Cronica

Mundo completo de noticias

Científicos latinoamericanos colaboran en proyecto TechMaiz apoyado por CIMMYT – CIMMYT
Ciencias

Científicos latinoamericanos colaboran en proyecto TechMaiz apoyado por CIMMYT – CIMMYT

Un equipo de mujeres investigadoras que forman parte de la Red Latinoamericana de Maíz participó de la capacitación impartida por el CIMMYT en el marco del proyecto TechMaiz. (Foto: Francisco Alarcón y Fernando Garcilazo/CIMMYT)

Científicas de cuatro países latinoamericanos diferentes se unieron para trabajar en TechMaiz, un proyecto apoyado por el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), y para continuar con el compromiso de la organización con la inclusión y la inclusión.

Los científicos estuvieron cuatro días en noviembre en la sede del CIMMYT en México para contribuir al plan de capacitación, enfocado en mejoramiento genético, conservación de suelos, almacenamiento de semillas, análisis de la calidad nutricional del grano y gestión de la innovación en el modelo de cultivo hub de maíz. .

Esta capacitación permitió a investigadores de Ecuador, Colombia, Guatemala y Perú discutir el uso de nuevas herramientas tecnológicas para la intensificación sostenible de los sistemas productivos de pequeños y medianos agricultores, así como los desafíos en el camino para pasar de la eficiencia a la resiliencia. .

Los científicos que participaron en esta formación en el marco del proyecto TechMaiz fueron:

  • Liliana Atencio S. – Colombiana que trabaja en la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (AGROSAVIA). Es agrónoma con maestría en ciencias agronómicas. Esto incluye un énfasis en la fisiología de las plantas y tiene experiencia adicional en programas de mejora de cultivos forrajeros y de transición.
  • Ana Pincay – Ecuatoriana que trabaja en la Estación Experimental Santa Catalina del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) como investigadora agropecuaria. También es ingeniera en biotecnología.
  • Alicia Medina – Peruana que trabaja en el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) como investigadora. Es agrónoma y tiene una maestría en planificación del desarrollo.
  • María Gabriela Albán – Tiene varias responsabilidades, entre ellas la co-investigación, coordina la parte académico-financiera y es profesora de ingeniería agrónoma en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) en Ecuador. Es ingeniera en agronegocios con una maestría en ciencias agrícolas con énfasis en desarrollo de negocios agrícolas. Albán también es licenciado en diseño, gestión y evaluación de proyectos de desarrollo.
  • Karen Agreda – Ingeniera agrónoma en sistemas de producción agrícola. Tiene un posgrado en producción alternativa de frutas y hortalizas y se desempeña como investigadora especializada en el programa de validación y transferencia de tecnología en el Instituto de Ciencia y Tecnología Agropecuarias (ICTA) de Guatemala.
READ  El orbitador chino de Marte toma increíbles selfies sobre el Planeta Rojo
Visitando un sitio de investigación bajo la guía de Nele Verhulst, Agrónomo de Sistemas de Cultivos en el programa de Sistemas Agroalimentarios Sostenibles (SAS) en el CIMMYT. (Foto: Francisco Alarcón y Fernando Garcilazo/CIMMYT)

Tejiendo lazos de confianza para generar cambio

Luego de un período de interacción continua, los investigadores identificaron no solo una serie de desafíos compartidos en sus respectivos países, sino también cuántas oportunidades complementarias y concretas de trabajo en equipo se crean cuando se fortalecen los lazos de confianza y trabajo en equipo.

“Además de fortalecer el conocimiento, también está la relación entre investigadores e instituciones, entender el rol de cada miembro del equipo es importante y nos permite avanzar más”, dijo Atencio. “Por ejemplo, Alicia trabaja en mejoramiento, Ana en uso de bioinsumos y Karen en transferencias y vinculaciones. Todos vemos que existen oportunidades para la innovación en la agricultura utilizando herramientas como la e-agrología. Como resultado, el relevo generacional es cada vez más urgente”.

Proponer proyectos más ambiciosos, pero también más claros y precisos, es parte del aprendizaje que los investigadores pretenden llevar consigo. Los científicos están decididos a compartir esta información con sus equipos y colegas, junto con enfoques integradores que apunten a fortalecer el talento humano de cada institución.

“En Ecuador practicamos la agricultura de conservación, pero no conocíamos el concepto de no remover el suelo”, dijo Picay. “Siempre es una buena decisión invertir en capacitación, ya que refresca el pensamiento, abre la mente y desencadena acciones”.

El proyecto TechMaíz continuará en 2023 con su tercer año de implementación, impulsando encuentros nacionales para promover y difundir el uso de tecnologías sostenibles para la producción de maíz. También se espera que continúe la capacitación del CIMMYT para los miembros de la Red Latinoamericana de Maíz.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Creador malvado. Estudiante. Jugador apasionado. Nerd incondicional de las redes sociales. Adicto a la música".