Asamblea ataca a Dau después de problemas entre él y Vicente Blel | EL UNIVERSAL

PAGSOlémica y una gran tormenta de polvo entre el distrito de Cartagena y la gobernación de Bolívar generaron el encuentro entre los líderes William Dau Chamatt y Vicente Blel Scaff.

Todo comenzó el viernes de la semana pasada, cuando el gobernador Blel le pidió al alcalde Dau que abandonara el Puesto de Comando Unificado (PMU), justo cuando estaban a punto de celebrar una reunión entre empresarios, miembros del Congreso y El Ministro del Interior, Cartagena d’Alicia. Arango

Dau justificó su ausencia, indicando que ya conocía los enfoques de los empresarios para la recuperación económica y que no podía soportar estar en el mismo lugar que la senadora Daira Galvis y la representante Karen. Sacerdote.

Fue el final del esfuerzo conjunto con el gobernador Blel para superar la pandemia, ya que Dau hizo declaraciones firmes contra Blel el domingo después de que este convocó un consejo de seguridad en Cartagena para buscar soluciones a los robos y asesinatos que han ocurrido en las últimas semanas en La Heroica.

Dau entendió esto como una intrusión, indicando que estaba yendo demasiado lejos y que quería “ingresar al rancho”, y que el único que podía convocar este tipo de reunión en el distrito era él. Blel enfatizó que respondió con trabajo y no con discusiones.

El Consejo de Seguridad se celebró el lunes, con varios compromisos de las fuerzas de seguridad para buscar soluciones.

Y antes del panorama, la Asamblea de Bolívar se pronunció de forma oficial y rindió homenaje al gobernador, además, se lanzó de inmediato contra el alcalde William Dau.

“La Asamblea Bolívar expresa su solidaridad y apoyo al Gobernador, Vicente Blel Scaff, para que continúe actuando por el bienestar de Cartagena, ante la imprudencia de un presidente local que solo desprecia e ignorar a quienes, debido a su deber y su voluntad, quieren tener iniciativas a favor de la comunidad, el bienestar general y la protección de su población.

“No más insultos, denigraciones y falta de respeto hacia los líderes y los funcionarios públicos, porque con eso, solo alcanzamos la destrucción y el desequilibrio del tejido social y los trastornos, y lo que esperamos es más razón y acción en la reconstrucción de la ciudad que durante cientos de años espera una gobernanza específica, que cuenta con servicios públicos de calidad, educación efectiva y relevante, oportuna, humanitaria y de calidad, con una infraestructura física y tecnológicamente modernizada, una ciudad con valores y respeto por sus habitantes, con líderes enfocados en la construcción permanente de prosperidad y bienestar “, dijo la Asamblea.

Además, la compañía dijo que estaba preocupada por la situación en Cartagena en medio de la pandemia.

“En medio de la pandemia que nos ataca y contamina, vemos a un líder que, por ignorancia, orgullo y egoísmo, actúa con una especie de anonimato del gobierno, donde todo lo que es contrario a lo que se expresa, a que debería ser una buena gobernanza, buscando resultados positivos. Debido a que no saben que el liderazgo del gobierno debe actuar en coordinación y complementariedad para lograr resultados, ignoran que es responsabilidad de los gobernadores, en como agentes del Presidente de la República para el mantenimiento del orden público, para preservar la tranquilidad en la región, de su competencia y para responder a las relaciones y mecanismos de coordinación entre los diversos organismos responsables de la gestión de orden público. Lo que podría ser un trabajo unificado y efectivo de la gerencia departamental ha sido rechazado, en medio de acusaciones excesivas sin tener en cuenta la emergencia actual “, dijo la Asamblea, expresando su rechazo a Sobre Dau vs. Blel.

“No es legal”

Además de la Asamblea, otros sectores apoyan la decisión del gobernador Blel y señalan que actuó bajo la ley, citando al Consejo de Seguridad.

Alegan que el Decreto 2615 de 1991 faculta a los gobernadores para autorizar u ordenar los consejos municipales de seguridad. También recuerdan que en medio de la emergencia de COVID, la Presidencia ha ordenado asuntos de orden público, sus órdenes serán seguidas de inmediato y preferiblemente en las disposiciones de alcaldes y gobernadores, y de la misma manera las disposiciones de los gobernadores en Los alcaldes.

Sin embargo, el secretario del interior del distrito, David Múnera, indica que el decreto 2615 de 91 se publicó hace muchos años, cuando los distritos acababan de nacer, invitando a analizar más regulaciones actuales, como la ley 399 .

“Es cierto que en términos de orden público el primer presidente, el segundo gobernador y el tercer alcalde, pero aquí no estamos hablando de un problema de instrucción, sino de quién debería convocar a una agencia de seguridad”. El gobernador convocó al consejo de seguridad del departamento, está completamente dentro de sus derechos, pero no es la primera autoridad del distrito “, dijo Múnera.

También señaló que en la invitación enviada por el Interior al Consejo de Seguridad, dice textualmente: “Consejo de Seguridad Extraordinaria del Distrito de Cartagena”.

You May Also Like

About the Author: Alejandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *