar ingresos significativos, ya que las exenciones fiscales reducen sustancialmente la carga fiscal de las grandes corporaciones, muchas de las cuales pertenecen a grupos multinacionales.

Tal como está diseñado actualmente, el Pilar II del Marco Inclusivo de la OCDE/G20 permite que los países de origen de las multinacionales (EMN) reclamen un impuesto adicional si las ganancias reportadas por las subsidiarias de las MNE en otros países están gravadas a una tasa efectiva inferior al 15 por ciento. Pocas multinacionales tienen su sede en países en desarrollo, por lo que es poco probable que estos países se beneficien directamente de declaraciones de beneficios gravadas por debajo de lo normal.

Sin embargo, un impuesto mínimo global alentaría a los países a garantizar que las grandes empresas paguen al menos el 15 % de sus ganancias en impuestos en cada país en el que operen y limitaría la justificación de las exenciones fiscales, ya que los países de origen que albergan a las filiales de las multinacionales podrían aumentar sus ETR sin cambiar la carga fiscal general de las empresas multinacionales y desalentar la inversión.

READ  Nuestra rica historia: Bajo la dirección del Dr. Kathleen Jagger, Thomas More College se convierte en una universidad

Los cambios en la arquitectura corporativa global podrían presentar una oportunidad para que los países de bajos y medianos ingresos pongan fin a la competencia por impuestos corporativos más bajos, reduciendo las exenciones fiscales y aumentando los ingresos. Para lograr realmente estas ganancias de ingresos, los países deberán realizar ajustes difíciles en sus códigos tributarios.

Un enfoque es restringir la generosidad de las exenciones fiscales que se ofrecen a las multinacionales y eliminar los incentivos que no generan beneficios sociales claros. Otro camino prometedor, seguido por ejemplo por Colombia, es limitar la cantidad de exenciones fiscales como un porcentaje de la responsabilidad fiscal de las empresas, asegurando que las tasas impositivas efectivas no caigan demasiado.

Una tercera alternativa podría ser imponer un impuesto mínimo sobre los ingresos multinacionales, como el que tenía Honduras antes de 2018. Los países enfrentarán decisiones de política cruciales en los próximos años, lo que destaca la importancia de generar evidencia completa sobre el diseño de estas diversas opciones de política.

Pierre Bachas es economista del Banco Mundial. Anne Brockmeyer es economista sénior. Roel Dom es economista. Camille Semelet es consultora.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".