enero 29, 2023

Cronica

Mundo completo de noticias

Colombia defiende a ministro que lideró investigación de corrupción en Guatemala en medio de disputas | Colombia

3 min read

Una creciente disputa diplomática estalló después de que el gobierno de Guatemala acusó al ministro de Defensa de Colombia de violar la ley durante su mandato como jefe de una misión anticorrupción respaldada por la ONU en Guatemala.

Esta semana, Guatemala anunció que Iván Velásquez estaba siendo investigado por “actos ilegales, arbitrarios y abusivos” derivados de su investigación sobre denuncias de corrupción que involucran a la constructora brasileña Odebrecht.

Pero los críticos del gobierno guatemalteco dicen que el incidente es solo el último de una serie de casos que involucran a personas involucradas en investigaciones de corrupción de alto nivel en Guatemala.

Velásquez, un destacado abogado de derechos humanos, anteriormente dirigió la Cicig, la unidad respaldada por la ONU que fue responsable de desmantelar docenas de poderosas redes de corrupción antes de ser expulsado de Guatemala en 2019. El año pasado, fue nombrado ministro de Defensa por el presidente izquierdista de Colombia, Gustavo Petro.

Hablando en el Foro Económico Mundial en Davos, Petro defendió al ministro y dijo que no aceptaría ningún intento de arrestarlo.

“Los delincuentes se están defendiendo… [Velásquez] demostró su lucha contra la corrupción, y no permitiremos que la corrupción lo persiga”, dijo Petro.

El martes, los dos países convocaron a consulta a sus embajadores.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, dijo que Velásquez simplemente estaba bajo investigación y no enfrentaba un proceso penal.

El líder derechista guatemalteco ha sido acusado de depurar el sistema de justicia, interrumpir las investigaciones de corrupción y obligar a jueces y fiscales a huir del país.

El anuncio de que Velásquez estaba bajo investigación lo hizo Rafael Curruchiche, un fiscal guatemalteco sancionado por Estados Unidos, quien le retiró la visa y lo incluyó en una lista de actores antidemocráticos y corruptos.

READ  Asesinaron a 4 indígenas en Maicao; uno tenía 14

La jefa de Curruchiche, la fiscal general María Consuelo Porras, también fue sancionada por Estados Unidos. En el piso ella “obstruyó y socavó repetidamente las investigaciones anticorrupción para proteger a sus aliados políticos y obtener favores políticos indebidos”.

Pero Porras conserva el apoyo de Giammattei, quien la nominó para un segundo mandato como procuradora general.

Al menos dos docenas de jueces y fiscales anticorrupción a los que apunta Porras están en el exilio, después de haber huido de Guatemala para escapar de cargos pendientes u órdenes de arresto, incluida su predecesora como fiscal general, Thelma Aldana y un ex investigador de la Cicig.

Uno de los ejemplos más llamativos es el de Virginia Laparra, una exfiscal anticorrupción que la semana pasada fue condenada a cuatro años de prisión por abuso de autoridad por denunciar su sospecha de que un juez había Detalles confidenciales filtrados de un caso de corrupción sellado.

Amnistía Internacional dijo que considera a Laparra un preso político.

No se emitieron órdenes de arresto contra Velásquez, el ministro colombiano, pero los fiscales guatemaltecos alegaron que era responsable de «irregularidades» en los acuerdos de cooperación con altos ejecutivos de Odebrecht que se convirtieron en testigos colaboradores en un caso de soborno que involucraba denuncias de sobornos multimillonarios a políticos guatemaltecos.

Entre ellos se encuentra Manuel Baldizón, excandidato presidencial, condenado en Estados Unidos por lavado de dinero y posteriormente deportado. A su regreso a Guatemala, fue arrestado pero liberado bajo fianza a principios de este año.

En un informe del año pasado, Wola, la Oficina de Washington para América Latina, dijo que Guatemala ya había avanzado en el fortalecimiento de sus instituciones.

Pero, agregó, “hoy, el estado de derecho en Guatemala se encuentra en una dramática espiral descendente. Un puñado de élites políticas, militares y económicas corruptas que buscan mantener sus privilegios a expensas de la población mayoritariamente indígena de Guatemala han capturado el estado.

“Desmantelaron sistemáticamente los mecanismos anticorrupción como la Cicig dirigida por la ONU y la fiscalía especial anticorrupción y se infiltraron en el sistema de justicia, comenzando desde arriba”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.