noviembre 30, 2021

Cronica

Mundo completo de noticias

Asamblea General de la OEA condena al régimen de Ortega-Murillo en Nicaragua

6 min read

Un ciudadano nicaragüense sostiene un cartel que dice en español: “Libertad para los presos políticos” durante una protesta contra el régimen Ortega-Murillo en la Plaza de la Constitución en la Ciudad de Guatemala, el domingo 7 de noviembre de 2021.

Observaciones de
Bradley A. Freden
Representante Permanente Interino de EE. UU.
12 de noviembre de 2021

Gracias, Ministro de Relaciones Exteriores Brolo, Secretario General Almagro, Excelencias, colegas diplomáticos, señoras y señores. Estados Unidos está emocionado de que tantos Estados miembros de la OEA se hayan sumado a la resolución de hoy, una resolución que pide la liberación de los presos políticos; deja claro que las llamadas elecciones del 7 de noviembre carecieron de cualquier apariencia de legitimidad democrática; e instruye al Consejo Permanente no solo a evaluar la situación en Nicaragua, sino a tomar las acciones apropiadas.

El presidente Biden caracterizó el ejercicio político realizado en Nicaragua a principios de esta semana como “una elección pantomima que no fue ni libre ni justa, y ciertamente no democrática”.

El arresto arbitrario de casi 40 figuras de la oposición desde mayo, incluidos siete posibles candidatos presidenciales, y el bloqueo de la participación en partidos políticos manipularon el resultado mucho antes del día de las elecciones. Nadie puede discutir este hecho.

Es una pena que esto haya sucedido en nuestros hemisferios. Como las acciones de Nicaragua son contrarias a la Carta Democrática Interamericana, los Estados miembros de la OEA deben mantener la presión sobre ese país para que cambie de rumbo y cumpla la promesa de democracia para su pueblo. Le debemos al pueblo de Nicaragua nuestra voz y nuestro apoyo durante estos tiempos difíciles.

Las acciones de Daniel Ortega y Rosario Murillo van en contra de todo lo que defiende esta organización: democracia, derechos humanos, seguridad y desarrollo. Han demostrado que no respetan la Carta de la OEA ni la Carta Democrática Interamericana y que sus acciones deben tener consecuencias.

READ  Tribunal Superior de Guatemala respalda controvertida ley de ONG y anula decisión anterior

La supuesta dinastía presidida por el presidente Ortega y el vicepresidente Murillo cerró medios independientes, encarceló a periodistas y líderes empresariales y atemorizó a las organizaciones de la sociedad civil para que cerraran sus puertas.

Inmensamente impopular y sin ninguna apariencia de mandato democrático, la familia Ortega-Murillo gobierna Nicaragua como un autócrata, no muy diferente de la familia Somoza que Ortega y los sandinistas lucharon por derrocar hace cuatro décadas.

Estados Unidos apoya el derecho inalienable a la autodeterminación democrática del pueblo de Nicaragua y de cualquier otro país del hemisferio donde la soberanía popular se vea comprometida por la erosión de las normas democráticas, la asfixia de la sociedad civil o las violaciones de los derechos fundamentales.

Presidente, la Carta Democrática Interamericana obliga al hemisferio a defender los derechos democráticos del pueblo de Nicaragua, y debemos respetar esas obligaciones. Instamos al régimen de Ortega-Murillo a tomar medidas inmediatas para restaurar la democracia en Nicaragua y a liberar inmediata e incondicionalmente a los encarcelados injustamente por manifestarse contra las violaciones de derechos humanos y exigir el derecho al voto en elecciones libres y justas.

Hasta que eso suceda, Estados Unidos utilizará todos los instrumentos diplomáticos y económicos a su alcance para apoyar al pueblo de Nicaragua y hacer que el gobierno de Ortega-Murillo rinda cuentas. El pueblo nicaragüense no se merece menos.

Como Estados miembros de la OEA y ciudadanos de las Américas, tenemos la oportunidad y la obligación de encontrar un camino a seguir de acuerdo con la Carta Democrática Interamericana.

Sabemos que no hay respuestas fáciles. Debemos decidir tomar decisiones difíciles y cumplir con las obligaciones que los Estados miembros de la OEA firmaron hace 20 años.

READ  El vicepresidente Harris visitará la frontera por primera vez desde que asumió el cargo

Estados Unidos se mantiene firme en su apoyo a los principios de la Carta y las aspiraciones de todos los pueblos de las Américas que exigen democracia en sus países, ya sea que residan en Nicaragua, Venezuela, Cuba o cualquier otro país humano. los derechos y el estado de derecho se ven amenazados por gobernantes autoritarios. .

Gracias, presidente.

La resolución recibida 25 votos a favor (Argentina, Barbados, Antigua y Barbuda, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Granada, Guatemala, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Bahamas, Trinidad y Tobago, Uruguay, Estados Unidos y Venezuela; 7 abstenciones (Belice, Bolivia, Dominica, Honduras, México, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas; 1 en contra (Nicaragua); y 1 ausente (San Cristóbal y Nieves).

LA SITUACIÓN EN NICARAGUA

LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

RECORDANDO la Carta Democrática Interamericana, que establece que “los pueblos de las Américas tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”;

CONSCIENTE de las resoluciones y mandatos, adoptados desde 2018, que instan al mantenimiento y fortalecimiento de las instituciones democráticas y los derechos humanos en Nicaragua, y de los múltiples esfuerzos de la OEA para colaborar de manera constructiva con el Gobierno de Nicaragua para ayudar en el diálogo político y en la reforma electoral ;

PROFUNDAMENTE PREOCUPADO porque el Gobierno de Nicaragua ha desatendido todas las recomendaciones de la OEA y, según informes oficiales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), ha acosado, restringido y arrestado a candidatos, partidos, partidos independientes medios de comunicación y sociedad civil en el proceso electoral, en contra de los artículos 2 y 3 de la Carta Democrática Interamericana;

ALARMADOS con las conclusiones de la CIDH, en su informe “Nicaragua: Concentración de poder y debilitamiento del Estado de derecho”, publicado el 25 de octubreº, 2021, que establece que “también se estableció un estado policial” a través de la represión, la corrupción, el fraude electoral y la impunidad estructural, diseñado por el Gobierno para lograr su “perpetuación indefinida del poder y mantenimiento de privilegios e inmunidades”;

READ  pensando en el desastre

RESUELVE:

1) Lamentar que las iniciativas diplomáticas y técnicas emprendidas desde el 5 de junio de 2018, por la Organización de los Estados Americanos, para promover la democracia representativa y la protección de los derechos humanos en Nicaragua, hayan fracasado porque fueron ignoradas o rechazadas de plano por el Gobierno. de Nicaragua

2) Declarar que, en las evidentes circunstancias, las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua no fueron libres, justas ni transparentes y carecen de legitimidad democrática;

3) Concluir que, con base en los principios enunciados en la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, las instituciones democráticas de Nicaragua han sido seriamente dañadas por el Gobierno;

4) Reiterar sus llamamientos anteriores para la liberación de todos los candidatos políticos y presos políticos, el restablecimiento de sus derechos democráticos y el fin inmediato del encarcelamiento y el acoso de los medios de comunicación independientes y miembros de la sociedad civil.

5) Encomendar al Consejo Permanente que lleve a cabo un diagnóstico colectivo inmediato de la situación, de conformidad con la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, que se completará antes del 30 de noviembre, y que tome las medidas oportunas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.