Apuesta por la reactivación | EL UNIVERSAL

OLa propuesta de la Alianza Productiva, dirigida por Asohofrucol, tiene como objetivo reactivar la producción de banano en Marialabaja.

La iniciativa, que involucra a 38 productores de dos cantones de este municipio (Retiro Nuevo y Colú), permitirá cultivos con una mayor densidad de siembra y una mayor producción.

En Marialabaja, como en muchas regiones bananeras del departamento, los productores han avanzado durante años los métodos tradicionales de plantación: el 4×4, que permite 625 plantas por hectárea. Otro sistema es 3×3, con 1.300 plantas, pero Asohofrucol ahora ofrece una propuesta que permite plantar de 2.500 a 5.000 plantas en la misma hectárea.

El nuevo método se llama 4×1, 4 metros entre hileras y un metro entre plantas. Esto da una densidad de plantación inicial de 2.500 plantas por hectárea. Luego, a los 6 o 7 meses, se realiza una segunda siembra en el espacio entre las filas, entre 4 metros, para completar otras 2500. En total, 5,000 plantas en una hectárea en dos plantaciones diferentes, explica Osmer Sarmiento Cabarcas, ingeniero agrónomo, asistente técnico I, de Asohofrucol.

La primera experiencia de este método de plantación de alta densidad en Bolívar fue hecha por Asohofrucol con un grupo de pequeños productores en Cañaveral (Turbaco). Allí, se realizó una cosecha de 2 hectáreas, aplicando este modelo que, en el país, ya tenía historia en Urabá y en las llanuras orientales. “En Cañaveral, los resultados fueron sorprendentes. Se realizaron grupos de 13 kilos por planta y producciones de 45 a 50 toneladas por hectárea. Se realizó una buena maniobrabilidad, con un solo corte”, dijo Sarmiento Cabarcas.

Hasta ahora, la experiencia con este método de siembra de alta densidad ha arrojado un promedio de 14 a 15 kilos por racimo en el país o de 60 a 65 toneladas por hectárea. Para Marialabaja, el objetivo es superar los 14 kilos por racimo, aprovechando otros factores típicos de la región, como la calidad del terreno y la existencia del distrito de riego.

PROYECTO MARIALABAJA

En Marialabaja, la iniciativa lleva aproximadamente un año y, aunque la sequía y la pandemia de coronavirus han retrasado el cronograma, ya se ha llevado a cabo la capacitación y se ha establecido una parcela de demostración, que ya está en floración.

Para este proyecto, la variedad utilizada es el plátano hartón y las semillas se obtienen de la misma área, para no correr riesgos para la salud al traer plántulas de otras regiones del país, en particular debido a la posible propagación de Fusarium R4T, una enfermedad que marchita las plantaciones de plátano y se detectó en los últimos meses en La Guajira.

38 familias participan en la Alianza Productiva Bananera de Marialabaja, donde cada hectárea está vinculada al proyecto. El aliado comercial es Natural Foods International SAS, un productor de rodajas de plátano frito con sede en el área de libre comercio de Cartagena, que exporta a los Estados Unidos. Comprarán toda la producción.

RECURSOS DEL PROYECTO

Luis Carlos Álvarez, jefe del departamento de Asohofrucol, recuerda que esta alianza productiva es parte del reciente llamamiento lanzado por el Ministerio de Agricultura. Está compuesto por productores, un aliado comercial, pero también se beneficia del apoyo de otras entidades. Esta alianza debe esperar los resultados del proceso de selección, para ver si se aplica, si la alianza es viable y rentable.

Este proyecto está cofinanciado por el Ayuntamiento de Marialabaja (que trabaja con la preparación del suelo y los suministros). Aportan alrededor de 22 millones de pesos. Asohofrucol, con asistencia técnica y la implementación de buenas prácticas agrícolas, aporta 27 millones de pesos; mientras que el Sena se entrena en el fortalecimiento socioeconómico. Su contribución en estos entrenamientos será de 17 millones de pesos, por un total de más de 66 millones de pesos. Los productores contribuyen al trabajo.

Las contribuciones de Asohofrucol se enmarcan en el Plan Nacional de Desarrollo Hortícola, que está presente en 22 departamentos y tiene recursos parafiscales que superan los 15 mil millones de pesos. De aquí provienen los recursos de Asohofrucol para el proyecto Marialabaja.

Cada departamento tiene un porcentaje de inversión de estos recursos según su nivel de recaudación. En Bolívar, el objetivo de la recolección es de 544 millones de pesos para 2020. Las empresas para el procesamiento de alimentos, los distribuidores de frutas y verduras y las grandes cadenas de tiendas pagan las contribuciones parafiscales.

Asohofrucol interviene en la parte técnica, que en Bolívar representa recursos de alrededor de 450 millones de pesos, con 9 profesionales en primera línea del plan.

Beneficiarios

El proyecto de alianza de producción de plátano, con el sistema de alta densidad de siembra, beneficiará a 38 familias productoras de las ciudades de Retiro Nuevo y Colú (Marialabaja).

Nancy Batista de Retiro Nuevo es una de las beneficiarias y se asegura de que ella y su familia sean agricultores de por vida. Dedican 4,5 hectáreas a este cultivo. En condiciones normales y con métodos de plantación tradicionales. Allí, una hectárea produce 50 y 60 paquetes.

“Tradicionalmente, plantamos entre 1,000 y 1,200 plántulas por hectárea. Con el nuevo método, inicialmente sembraríamos 2.500 plantas y en un segundo sembraría otras 2.500, para 5.000 plantas en total. El plan está en la etapa de capacitación y en una trama de demostración. Esperamos que el sistema permita que al menos cada rodaja de plátano pierda un peso de 12 kilos “, dijo.

Con Asohofrucol “agradecido”, dijo Batista.

Por su parte, Alfonso Olave, perteneciente a la Asociación de Productos Colú (Asoprocolú), asegura que se ha dedicado al cultivo de plátanos y cítricos durante más de 40 años. Él asigna alrededor de 4 o 5 hectáreas a esta producción. En el caso de los plátanos, en condiciones normales, recibe 50 paquetes de este producto por mes, pero recuerde que antes de la llegada de la sigatoka negra, se podrían recolectar hasta 100 paquetes por mes.

Trabajando con Asohofrucol, él especifica que “nos brindan atención técnica con sus profesionales para tener mejores producciones … Antes de su llegada a la región, éramos huérfanos …”.

Explique que antes se usó un sistema de siembra 4×5 y ahora adoptaremos el sistema de siembra 4 x 1, la alta densidad de siembra. La idea es aumentar la producción y la calidad del plátano (más grande). Subraya que con la alianza, será posible tener un aliado comercial. También argumenta que hay poca colaboración formal en el área de marketing y asistencia técnica en el área. Sin embargo, reconocen la asistencia de la ACI en cuestiones fitosanitarias.

You May Also Like

About the Author: Benjamin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *