julio 30, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Clases de escritura

4 min read

Es obvio por todo lo obvio; el primer deber de un escritor, si lo siente, es escribir; Bueno, nadie en su sano juicio se atreve a negar este mandato ineludible del espíritu creativo.

R. Cuando sientas que “ideas”, “impresiones”, “imágenes”, “recuerdos” te llegan en un momento determinado del día, tarde o noche de tu vida, no esperes hasta mañana, apela a lo que tienes En la mano, un papel, un lápiz, un teléfono, una tableta, un pequeño cuaderno, incluso una diminuta grabadora portátil del tipo que usan los reporteros se puede usar para registrar temporalmente alguna materia prima que luego podría usarse mientras está sentado. escribir y teñir las páginas de un poema, ensayo o texto narrativo. Inclusivo; Cualquier recurso analógico o digital (material de apoyo) que tenga al alcance de la mano puede señalar algunos datos únicos que se pueden utilizar más adelante cuando se siente a escribir en su proceso de escritura creativa.

B. Un verdadero escritor escribe en cualquier momento, ya que no hay nada más importante para él que escribir; en el proceso de escribir, pierde toda su vida. Todas las demás actividades están sujetas al gesto supremo de la escritura, porque, en rigor, escribir es recrear el mundo de otra manera, es decir, a la manera de la visión privada o cosmovisión del “pequeño arquitecto del universo” (Jonuel Brigue, dixit).

C. La salud física y emocional es una condición “sine qua non” para construir una obra sustantiva con una factura literaria relevante, pero, paradójicamente, las obras más significativas que aportó el homo sapiens-sapiens a la humanidad nacieron del dolor físico y psíquico de seres que cruzaron brechas en materia de deterioro de la salud del escritor. La especie humana conoce tan bien los poemas forjados en medio del naufragio y la angustia de las más inimaginables psicopatologías del espíritu. El reino del sufrimiento ontológico es una vena inagotable para quienes han tenido la felicidad o la desgracia de ser “elegidos” por la bendición o maldición de ser escritor. No basta con escribir y describir el “pequeño recitado” del sufrimiento ajeno en un poema o fragmento de una novela; la verosimilitud y autenticidad de un texto literario provienen de una vida genuinamente sufrida y sufriente. Sólo lo que es capaz de transmitir un sentimiento vivo y vivificante, miedo y temblor, vale la pena llegar al puesto de literatura sin comillas. Evite enfermarse y, mientras tanto, construya pacientemente su trabajo con ferviente pasión y con la mayor honestidad posible. Honre su condición de escritor sin enorgullecerse y no seduzca a los demás con ese “estado” socioantropológico que puede no proporcionarle las alegrías que solo usted puede experimentar al exorcizar sus demonios internos.

READ  SpaceX Falcon 9 despega con éxito con 60 nuevos satélites Starlink

D. Dado que la materia prima más importante es su idioma y su lengua materna, es necesario profundizar en los abismos insondables de su cultura verbal. Consulta mucho el diccionario al escribir, a menos que sea un poema; porque el poema es el resultado de un dicho de Dios o del Diablo sobre nuestra cabeza. Un poema escrito con la “ayuda” del diccionario es el “contradictorio en abyecto” más abominable que un escritor puede emprender en la página en blanco. La riqueza verbal de una lengua viene dada por la exuberancia lingüística de sus cadenas sinonímicas, sus estructuras sintagmáticas y sus cadenas lógicas y sintácticas, y esto lo consigue el escritor a través de la lectura. La escritura se logra a través de caminos de lectura; porque la escritura y la lectura son una especie de moneda y ambas son necesarias y estimuladas para hacer posible la magia encantadora de forjar otro mundo con la palabra escrita.

E. Presta atención a los logos, decía el viejo y sabio Heráclito de Éfeso, escucha todo lo que puedas y agudiza tu visión cuando salgas con la multitud en la multitud; Pues bien, la mayoría de las veces es en el magma de la labor social dúctil y mutante en el torrente social donde acecha lo sorprendente e insólito de lo humanamente digno de ser escrito con una impronta literaria.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy puedes ayudar a mantener el periodismo independiente con solo $ 3 al mes. ¡Contribuye y sé parte de la solución!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.